jump to navigation

Educar para la paz – José Saramago October 31, 2010

Posted by roberto in Aforismos.
add a comment


Resulta mucho más fácil educar a los pueblos para la guerra que para la paz.

Para educar en el espíritu bélico basta con apelar a los más bajos instintos.

Educar para la paz implica enseñar a reconocer al otro, a escuchar sus argumentos, a entender sus limitaciones, a negociar con él, a llegar a acuerdos.

Esa dificultad explica que los pacifistas nunca cuenten con la fuerza suficiente para ganar… las guerras.

Advertisements

Ruteo Noviciado – Camino a Til Til October 31, 2010

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
add a comment

El ruteo de hoy ha sido clasificado como un ruteo de intensidad media a alta, aunque se podría bajar un poco su categoría y dejarlo como de intensidad media si se atiende su recorrido, que alcanza alrededor de 85 km y no tiene subidas de consideración. Eso en la teoría.

En la práctica, la intensidad la fija el estado de ánimo del grupo y el mismo recorrido puede tener diferentes categorías.

Es así como hoy día nos dimos el lujo de justificar y superar esta categorización: el promedio de velocidad total fueron brutales 30,2 km/hr. (more…)

Categoría de cuestas, puertos y subidas – Tercera Parte October 26, 2010

Posted by roberto in Entrenamiento.
add a comment

Categoría de Puertos Según Ramón Llorens

Siguiendo con esta entrega, les presento a continuación el método de categorización de puertos propuesto por Ramón Llorens en su página del club provencalenc y que pueden consultar directamente aquí.

El método de Ramón es increíblemente sencillo, propone utilizar la suma del 10% del ascenso más la máxima pendiente que se registra en el ascenso. Dimensionalmente suma unidades de longitud (metros en este caso) más un número adimensional (%), y define una tabla con las categorías que coincide muy de cerca con las categorías que las organizaciones ciclistas le han dado a los puertos más famosos.

Para ejemplificar su método utiliza el puerto de Tibidabo, en Barcelona (la primera vez que escuché del Tibidabo fue leyendo la novela La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón, pero eso es otra historia).

Los números:

Altura Inicial: 160 msnm (en el Valle Hebrón)

Altura final: 480 msnm (en la zona de atracciones del Tibidabo)

Altura del Puerto: 480 m – 160 m = 320 m

Longitud del recorrido: 7.950 m

Pendiente máxima: 9%

Porcentaje promedio del puerto: 320 m/7950 m = 4%

Categoría del Puerto: 10% de la altura + pendiente máxima = 0,1*320 + 9 = 41

Personalmente observo que Ramón calcula la pendiente promedio sobre la distancia recorrida (la hipotenusa) en lugar de hacerlo sobre el avance horizontal (el cateto), lo mismo hacen los de APM, pero reconocen el error conceptual y lo justifican debido a que el error inducido es pequeño. (more…)

Sobre el valor de las cosas October 25, 2010

Posted by roberto in General.
add a comment

Autor Anónimo

En cierta ocasión durante una charla que di ante un grupo de abogados, me hicieron esta pregunta: “¿Qué es lo más importante que ha hecho en su vida?”

La respuesta me vino a la mente en el acto, pero no fue la que di, porque las circunstancias no eran las apropiadas. En mi calidad de abogado de la industria del espectáculo, sabía que los asistentes deseaban escuchar anécdotas sobre mi trabajo con las celebridades.

Pero he aquí la verdadera, la que surgió de lo más recóndito de mis recuerdos. (more…)

Grasas y carbohidratos en el ciclismo October 24, 2010

Posted by roberto in Nutricion.
2 comments

Lo siguiente es una traducción personal de un artículo del gran Joe Friel, publicado en su blog, y que pueden leer en inglés aquí.

En un deportista, es crítico determinar la preferencia de su sistema metabólico en cuanto al tipo de alimento que usa como energía para desarrollar trabajo. Es un asunto particularmente crítico cuando se trata de atletas de grandes distancias, independientemente del deporte.

La cuestión es: ¿utilizas grasa o azúcares como fuente principal de energía? La mayoría de los deportistas no lo saben, a pesar de ser una información valiosa, especialmente en eventos de más de cuatro horas de duración.

Un factor limitante en una competencia de este estilo es la ingesta de carbohidratos. Si no se ingieren suficientes azúcares durante el evento, el rendimiento se verá disminuido, lo que hará que el nombre del deportista en la lista de resultados esté seguido por la sigla DNF (did not finish). Como contrapartida; una ingesta exagerada de azúcares impedirá al intestino procesarlas adecuadamente provocando hinchazón y naúseas.

El factor genético del individuo es decisivo al momento de utilizar carbohidratos en este tipo de eventos. El sistema metabólico de algunas personas quema porcentualmente más carbohidratos en el total de calorías consumidas. Ellos son “consumidores de azúcares” y deben tener muy en cuenta la ingesta de carbohidratos. El tipo “consumidor de grasa” tiene un sistema metabólico que preferencia el uso de grasa como alimento y mantiene los azúcares como una reserva. Este individuo está “metabólicamente diseñado” para las largas distancias. Esto puede ser el resultado de una herencia genética afortunada… o de un entrenamiento efectivo. (more…)

Ruteo Melocotón October 24, 2010

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
add a comment

Por Gabriel Acuña

Una mañana soleada, digna de una primavera, dió un gran marco para iniciar la ruta de este domingo.

En esta ocasión, 25 fueron los pedaleros que nos reunimos en las inmediaciones del Mall Tobalaba (centro comercial ubicado en la zona sur de Santiago), la ruta tenía como destino la zona de El Melocotón, ubicada en el corazón del Cajón del Maipo, precordillera del área metropolitana, y de una belleza realmente impactante, que hace de esta ruta, una habitual alternativa para quienes practicamos el ciclismo.

Vamos a la ruta…

Comienza el pedaleo a un ritmo, yo diría social, pues permite, mantener conversaciones con el resto de nuestros compañeros, a pesar que la orografía del terreno, muestra un marcado falso plano, que poco a poco y silenciosamente irá mermando nuestras energías.

Al poco andar, la bicicleta de la única integrante femenina del grupo, nuestra compañera Catalina Zilveti, sufre un pequeño desperfecto, el cual es salvado, por lo que retomamos la marcha.

El pedaleo transcurre sin grandes novedades ni incidentes que lamentar, por lo que prontamente nos encontramos ante el descenso de la cuesta de Achupallas.

Luego de esto nos enfrentamos a una corta aunque durísima ascensión de un tramo de aproximadamente 700 metros, conocido como “el murallón”, que hace la selección natural de los pedaleros, atendiendo a su estado de forma. El tiempo involucrado fueron 28 minutos a un promedio de 22,5 km/hr

 

 

Desde esta zona nos acompaña un tupido y frondoso paisaje verde, teniendo como telón de fondo las cumbres de nuestra hermosa precordillera.

Ya a esta altura de la ruta, se han formado grupos, debido a que el ritmo se ha intensificado lo que sumado a las condiciones geográficas, hace que cada uno de nosotros tengamos que asumir un ritmo de pedaleo que vaya a la par con nuestras condiciones y estado físico.

El sol pega fuerte, el cansancio se hace patente… nadie quiere quedar muy descolgado, y ya se transforma en una lucha individual por llegar dignamente al punto de retorno… que se aproxima.

 

Ya hemos llegado a la apacible zona de El Melocotón, flanqueada por imponentes cerros, que de una u otra forma nos hace percibir la majestuosidad de la montaña.

Nos damos el tiempo suficiente para reagruparnos, beber algo fresco, conversar de lo humano y lo divino, y también mentalizarnos para el retorno que habitualmente y esta vez no fue la excepción se realiza a un ritmo bastante fuerte, lo que sumado a los kilómetros ya recorridos por un camino en constante ascenso, hacen que deje de ser un apacible pedaleo.

Ya en pleno retorno, se comienza a sentir un ritmo mucho más fuerte, también sentimos el viento que complica y hace aun más duro el retorno, definitivamente ya nadie conversa, la concentración en los pedaleros es notoria también las ganas de mantenerse en el grupo, que no baja la velocidad de marcha en ningún tramo… todos con volante grande y a dar lo mejor para terminar el recorrido.

Ya hemos avanzado hasta “Cuesta Achupallas”, corta ascensión que hace mella y termina por desbaratar al pelotón.

Hemos llegado al Mall Tobalaba, sin incidentes que lamentar, cubriendo una distancia de aproximadamente 80 kms… y con la grata… muy grata sensación de cumplir una nueva ruta… quienes somos amantes de este bello deporte, sin duda me entenderán.

Discurso de Nibaldo Mosciatti al recibir el Premio Embotelladora Andina 2010 October 23, 2010

Posted by roberto in General.
add a comment

En mi ciudad, Santiago de Chile, escucho las noticias de Radio Bío Bío, en las mañanas. Elijo no ver las ¿noticias? por televisión, cualquiera sea el canal.

Considero la dirección periodística de la radio: Periodismo de Verdad, aquello que me acerca a la Realidad Real, frase aprehendida de mi profesor Nicanor Parra, y hoy quiero compartir con ustedes el discurso de Nibaldo Mosciatti, director de Radio Bío Bío, al recibir el Premio Embotelladora Andina 2010 (cocacola en Chile).

Un discurso en el que Nibaldo asevera que existen “dos periodismos: Uno, el que le habla a la gente, porque piensa en la gente y siente que está al servicio de ella. Otro, el periodismo que le habla a los poderes, porque vive en ese rincón restringido y cálido –pero nunca gratis– que los poderes guardan a ese periodismo. Es un rincón un poco humillante, como esas casuchas para los perros guardianes, que te guarece de la lluvia pero que incuba pulgas y garrapatas, pero allí nunca falta el tacho con comida. Sabe mal, pero alimenta.”

Es fácil entender por qué las palabras de Nibaldo descompusieron la cara de nuestra Ministra Secretaria General de Gobierno, Ena von Baer, y la obligaron a salirse del libreto para replicarlo.

A su vez, el discurso me recuerda un artículo de José Antonio Pérez (que pueden leer aquí), en el que relata el despido de un periodista que se atrevió a denunciar la corrupción escondida tras la construcción del Aeropuerto de Ciudad Real en España.

Carlos Otto-Reus, que así se llama el periodista, nos dice: “Trabajos quizá pueda tener muchos, pero conciencia ciudadana sólo una”

Las palabras de Nibaldo Mosciatti, abundan sobre lo anterior, y son una lección de dignidad para los periodistas, los ingenieros, los abogados, los médicos… Para todos nosotros; los ciudadanos. (more…)

Leyendo: El Discurso Secreto de Tom Rob Smith October 22, 2010

Posted by roberto in Libros.
add a comment

Hace un tiempo atrás reseñé la primera novela de este autor: El Niño 44 (que pueden leer aquí), y es realmente soberbia.

Aunque no he terminado aún de leer esta nueva entrega, puedo anticipar que es tan buena como la anterior. Si bien el protagonista es el mismo, se puede leer en forma independiente; transcurre en la época inmediatamente posterior a la muerte de Stalin, durante el mandato de Jruschev, y relata con maestría toda la atmósfera que se vive a través del retrato sicológico de los personajes.

Smith es capaz de traspasar al lector toda la angustia vivida por esa sociedad en aquel tiempo, con realismo y rigor, dada la amplia documentación que llevó a cabo y que además se puede comprobar en libros históricos como en las dos magníficas obras de Orlando Figes (La Revolución Rusa y Los que Susurran).

En una ocasión, el protagonista realiza un viaje en un barco-prisión, que transporta prisioneros hacia los Gulags de Siberia y en el viaje relata el amotinamiento y lucha de los prisioneros durante una tormenta. En estos tiempos en que gracias a la imagen computarizada ya prácticamente nada nos asombra resulta sorprendente cómo el autor es capaz de recrear en nuestra mente esa escena, haciendo uso de solo palabras. En blanco y negro.

El protagonista de esta historia es Leo Stepanovich Demidov, un condecorado héroe de la Segunda Guerra Mundial que entra a formar parte de la agencia estatal de seguridad, el temido MGB (más tarde denominada KGB). Sostiene una lucha interna por enmendar su pasado, pasado en el que traicionó personas inocentes cumpliendo su deber para con el estado. En esta lucha logra dirigir una anónima sección responsable de esclarecer homicidios, homicidios que el estado busca ocultar e ignorar pues constituyen una paradoja en un mundo de igualdad, el llamado “paraíso socialista”.

Tom Rob Smith es hijo de madre sueca y padre inglés. Licenciado en Literatura Inglesa por la Universidad de Cambridge.

Les animo a leerla, en una escala de 1 a 7 se gana merecidamente un 7.

El texto de contratapa que resume la trama:

Un tiempo de cambio

Unión Soviética, 1956: la muerte de Stalin marca el principio del fin de un sistema donde la policía actuaba como los criminales. Aunque Jruschev promete reformar el país, hay fuerzas que no son capaces ni de olvidar ni mucho menos de reconciliarse con los nuevos tiempos.

Un hombre rompe su silencio

Leo Demidov, antiguo oficial del Ministerio para la Seguridad Estatal, se enfrenta a su propio pasado, encarnado en el odio de sus hijas, incapaces de perdonarle el mayor de sus pecados. Tanto ellas, como Leo y su mujer, Raisa, se encuentran en un grave peligro: alguien trata de ejecutar despiadadamente su particular venganza.

Un pueblo se alza contra aquellos a los que temía

Desesperado, Leo emprende su misión más peligrosa. Su lucha por superar sus demonios y salvar a su familia le llevará a recorrer los terribles gulags siberianos, a conocer las entrañas del sórdido mundo criminal y a sobrevivir en un infierno donde la redención es frágil como el cristal.

Categoría de Cuestas, Puertos y Subidas – Segunda Parte October 20, 2010

Posted by roberto in Uncategorized.
add a comment

El Coeficiente APM

Les contaba en la primera parte de esta serie que existe una página: http://www.altimetrías.net, que administran unos españoles fanáticos del ciclismo, las subidas y la ingeniería. No sé si en ese orden.

Es necesario reconocer que estos amigos han dedicado más de 7 años a realizar escaladas y registrar los datos, compartiendo su conocimiento e investigando todo lo publicado al respecto para determinar un método apropiado.

Según ellos mismos escriben en su página web: “También queremos dejar claro que si los autores anteriormente citados hubieran explicado con detalle la elaboración de los mismos (se refieren a a los coeficientes) y las tablas que aplican, es muy posible que no hubiéramos perdido tanto tiempo para buscar nuestra propia fórmula.”

Aunque parece ser que tanto esfuerzo ha tenido su recompensa en la forma de un amplio uso y reconocimiento a su método de categorización.

Antes de continuar, conviene acordar los conceptos que se utilizarán: en este texto altitud se refiere a los metros sobre el nivel del mar que tiene el lugar en que se pedalea, por contraposición al concepto de altura, que se refiere a la diferencia en metros del punto más alto al punto más bajo de un ascenso. La distancia es la longitud recorrida por nosotros en la bicicleta sobre el asfalto. Existe también la distancia horizontal, que es la proyección geométrica de la distancia sobre el eje horizontal. Por su parte, la pendiente, corresponde al porcentaje de metros ascendidos sobre los metros recorridos.

