jump to navigation

Potencia y Velocidad: El Pedaleo en las bajadas September 2, 2010

Posted by roberto in Entrenamiento.
trackback

A continuación una traducción personal de un artículo publicado por Joe Friel en su blog. El original lo pueden leer aquí.

Hace algún tiempo atrás, un triatleta me preguntó respecto de cómo debería enfrentar los tramos de bajada con su bicicleta. ¿Cómo debe ser el pedaleo: fuerte, suave o solo dejarse llevar? Esa es una buena pregunta y también se aplica a las competencias de contrarreloj. No se aplica a los maratonistas, dado que la velocidad que alcanzan no es significativa como para tener en cuenta una resistencia sustancial del viento.

En bicicleta, a medida que la velocidad se incrementa linealmente (gráficamente, una línea recta, por ejemplo desde 20 km/hr a 25 km/hr), la potencia requerida para aumentar la velocidad se incrementa exponencialmente. Esto se debe fundamentalmente a la resistencia que opone el aire. La fuerza necesaria para vencer la resistencia aérea es función del cubo de la velocidad (esto es la velocidad del ciclista elevada a la tercera potencia). De modo que, mientras solo se observa un aumento del 25% en la velocidad desde 20 a 25 km/hr, el incremento en la energía requerida para lograr esos 5 km/hr adicionales es del orden del 75%.

¿Por qué es que destaco lo anterior? Porque cuando se está en una bajada, con la velocidad en aumento, si se desea ir más rápido aún, el gasto de energía invertido en el adicional de velocidad será significativo.

Conclusión: existe un viejo adagio que dice que si estás pedaleando en una trayectoria rápida (de bajada) pedalees liviano; pero si estás en una trayectoria lenta (de subida) lo hagas con fuerza. Así es que cuando se rueda rápido de bajada no hay que gastar energía en aumentar la velocidad, pero sí hay que hacerlo cuando se pedalea de subida. Mientras más largo sea el evento más importancia cobra este consejo.

A propósito de lo último: el mejor consejo que he visto viene de Alan Couzens, un fisiólogo del ejercicio y entrenador de triatlón. El trata de imprimirlo en sus triatletas con su “regla del 50-40-30-20-10”. Dice más o menos así:

No pedalear si la velocidad es mayor a 50 km/hr

Pedalear liviano si la velocidad es mayor a 40 km/hr

Pedalear a ritmo si la velocidad es mayor a 30 km/hr

Pedalear moderadamente fuerte si la velocidad es mayor a 20 km/hr

Pedalear fuerte si la velocidad es mayor a 10 km/hr

En el blog de Alan existe una serie de tres  artículos que justifican esta regla. Recomiendo que lo lean aquí.

Puede que la regla del Ironman de Alan no se aplique en la distancias de ruteo, pero el concepto es el mismo: Conservar energía cuando la velocidad es alta, gastar energía cuando vamos lento. Cuánta energía depende de cuán rápido vamos en la bicicleta, cuán larga es la distancia y cuán en forma se encuentra el deportista. Mientras menos estado físico se tenga más conveniente es ahorrar energía en las bajadas. Basado en este concepto te puedes construír tu propia regla para cada evento que realices.

De modo que la respuesta a la pregunta del deportista en el primer párrafo comienza con (Uds. ya lo adivinaron) “… depende…”. Depende de la velocidad, de la duración del evento y del estado físico.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: