jump to navigation

Libros Digitales al alcance de todos – Evohe Digital March 30, 2012

Posted by roberto in Libros.
add a comment

Hoy les quiero recomendar una página de libros en formato electrónico, se trata de Evohe digital, página a la cual llegué a través de hislibris, magnífico sitio de historia y novela histórica, fuente de muchas reseñas que he publicado en este blog.

Cuál es la diferencia de esta página o por qué la recomiendo: en primer lugar por la calidad de los textos que edita y en segundo lugar porque sus precios están al alcance de cualquier bolsillo: normalmente menos de cinco mil pesos chilenos, cincuenta pesos argentinos o diez dólares.

Más que una editorial es un proyecto para brindar cultura al alcance de todos, también tienen libros electrónicos gratuitos y avances de publicaciones.

El formato de la publicación es en pdf, en doc o en epub, fácilmente adaptables al PC o a cualquier lector de libros electrónicos.

He comprado la recopilación de cuentos del Tercer Concurso de Novela Histórica de Hislibris (cl$ 1.800, menos de US$ 4) y el próximo que caerá es El Heredero de Tartessos.

Espero que la disfruten.

Advertisements

Andar en Bici te hace más inteligente March 28, 2012

Posted by roberto in General.
add a comment

 

Los ciclistas son más inteligentes que el resto de usuarios de la vía pública.

No por su mayor eficiencia en la movilidad ni por el ahorro económico que suponen los pedales en el pago del transporte y la gasolina. Tampoco tiene nada que ver con la responsabilidad de fomentar ciudades menos contaminadas.

Los usuarios de la bicicleta son más listos porque su actividad cerebral es más intensa.

El año pasado, un estudio español demostró que los chicos que van al colegio en bici obtenían mejores resultados que sus compañeros que llegaban a clase en otro medio de transporte. Para ahondar en el tema, un grupo de científicos irlandeses sometió a unos estudiantes a un experimento. La prueba consistía en ver una serie de fotos asociadas a un nombre.

Tras unos minutos de visionado, les entregaban las imágenes sin los nombres y los tenían que rellenar. El experimento se repitió y se dividió a los estudiantes en dos grupos. Antes del test, unos pedalearon durante media hora mientras el resto esperaba sentados. Cuando obtuvieron los resultados comprobaron que los chavales que habían pasado por el sillín obtenían mejores resultados que en la primera prueba. Los otros no mejoraron.

La base de que la memoria mejore tras una sesión de duro ejercicio es biológica. Además de las endorfinas, causantes de la alegría que provoca pedalear, correr o nadar, al montar en bici se aumenta, de manera significativa, los niveles de una proteína conocida como neurotrofina o BDNF, que favorece el buen estado de las células nerviosas.

“La práctica de ejercicio físico produce un aumento de la síntesis de factores neurotróficos. Estos factores ejercen un efecto beneficioso participando en el crecimiento, el mantenimiento y la supervivencia de las neuronas además de estar implicados en los procesos de aprendizaje y memoria”, explica la bióloga Muriel Cuadros. “Aunque todavía no están descritos todos los mecanismos implicados, en diversos experimentos con ratones se ha demostrado que el ejercicio físico realizado de manera habitual aumenta la memoria”, añade.

Otro estudio, de la Universidad de Georgia, muestra que un aumento de ejercicio en las mujeres provoca una disminución de la ansiedad. La prueba se realizó en 30 mujeres, de entre 18 y 37 años, que se sometieron durante seis semanas a un duro entrenamiento aeróbico que les provocó una reducción de la irritabilidad, la tensión y, en algunos casos, de ciertos dolores físicos.

El estímulo cerebral se une  los beneficios que aporta a la salud. Pedalear regularmente ayuda a evitar la obesidad, fortalece el corazón, previene la diabetes y ayuda a dormir mejor. Además de alargar la vida; media hora de bici al día puede añadir uno o dos años a la esperanza de vida. No es específico de la bicicleta pero como la sociedad es cada vez más sedentaria, viajar en bici nos hace movernos y, por lo tanto, más inteligentes.

Adaptación del original

Vietato Introdurre Biciclette – Julio Cortázar March 26, 2012

Posted by roberto in Cuentos.
add a comment

En los bancos y casa de comercio de este mundo a nadie le importa un pito que alguien entre con un repollo bajo el brazo, o con un tucán, o soltando de la boca como un piolincito las canciones que me enseñó mi madre, o llevando de la mano un chimpancé con tricota a rayas.

Pero apenas una persona entra con una bicicleta se produce un revuelo excesivo, y el vehículo es expulsado con violencia a la calle mientras su propietario recibe admoniciones vehementes de los empleados de la casa.

Para una bicicleta, entre dócil y de conducta modesta, constituye una humillación y una befa la presencia de carteles que la detienen altaneros delante de las bellas puertas de cristal de la ciudad.

Se sabe que las bicicletas han tratado por todos los medios de remediar su triste condición social. Pero en absolutamente todos los países de esta tierra está prohibido entrar con bicicletas. Algunos agregan: “y perros”, lo cual duplica en las bicicletas y en los canes su complejo de inferioridad.

Un gato, una liebre, una tortuga, pueden en principio entrar en Bunge & Born o en los estudios de abogados de la calle San Martín sin ocasionar más que sorpresa, gran encanto entre telefonistas ansiosas o, a lo sumo, una orden al portero para que arroje a los
susodichos animales a la calle. Esto último puede suceder, pero no es humillante, primero porque sólo constituye una posibilidad entre muchas, y luego porque nace como efecto de una causa y no de una fría maquinación preestablecida, horrendamente impresa en chapas de bronce o de esmalte, tablas de la ley inexorables que aplastan la sencilla espontaneidad de las bicicletas, seres inocentes.