El coeficiente APM considera como variables principales la longitud de la subida y la pendiente promedio de cada kilómetro. Sin embargo, la escala no es lineal, a partir de porcentajes superiores al 5% se inicia una progresión en las cifras del coeficiente, lo que da buena cuenta del esfuerzo exponencial que significa enfrentar estos porcentajes. Este porcentaje, según los autores, es un buen indicador del punto en que se empieza a sentir la dureza de un ascenso.

Según los autores: “Esa progresión nos lleva a que en las grandes rampas los coeficientes se disparen. Y sucede que un sólo kilómetro al 15% puede darnos una dificultad superior a un puerto de 10 km al 5%. Sabemos que esto es discutible, pero recapacitemos, ¿os habéis parado a pensar lo que supone un kilómetro eterno al 15%? Cualquier cicloturista medianamente preparado se verá capaz de superar esos 10 km. al 5%, es cuestión de velocidad, pero, ¿cuántos se atreverían, sin la preparación adecuada y a principio de temporada, con esos mil metros al 15%?”

El método que utilizan se basa en asignar un número (coeficiente) a la pendiente media de cada kilómetro en ascenso. Para el puerto en cuestión, la suma de los factores determina su categoría. De esta forma se toma en consideración la dificultad de cada kilómetro y la longitud total, implícitamente, el método considera la pendiente promedio y el ascenso total.

Los amigos de altimetrías.net utilzan para sus mediciones un altímetro Cateye CC-AT100, y yo un Polar CS-400. Esta observación no es trivial, por cuanto la calibración de los instrumentos tiene gran influencia en las mediciones, aunque ambos se basan en un dispositivo barométrico para medir la altura. Junto con lo anterior, también es preciso indicar que las mediciones deben hacerse sobre la bicicleta, donde las variaciones de presión se perciben mejor que las que se tienen dentro de un automóvil.

Nuevamente cito a los autores: el objetivo que, en definitiva, todos perseguimos: llegar más lejos, más alto, con más fortaleza, CITIUS, ALTIUS, FORTIUS. Amén.”

Para finalizar, les dejo una tabla mostrando los coeficientes de dificultad APM (CAPM) de algunos de los puertos europeos más famosos junto con nuestra conocida Cuesta la Dormida, que es el único CAPM que he calculado hasta el momento.

Por último (ahora sí) les recomiendo dirigirse a la página www.altimetrias.net para más información, sobretodo para encontrar la tabla completa de coeficientes por pendiente promedio.

Puerto País Altitud [msnm] Desnivel [m] Longitud [km] Pendiente Promedio [%] Coeficiente APM
Angliru España 1570 1403 17,7 7,93 516
Alpe d’Huez Francia 1803 1073 13,1 8,19 278
Croix de Fer Francia 2067 1521 30 5,07 354
La Dormida Chile 536 657 11 6,6 144

El Sótano – David Zurdo y Angel Gutiérrez October 18, 2010

Posted by roberto in Libros.
add a comment

Este es un thriller de suspenso bastante breve, alrededor de 240 páginas que se leen rápidamente. No es un libro de terror como se puede creer sino más bien de suspenso tecnológico.

El estilo de escritura de los autores es bastante plano, pero sin incoherencias o cabo sueltos. Al más puro estilo Dan Brown la frase inicial es: “La tecnología que se menciona en este libro es real. Las noticias que se recogen dentro del texto son auténticas. Eso es lo que debería darnos miedo”.

Tal vez sea una buena elección para un público adolescente, ya que no es aburrido y la acción se sucede en cada página.

En una escala de 1 a 7 le pongo un 5 (generosamente).

Les agrego una adaptación del texto de la contraportada:

 

    En el sótano de la Universidad Complutense de Madrid se está llevando a cabo un experimento mortal.

    Un grupo de jóvenes okupa se toma un edificio abandonado junto a la Facultad de Física de la Universidad Complutense de Madrid. Descubren un lugar con las ventanas enrejadas y las puertas de metal aseguradas con cadenas. Pero no sospechan que esas barreras no están ahí para proteger la entrada sino para impedir la salida. Pronto comienzan a desaparecer uno tras otro… Ese será solo el principio de la pesadilla.

Y como bonus track, una foto del edificio que se tomaron los okupa.

Ruteo: Nos – Champa October 17, 2010

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
7 comments

Decir que el ruteo de hoy fue excelente es poco. Estuvo sencillamente extraordinario.

La ruta planeada se inicia en el pueblo de Nos, en la salida sur de Santiago, con meta en Laguna de Aculeo, 45 o 50 km hacia el sur dependiendo del punto de retorno.

Es una ruta plana, con una suave pendiente de bajada hacia el sur, que cobra su precio en el regreso: 24 agotadores kilómetros, en falso plano de subida, y con un viento que varía entre cruzado y de frente.

Pero no deja de ser una buena ruta, es extraño que no sea más frecuente en nuestras salidas, y como tal me había preparado para ella. (more…)

Las Leyes de Murphy aplicadas al ciclismo October 16, 2010

Posted by roberto in Humor.
2 comments

Este artículo es una adaptación de las conocidas Leyes de Murphy, compiladas en el libro Murphy’s Laws, de Arthur Bloch y en el genial Why me! de John Kirby.

