jump to navigation

Stalingrado – Antony Beevor March 30, 2011

Posted by roberto in Libros.
add a comment

Hoy les dejo la reseña del libro del título, en esta ocasión escrita por Eduardo Martín Larequi García, webmaster del sitio lenguaensecundaria.

Un relato histórico estremecedor

Hace muchos años, cuando era joven e indocumentado, solía leer Selecciones del Reader’s Digest, cuya suscripción pagó durante bastante tiempo mi padre, en uno de sus habituales gestos —que nunca le he agradecido como se merecen— para motivar el hábito de lectura entre los miembros más jóvenes de la familia. En realidad, mi respuesta a su generosidad fue un tanto displicente, porque rápidamente le pedí que dejara de comprar la revista —eran los tiempos de la transición y del compromiso político— cuando en alguna parte me enteré de que servía a los propósitos del Departamento de Estado norteamericano. Fue aquélla una rotunda victoria sobre el imperialismo yanqui, de la que durante un tiempo me sentí secretamente orgulloso, aunque reconozco ahora que la revista me gustaba mucho y que saqué gran provecho de sus artículos y reportajes, y especialmente de los relatos abreviados que sistemáticamente ocupaban su sección final.

Uno de ellos me causó una particular impresión. Se trataba de Enemy at the gates: The Battle for Stalingrad, de William Craig, publicada por la Reader’s Digest Press en 1973; no sé muy bien en qué año la leí, pero probablemente sería a fines de los setenta, dado que la edición española se publicó en 19751. A pesar del tiempo pasado desde entonces, tengo fresco el recuerdo de los combates, las crueldades y destrucciones que allí se narraban. Los sonoros nombres rusos y alemanes que protagonizaban aquella terrible historia Zhukov, Von Paulus, Von Seylidtz, la fábrica de tractores Barricada, la garganta del río Tsaritsa, los aeródromos de Pitomnik y Gumrak, muchas veces releídos, quedaron asentados en alguna zona oscura de mi memoria, esperando una renovación, un despertar.

Volví a encontrarme con la historia de Stalingrado hace unos cuantos años, en una película alemana de título homónimo que no tuvo demasiado impacto en las carteleras españolas. A pesar de su dramatismo e intensidad, el filme de Joseph Vilsmaier (1993) no llegó a renovar la antigua fascinación. Pero los recuerdos debían de estar pugnando por volver a la superficie, tal vez estimulados por las fragmentarias noticias que iban llegándome acerca del rodaje de Enemy at the Gates, la muy esperada película de Jean-Jacques Annaud que participó en el Festival de Berlín (cuando la vea se cerrará un curioso círculo, que comprende más de veinte años de mi vida).

No creo que fuera casualidad, pues, que en uno de mis habituales recorridos por las librerías de Pamplona me llamara la atención un volumen de pálidas cubiertas azules y presentación minimalista, que junto al prometedor título de Stalingrado lucía una banda promocional roja, donde se elogiaba su contenido y se hacía referencia a su éxito comercial (3ª edición en España)2. Eché un vistazo al índice, leí la primera página del prefacio, y decidí comprar el volumen. No esperé a llegar a casa para comenzarlo. Muy al contrario, me dispuse a practicar esa peligrosa costumbre que es leer mientras se camina por las aceras. Afortunadamente, el trayecto era corto y los ciudadanos de Pamplona comprensivos con mi extravagante comportamiento. Antes de llegar a casa, ya había decidido que, a pesar de mi total falta de preparación para tales menesteres, iba a reseñar esta obra histórica. El lector me perdonará tal osadía, que quizás sea más aceptable si tiene en cuenta que, por encima del completísimo aparato de fuentes, notas, apéndices, índices, fotos y mapas (más de setenta páginas en total)3, el libro de Beevor ofrece una narración de tal potencia e intensidad que su lectura tiene toda la fuerza de una novela, de un solemne y cautivador relato épico. Aunque lleno de pormenores estratégicos y tácticos, de detalles sobre maniobras diplomáticas, políticas y militares, de datos, cifras y estadísticas, los protagonistas absolutos de esta espléndida obra no son frías abstracciones ideológicas o descarnados conceptos estratégicos, sino seres humanos reales y concretos, muy a menudo identificados con nombres y apellidos: no sólo los soldados alemanes y rusos que rivalizaron en tenacidad, determinación y fiereza durante la batalla de Stalingrado (invierno de 1942-1943), sino también los desgraciados civiles soviéticos atrapados en medio de un huracán de hierro y fuego como hasta entonces no había conocido la historia de la guerra. (more…)

Advertisements

Calidad del Entrenamiento – Joe Friel March 29, 2011

Posted by roberto in Entrenamiento.
add a comment

Esta semana, Joe Friel, publica el artículo: Entrenamiento de Calidad, me pareció interesante compartir con ustedes una traducción personal del mismo. El original, en inglés, lo pueden leer aquí.

Después del período de fondo, está la construcción de la base, en este período la concentración debe estar en los entrenamientos clave, no solo en el volumen semanal. Calidad, no cantidad, determina el rendimiento.

El comentario anterior fue publicado via Twitter, en la cuenta de Joe Friel, y tuvo como respuesta una pregunta: “¿Qué es entrenamiento de calidad?” Una buena pregunta. La respuesta apunta a lo que es el corazón de la periodización. Me gusta Twitter, dice Joe, pero responder preguntas complejas en 140 caracteres no es fácil, en este caso toma un poco más.

Voy a comenzar poniendo las cosas en perspectiva.

El entrenamiento de cantidad es simple: Se trata de cuántos kilómetros, horas, metros o potencia se hace en una semana. Es el volumen. Solo se necesita una calculadora para registrarlo. Este es el objetivo del período de construcción del fondo (Base Period), ganar estado físico solo entrenando, Realizando mucho entrenamiento “no específico”. En este caso; “no específico” significa que los entrenamientos no son necesariamente como los eventos para los cuales se está entrenando. Por ejemplo se pueden levantar pesas, algo que no harás en ningún momento de la competencia. Levantar pesas es “no específico”. Las rutinas que profundizan o desarrollan la técnica son no específicas, dado que no se realizan durante una competencia. De la misma forma, en el período de fondo puedes entrenar subidas, aún cuando las carreras se desarrollen en un recorrido plano. Este es otro entrenamiento “no específico”. (more…)

La Frase de la Semana March 28, 2011

Posted by roberto in Uncategorized.
add a comment

La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor los consuela de lo que son.

Winston Churchill

Ruteo Colmo – Cuesta Nogales March 27, 2011

Posted by roberto in Entrenamiento.
add a comment

La ruta de hoy es toda una novedad en el blog, pues se trata de una ruta en la Quinta Región.

Preparándonos para la Clásica Los Vilos 2011 salí junto al Cicloclub Viña del Mar, y vaya que es exigente el grupo, un ruteo intenso en el que todos muestran un ritmo similar. Leáse “todos excepto quien escribe”.

El punto de partida está en la localidad de Colmo, en una estación de servicio ubicada en la Ruta 60 CH. El día se presenta soleado pero bastante frío.

Nos reunimos poco más de once pedaleros y a las 09:16 damos inicio al ruteo. Tras un par de kilómetros tomamos la ruta Colmo-Valle Alegre, me mantengo tras Robert Barsby que rueda a un ritmo intenso que mantendría durante toda la salida.

Este camino tiene una longitud total de poco más de 17 km, fácilmente divisible en tres tramos: el primer tramo nos da la bienvenida con una subida de 3,5 km que nos pone a prueba pues aún estamos fríos, me quedo entre los tres últimos y llegamos al final, donde un falso plano nos permite un leve respiro, el segundo tercio se compone de una serie de subidas y bajadas exigentes cada una de ellas; debo bajar al 34 y subir con 17 y 19. El último tercio ya no tiene subidas pronunciadas, sino que algunas bajadas y mucho falso plano. En este camino ya he olvidado el frío de la mañana pero me mantengo con el chaquetín. (more…)

Ruteo La Dormida March 6, 2011

Posted by roberto in Uncategorized.
add a comment

El autor en la cumbre

Para el ruteo de hoy nos juntamos nada menos que 19 pedaleros dispuestos a hacer cumbre en la mítica cuesta La Dormida.

Nos reunimos alrededor de las 09:00 en el sector Larapinta, vecino a Lampa y alrededor de las 09:15 iniciamos el pedaleo a muy buen ritmo. Un pinchazo en el camino Lampa Til Til nos dió un respiro antes de continuar viaje, seguimos por la ruta alternándonos con frecuencia y luego de 28 km iniciábamos el ascenso.