La adaptación al ciclismo es un laborioso trabajo personal basado en mi experiencia personal.

Existe una curiosa asociación estadística entre eventos aparentemente independientes y que sin embargo tienden a repetirse odiosamente. Estamos solos en casa, tomamos una revista, nos sentamos en el baño y suena el teléfono. Podemos decidir no contestar, si es urgente llamarán de nuevo, nos justificamos, pero entonces suena el timbre de la puerta. ¿Cuántas veces ha llovido o, a lo menos lloviznado, el día después de limpiar la bicicleta?.

Pues a este principio universal se le ha dado el nombre de Ley de Murphy: Si algo puede salir mal, saldrá mal.

Corolarios de esta ley aplicada al ciclismo:

  1. Ninguna subida es tan fácil como parece.

  2. Ningún sillín es suficientemente cómodo.

  3. Los perros te persiguen principalmente en zonas en que no puedes acelerar.

  4. Cuando hace frío nunca llevas la ropa adecuada.

  5. Cuando hace calor siempre vas más abrigado de lo necesario.

  6. Si una subida parece fácil es difícil. Si parece difícil es imposible.

  7. Una vez que pierdes el control de tu bicicleta, cualquier intento por recuperarlo solo empeorará la situación.

  8. Si te has quedado rezagado, la única manera de recuperar tu posición es batir el record de velocidad.

  9. Cuando desmontes cualquier cosa para arreglar un pequeño problema, causarás un problema más grande.

  10. Tragarse un mosquito es la única forma de demostrar que se es un verdadero ciclista.

  11. En el ciclismo siempre pedaleas con viento en contra.

  12. No importa lo bueno que seas, siempre habrá una pendiente con la que no puedas la primera vez.

  13. En cuanto empieces a hacer una reparación en tu bicicleta te darás cuenta de algo que deberías haber hecho antes.

Finalmente, la real filosofía de Murphy es:

Sonríe. Mañana puede ser peor.

Coeficiente de Dificultad – Primera Parte October 15, 2010

Posted by roberto in General.
add a comment

Categoría de Cuestas, Puertos y Subidas – Primera Parte

Para un ciclista inquieto siempre es un tema la comparación de rutas en general y en particular la comparación de las subidas.

Escuchamos hablar de las categorías de L’Alpe D’Huez, L’Angliru, Le Croix du Fer y nos preguntamos ¿será como subir Farellones?, ¿será como Portillo?, ¿de qué categoría será La Dormida?, etc.

Además; Lord Kelvin, en su momento dijo algo como lo siguiente: “Cuando se puede medir aquello de lo que se habla y se puede expresar en números, se conoce algo del tema; pero cuando no se puede medir, cuando no se puede expresar en números, el conocimiento es pobre e insatisfactorio.”

Y cuando se es ingeniero, lo anterior constituye un dogma, por lo que hace ya tiempo ando tras un método que permita darle una categoría a las rutas que pedaleamos cada semana, y en particular categorizar las subidas y poder comparar nuestras subidas mortales con las clásicas históricas de Europa.

Cuando hablamos de “categoría” o “coeficiente de dificultad” estamos asignando un valor a algo que es principalmente subjetivo, casi puramente personal. Podemos preguntarnos, ¿qué es más duro para mí? Un ascenso de 5 km al 4,5% promedio (por ejemplo la subida al Túnel Chacabuco) o una subida de 3 km al 10% promedio (por ejemplo el último tercio de Cuesta la Dormida)?

La primera sorpresa que me encuentro es que el famoso concepto de “categoría” no tiene una definición precisa, menos aún un método de cálculo universalmente aceptado y se llega a casos en los que a la misma subida se le asigna una categoría en España y otra diferente en Francia. Por ejemplo: el Col d’Aspin es un puerto de segunda categoría en el Tour de France y sin embargo en España es considerado de primera categoría.

Debo confesar que en un principio me sentí tentado de determinar una fórmula que considerara todos los aspectos involucrados en el ascenso: longitud, pendiente, ascenso, estado del camino, altitud sobre el nivel del mar, estado físico, desarrollos utilizados, etc., Pero me di cuenta que tal vez trataba de descubrir el agua tibia.

Por lo que en lugar de lo anterior me dediqué a investigar en la red y determinar aquél método que sea el más utilizado, aunque diste de ser perfecto, como veremos más adelante (esto de la perfección también es relativo, ya que al menos, si tenemos un método común podremos comparar las subidas en uno u otro país). (more…)

Costante Girardengo y el Bandido (por Ruben Bagni) October 14, 2010

Posted by roberto in General.
add a comment

Hay que situarse bien en el tiempo para entender esta historia. Estamos en los primeros años del siglo XX. Italia, concretamente Novi Ligure, un pueblo al confín entre Piemonte y Liguria. Un pueblo con una pasión, la bicicleta.

Los niños tienen que crecer deprisa para empezar a traer el pan a casa. La bicicleta que utilizan para ir a trabajar a muchos kilómetros de casa en los viñedos y campos de cereales, es lo único que les mantiene unidos a su infancia.

De entre todos los niños hay uno que sobresale especialmente. Se llama Costante Girardengo, y se hará profesional en 1912. Va a dejar las penas y la pobreza atrás muy rápidamente, ganando el campeonato italiano de fondo en carretera en 1913. Y ya no lo va a parar nadie. De 1913 a 1936 gana 106 carreras en fondo y 965 en pista, 9 campeonatos italianos de fondo, 6 Milan-San Remo y 2 Giros de Italia con un total de 31 victorias de etapa (¡cuando el Giro estaba conformado solo por 10 etapas!).

Se le llamó “il Campionissimo”. Fue el hombre más famoso de Italia en su momento. De hecho, se considera a Costante Girardengo como el primer ciclista con una imagen capaz de ser usada como producto. Se fabricaban bicicletas con su nombre, se vendían sus fotografías autografiadas durante el Giro, y su maillot podía conseguirse en las mejores tiendas del norte de Italia…

¿Pero qué tiene de particular la historia de Girardengo para que esté en esta sección, aparte de ser un histórico del ciclismo bastante desconocido? Pues que si volvemos a esos años en los que Costante era un niño pobre que descolgaba a todos sus compañeros de bicicleta, nos encontramos con un compañero un poco particular.

El chico se llama Sante Pollastri, y va a ser un fuera de serie en otro campo: robar y matar a carabinieris. Una especie de Robin Hood mediterráneo, que robaba al estado para repartirlo entre los más pobres, un chico que se reveló contra la autoridad en un periodo en que la democracia estaba dejando paso al fascismo.

Tan bien se le daba al pequeño Sante lo que hacía, que en 1922 se va a lanzar una orden de búsqueda y captura sobre él, como ’Enemigo público número uno’ del país. Pollastri va a huir a París, regresando furtivamente a Italia solo para una cosa. Ver a su amigo entrar en meta con los brazos levantados en las etapas del Giro de Italia.

Sante ponía en riesgo su vida, ya que era sabida su gran pasión por el ciclismo; su gran ventaja es que pocos conocían su amistad con el gran campeón. Y escabulléndose entre el público en la línea de meta, y entre los mecánicos del campeón después, conseguía librarse una vez más de quien lo perseguía.

Desde el exilio vuelve hasta en 5 ocasiones para asistir a los Giros de 1922 a 1926. Pero en 1927, en una carrera de 6 días que va a disputarse en París, la policía recibe un soplo: “Sante va a estar en la línea de meta”. Y lo atrapan.

Además los Carabinieri han difundido el rumor de que el propio Girardengo ha dado el soplo para su captura, intentando así arruinar la buena imagen que el anarquista tiene entre el pueblo, puesto que si un héroe como “il Campionissimo” ayuda a que lo atrapen será que no es tan bueno como parece. La jugada les va a salir un poco mal, pues el ciclista -por supuesto, negando totalmente conocer al “bandito”- va a testificar a su favor en el juicio, lo que le va a otorgar un eterno aire de héroe del pueblo a Sante Pollastri, con el que va a pasar a la historia.

Girardengo termina su carrera en 1936 a la edad de 35 años; y Sante Pollastri será indultado en 1959, pasando 19 años hasta su muerte en libertad. Curiosamente ambos morirían en 1978.

Curiosidades extra:

– Tras su retirada, su masajista Biagio Cavanna (el masajista era el equivalente de lo que ahora es el director de equipo) va a ocuparse de la carrera de un joven y escuálido ciclista. Un tal Fausto Coppi.

– Se podría decir que Cavanna tenía buen ojo para el ciclismo, si no fuera porque era ciego. Nadie se explicaba cómo era tan bueno como ojeador y entrenador, lo que le valió el sobrenombre de “Il santone” (literalmente el hechizero).

– Fausto Coppi también nació en Novi Ligure. Por esto, y por la cantidad de ciclistas novesi que han nutrido y nutren el pelotón italiano, a la ciudad se la conoce como “L’Università della bicicletta”.

– El cantautor Francesco De Gregori va hacer que la historia sea conocida en toda Italia haciendo canción un poema de su hermano Luigi Grechi, titulado “Il bandito e il campione” http://www.youtube.com/watch?v=KiU4KC1_aIs

Albert Richter, el ciclista que dijo no al nazismo October 13, 2010

Posted by roberto in General.
add a comment

Fue un ciclista alemán. En 1932, después de sorprender al mundo ganando el Grand Prix de París, llegó a convertirse en el campeón del mundo amateur en pista en septiembre de aquel año.

Richter creció en el 72 de Sömmeringstraße, Ehrenfeld, un barrio de Colonia. Su padre quiso enseñarle un oficio y durante unos años trabajó con él en su taller. Al mismo tiempo, y al igual que a sus dos hermanos, quiso dar a su hijo una educación musical. El chico tomó clases de violín siendo además muy apreciado como stuccoist. Su otros hermanos tomaron clases de saxofón y de clarinete.