Más de un par de veces se ha reseñado esta ruta en este blog y ahora voy a resumir muy brevemente el ascenso: esta cuesta tiene 11 km de longitud por su vertiente oriente, nunca cede, es un eterno ascencos, los primeros 4 km son de dificultad media y desde el 4 al 6 sube un poco, del 6 al 7 un poco más y del 7 al 9 te dan ganas de dar la vuelta, una vez pasas el 9 solo debes aguantar y harás cumbre feliz de la vida.

Para algunos de los nuestros, esta era la primera vez que subían.

Les dejo las fotos, tomadas en su mayoría por Esteban Troncoso, que reveló no solo una veta gráfica desconocida, sino que además coronó en segundo lugar la cumbre a escasos metros de Pablo Lagos.

Les dejo las fotos para compensar un poco la ausencia de datos técnicos. (more…)

Humor March 4, 2011

Posted by roberto in Humor.
add a comment

Via Dosisdiarias

Equinacia y la EPO en la sangre March 3, 2011

Posted by roberto in Nutricion, Salud.
Tags: ,
add a comment

La hormona Eritoproyetina (EPO)

El artículo a continuación es una traducción personal de su original, en inglés, publicado en el sitio de la revista Cycling Plus, y el original lo pueden leer aquí.

De acuerdo a un estudio reciente una dosis diaria de equinacia puede ayudar al metabolismo a incrementar los niveles de la hormona eritoproyetina (EPO) y de esa forma aumentar los glóbulos rojos de la sangre, incrementando significativamente la resistencia.

Dado que los glóbulos rojos transportan el oxígeno a los músculos, incrementar los niveles de la EPO es una ayuda ergogénica, elevando el rendimiento y permitiendo aumentar el esfuerzo durante más tiempo. La hormona se produce naturalmente en los riñones, pero el uso de EPO sintética y su introducción en la sangre es un problema de actualidad en el ciclismo profesional. Esto es a la vez ilegal y peligroso.

El Dr. Malcolm T. Whitehead del Departamento de Terapia Física, de la Universidad Estatal de Arkansas, USA, dice “El abuso de EPO sintética puede resultar en un incremento de la viscosidad de la sangre, y si los glóbulos rojos se incrementan más allá de un cierto punto, la sangre se hace más densa. Esto significa que no fluye adecuadamente a través de los capilares, incrementando la presión sanguínea, y posiblemente cree las condiciones para que se produzca un infarto”.

Sin embargo; como se trata de una hormona que se produce naturalmente en el organismo, aumentar sus niveles en forma segura y natural es posible e incluso deseable. El estudio reciente que se menciona al principio proviene del Departamento de Salud Humana y Rendimiento de la Universidad Estatal del Noroeste, USA, en él se encontró que la equinacia podría ser una alternativa legal de incrementar los niveles de la hormona. (more…)

El Secreto del Peregrino – Peter Harris March 2, 2011

Posted by roberto in Libros.
add a comment

Peter Harris publicó anteriormente una novela de cierto renombre: El Enigma Vivaldi, una muy buena novela ambientada en la Venecia antigua basada en manuscritos perdidos con poderosos secretos, pero que no son más que una base para desarrollar una excelente trama de intriga y misterio.

Al igual que su predecesora, El Enigma del Peregrino, se basa en la biografía, novelada y de ficción, de un personaje que realmente existió: Nicolas Flamel, quien desarrolla una peregrinación a Santiago de Compostela para desentrañar el secreto de un libro de alquimia: El Libro de Abraham el Judío.

Una noche de 1356, el escribano parisiense Nicolás Flamel tiene una visión: un ángel le muestra un extraño libro. Si logra hallarlo y descifrar su contenido, alcanzará la meta por la que muchos sabios han suspirado a lo largo de los siglos. Dos décadas después, en Castilla, un médico judío y estudioso de la cábala recibe una enigmática visita. Se llama Moisés Canches y vive en León, en el corazón del llamado camino francés, que lleva a los peregrinos hasta Compostela. Mientras, en Venecia, un rumor inquieta a las grandes familias: un alquimista ha conseguido transformar metales viles en oro. Los cimientos de la ciudad se tambalean, pues sus riquezas podrían perder valor de la noche a la mañana. Nace, entonces una sociedad secreta cuyo objetivo último es borrar todo rastro del alquimista y su fuente de saber. El Camino de Santiago, la ciudad del apóstol, es también el tablero de juego de una Europa asolada por la guerra y las intrigas.

Es un libro que no defraudará cuando de entretenerse se trata, buena trama, personajes bien caracterizados y bien ambientado históricamente en la Edad Media.