En aquella época, Colonia era el corazón del ciclismo alemán. Albert siempre estuvo fascinado por los deportes y comenzó a competir a la temprana edad de 16 años sin decírselo a su padre, quien se llevó un gran disgusto al enterarse de la afición de su hijo por el ciclismo cuando el muchacho se rompió la clavícula en un accidente.
Sus primeros pasos en el ciclismo, atrajeron la atención de Ernst Berliner un ex campeón de ciclismo que dirigía un negocio de muebles en la ciudad y que se había convertido en un reputado entrenador de ciclismo. Berliner era judío y había tenido problemas con el régimen nazi.

Albert Richter y su entrenador: Ernst Berliner

Estando desempleado en 1932, decidió dedicarse profesionalmente al deporte que le apasionaba. Su entrenador y representante, el judío Ernst Berliner lo envíó a París, capital europea del ciclismo en pista en aquellos años, donde Richter a pesar de echar mucho de menos su país alcanzó un gran éxito. En 1932, después de ganar el Grand Prix de París Richter esperaba ser elegido para el Juegos Olímpicos en Los Ángeles, pero él estaba decepcionado. La federación alemana no podía pagar su pasaje, tal vez por castigarle por su entrenador judío.

Su fama creció y el joven empezó a estar considerado en el grupo de los mejores velocistas internacionales, con muchos de los cuales trabó amistad; como con el belga Jef Scherens y el francés Louis Gérardin. Los tres juntos eran comúnmente denominados Los Tres Mosqueteros. En el Campeonato Mundial de Ciclismo de Leipzig en 1934, Scherens fue el ganador quedando en segunda posición Richter y en tercera Gérardin. Richter se hizo con el tercer puesto en los mundiales de carrera en pista desde 1933 a 1938.

En 1934 no se permitió a Berliner entrenar a Richter, pero se les podía ver juntos en los circuitos internacionales de Zurich. Amsterdamo Bruselas, aunque apartados del equipo nacional.

En los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, así como en otras tantas competiciones y actos públicos, el ciclista se negó a realizar el saludo nazi. También rechazó llevar el traje oficial con el escudo del gobierno y la esvástica cuando competía por su país, e incluso rehusó participar de cualquier manera en la II Guerra Mundial.

Ganó la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de 1939.

Los nazis no olvidaron estas humillaciones. En 1939 se fue a Berlin donde gano el Grand Prix, fue su ultima victoria.

Se rehusó a participar en la II guerra mundial. Debido a las persecuciones nazis decidió escapar a Suiza. El 31 de diciembre de 1939, se embarcó en el Expreso de Rheingold. Cruzó a Suiza en Weil am Rhein.

Fue capturado por la Gestapo mientras intentaba escapar el dinero que intentaba sacar del país para ayudar a un amigo judío fue confiscado y sirvió como excusa para detenerlo. Fue trasladado a la cárcel de Lörrach donde murió el 2 de enero. La versión oficial decía que se había suicidado, aunque esto difícilmente fue creído por el resto del mundo. Cuando uno de sus hermanos solicitó ver el cadáver, en el depósito le mostraron el cuerpo de Albert bañado en sangre y con su traje repleto de agujeros. Tras la II Guerra Mundial, Berliner regresó a Alemania a pesar del rechazo social que aun existía hacia los judíos e intentó que se reabriera el caso de la muerte de su joven discípulo y amigo para esclarecer la verdad. Todos sus intentos fueron infructuosos.

En 1997, se inauguró en Colonia el velódromo Albert Richter en honor al famoso ciclista.

Ley de Humphries sobre ciclismo October 12, 2010

Posted by roberto in Humor.
add a comment

El camino más corto es el que tiene las cuestas más empinadas

Truman Capote October 11, 2010

Posted by roberto in Humor.
add a comment

Estaba Truman Capote cenando una noche en un restaurante de Nueva York cuando se le acercó un gran grupo de mujeres que lo habían reconocido, pidiéndole un autógrafo. El marido de una de ellas, molesto ante tanta admiración, afirmó que era absurdo dedicarle tanta atención femenina a un hombre homosexual, y se acercó él mismo a la mesa del autor, se desabrochó los pantalones, se sacó el miembro y le sugirió al escritor que se lo firmara. Capote lo examinó con educación y le respondió: “No sé si podría firmárselo, a lo mejor podría simplemente ponerle mis iniciales”.

Via Lecturalia

La Frase de la semana October 11, 2010

Posted by roberto in Aforismos.
add a comment

Accept ‘winning’ and ‘losing’ with dignity.

Results.

Not excuses.

Joe Friel

Ruteo Túnel Chacabuco October 10, 2010

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
add a comment

Bienvenido horario de verano, el frío emprendió la retirada y los días son más largos.

Con un domingo despejado y caluroso, quince pedaleros nos reunimos muy puntuales en la Autopista San Martín para emprender este ruteo clásico.

Una hora menos de sueño no fue obstáculo y tuvimos un ruteo particularmente agradable, si bien debemos lamentar la caída de nuestro compañero Bernardo Tabilo, también hay que reconocer que esta caída no tuvo mayores consecuencias aparte de una rodilla magullada y un pantalón largo que deberá transformarse en pantalón corto a partir de hoy.

Poco antes de las 09:10 comenzábamos el pedaleo, con una temperatura que se empinaba sobre los 15 °C, las tenidas cortas de verano comienzan a hacer su aparición.

Pedaleamos a un ritmo suave manteniéndonos siempre agrupados de dos en fondo, a un promedio de 25 km/hr, en casi 45 minutos nos encontrábamos reagrupándonos en la cima de la subida Esmeralda, la charla generalizada daba cuenta del buen ánimo que existía en el grupo y de las ganas de más, que se podían satisfacer en esta larga recta que nos lleva hasta la subida al Túnel Chacabuco: 21 km adicionales en los que promediamos 34 km/hr, a ratos agrupados, a ratos algunos escapados, pero todos exigiendo sus piernas. Es así como en solo media hora llegamos a la subida al Túnel, algunos subieron y otros se quedaron esperando en el plano afilando sus garras para el retorno. A esta altura nos encuentra Manuel Podesta, que al parecer no tenía intención de perder una hora de sueño.

La subida y posterior bajada tomó poco más de veinte minutos y retornamos de dos en fondo, y con viento en contra, sin embargo promediamos casi 30 km/hr y no hubo escapadas, llegamos agrupados a la bajada Esmeralda, aquella que anuncia los palos que nos daremos en la última etapa del regreso.

En esta etapa promedié 38,9 km/hr, nos manteníamos unidos pero a una alta intensidad.

Cien metros antes del kilómetro 10 se están realizando reparaciones en el camino y la calzada se limita a una pista con los conos de tráfico, producto de una mala maniobra de último minuto, Bernardo de monta en uno de ellos y se va al suelo, varios metros más atrás veníamos Esteban, otro compañero y yo, cuando llego al lugar de la caída me preocupo de lo importante: la bicicleta. Lo urgente podía esperar algunos minutos más.

Tras una breve parada en la que comprobamos que el accidente no había pasado a mayores, montamos nuevamente nuestras bicis y retornamos al punto de encuentro.

Para el grupo: 85 km de ruteo en casi tres horas, logramos mantenernos unidos la mayor parte del tiempo (y no hubo palos que me descolgaran).

Un domingo redondo.

Leyendo: Contrarreloj de Eugenio Fuentes October 4, 2010

Posted by roberto in Libros.
add a comment

Amigas y amigos,   Cae a mis manos este libro del español Eugenio Fuentes y que ha publicado Tusquets. Al final de este texto les dejo el primer párrafo de la obra, a los que somos ciclistas nos va a fascinar, y si somos ciclistas lectores… miel sobre hojuelas. El autor, Eugenio Fuentes es cicloturista aficionado -en nuestra tierra tal vez se le llamaría deportista amateur- de ahí la gran desenvoltura que demuestra cuando relata aspectos técnicos de la disciplina.

La trama de la obra gira en torno a lo que ocurre durante la cuarta etapa del Tour de Francia: Tobias Gros, el favorito e imbatible ganador de las cuatro últimas ediciones de esta carrera, muere asesinado mientras descansa en el hotel tras una jornada agotadora.

La conmoción es enorme y pronto corren los rumores. Uno de los primeros sospechosos es Santi Mieses, corredor del equipo rival que habló con Gros poco antes de que éste fuera asesinado. Para atajar las habladurías, Luis Carrión, el director del equipo donde pedalea Mieses, contrata al detective Ricardo Cupido, mero espectador de una de las etapas reinas: el ascenso al Tourmalet. En su investigación, Cupido se adentra en el mundo de los ciclistas y conoce de primera mano los manejos entre equipos, los papeles que se reparten los corredores en cada etapa, las disputas y enemistades entre ciclistas o los escurridizos equipos médicos que proporcionan el dopaje en dosis exactas. Pero también el protagonismo callado, pero no menos crucial, de los «gregarios».

Además de la novela más intensa y emotiva de Eugenio Fuentes, Contrarreloj es un homenaje fascinado a quienes entregan sus días y sus desvelos a un deporte durísimo y admirable.

A continuación el primer párrafo de la obra:

Etapa prólogo

Barcelona — Barcelona, 9 km

Sábado, 3 de julio

Hamelt miró la bicicleta como si la odiara: un instrumen­to de tortura, un conjunto articulado de hierros, gomas, cables y cadena diseñado para llevar el cuerpo del ciclista más allá de los límites del esfuerzo, hasta alcanzar las zonas del dolor. El sillín era un potro que sujetaba las manos al manillar; las rue­das, tornos que tensaban las piernas hasta desencajarlas, como si en cualquier momento las rótulas fueran a salir disparadas de las rodillas. La cadena unía con grilletes los pies a los pedales y obligaba a empujarlos hasta perder el aliento sin permitir nun­ca la relajación o el descanso, sin que el ciclista pudiera dete­nerse cuando el frío le cortaba los labios o cuando la sed o el calor lo torturaban. El asfalto era el combustible que abrasaba al corredor a fuego lento. A veces, en el trayecto apenas se po­día respirar, porque no había suficiente oxígeno en las alturas o porque uno se atragantaba con los ratones del cansancio. Al­gunos ocultaban bien la fatiga, pero otros resoplaban como volcanes en erupción y había otros cuyo aliento se confundía con sollozos y parecía que estaban llorando…