De todas maneras, ¡Cuidado, gerentes! También las rosas son ingenuas y dulces, pero quizá sepáis que en una guerra de dos rosas murieron príncipes que eran como rayos negros, cegados por pétalos de sangre. No ocurra que las bicicletas amanezcan un día cubiertas de espinas, que las astas de sus manubrios crezcan y embistan, que acorazadas de furor arremetan en legión contra los cristales de las compañías de seguros y que el día luctuoso se cierre con baja general de acciones, con luto en veinticuatro horas, con duelos despedidos por tarjeta.

Ruteo La Trampilla – 20120325 March 25, 2012

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
add a comment

Pedro, uno de los antiguos del grupo reincorporándose a los ruteos

Otro domingo de pedales y kilómetros, y esta vez con un nutrido grupo de ciclistas, dentro de los que destacan algunas figuras que se nos unen después de largo tiempo sin salir con nosotros: se destaca Pedro, más de un año lejos del grupo, Juan, con varios meses de ausencia y también Gabriel que se había dejado estar con varios domingos de ausencia.

El día especial para enfrentar la clásica La Trampilla; alejado de los calores del verano, pero con ese calorcito tan agradable para los ciclistas.

Salgo de casa a las 08:15 para encontrarme con Esteban, cruzando Puente Bulnes… paf!! pinchazo, cambio la cámara en tiempo récord, inflo y al sacar el bombín con el usual golpe hacia abajo… paf!! mató la válvula, no hay tiempo para lamentaciones, vamos a otra cámara y a rogar para poder seguir el ritmo de Esteban y llegar al Punto de Encuentro a tiempo: 17 km a 28,8 km/hr.

Llegamos al PdE un par de minutos después de las 09:00, necesitaba comprar líquido, compro una botella de 1,5 litros y mis solidarios compañeros de ruteo ya estaban saliendo, dejándome “a rueda”.

Sin tiempo para trasvasijar la botella a las caramagiolas me la pongo en la tricota, junto a la chaquetilla, también en la tricota, me hacían parecer un “ekeko” en bicicleta.

Breves kilómetros soportando bromas y burlas de mis compañeros hasta que mi Angel de la Guarda le provoca un pinchazo a Gabriel, detención obligada para el cambio de cámara y aprovecho de cambiar el envase del líquido y acomodar con algo más de seguridad mi chaquetilla en la tricota.

Aprovecho de conversar con Pedro, uno de los ciclistas más antiguos en el grupo y también uno de los primeros en acogerme con cariño en el mismo.

Seguimos agrupados y a buen ritmo por la carretera San Martín hasta desviarnos en el cruce Lo Pinto, llegamos por esta vía a la Ruta 5 y seguimos hacia el norte.

En la primera subida, El Manzano, ya me quedo a la zaga y subo en solitario, el grueso del grupo ha subido a buen ritmo y me aventajan unos 1.500 metros.

En la bajada de El Manzano no se hace el reagrupamiento habitual, pero los punteros bajan el ritmo esperando al resto. Les doy alcance y seguimos hacia la Trampilla.

La distancia entre la cumbre El Manzano y la cumbre La Trampilla es 16 kilómetros, que hacemos a un ritmo tranquilo.

Algunos compañeros se han devuelto antes de la meta pero seguimos 15 en la ruta.

A buena hora, minutos pasadas las 11:00, estábamos en la cumbre de La Trampilla, donde se produce un reagrupamiento que yo paso de largo para bajar la cuesta a velocidad controlada. Me uno al grupo nuevamente en el plano alrededor del cruce a Til Til.

Seguimos bien en la vuelta, al subir nuevamente El Manzano me mantengo detrás de Esteban y Pablo que están liderando la subida, tan solo quinientos metros antes de la cumbre los punteros se abren para un relevo y el grupo nos sobrepasa con mucho brío. Nuevamente quedo atrás.

A la bajada nos reagrupamos sobre los pedales y seguimos de a dos en fondo, a buen ritmo promediando 29,9 km/hr.

En el peaje Gabriel pincha la rueda trasera y nos tomamos un buen respiro de casi diez minutos mientras cambia la cámara.

Seguimos po la Ruta 5 hasta el cruce con la autopista nor-oriente, donde regresamos a la San Martin, en este breve tramo el grupo sube un poco el ritmo y me quedo en la cola a unos 50 metros del último, el ritmo se nota en los 33 km/hr que promedio.

Retornamos sin más novedades al PdE y, como es habitual, junto con Esteban seguimos de largo, camino a casa.

Para el grupo: 81 km de recorrido, en lo personal registro un promedio de 29,5 km/hr. Bastante bueno.

El próximo fin de semana enfrentaremos la desafiante cuesta La Dormida, espero que nos veamos en esa oportunidad.

Cadencia de Pedaleo en Subidas – Coach Fred Matheny March 23, 2012

Posted by roberto in Entrenamiento.
2 comments

La mejor cadencia en subidas sin dañar las rodillas

Releyendo artículos antiguos del boletín de roadbikerider me encuentro con el que sigue, como de costumbre del ya conocido Coach Fred Matheny (06.10.2011).

Que lo disfruten.

Pregunta: He escuchado que, en subidas, es mejor para las rodillas pedalear con desarrollos pequeños (piñones grandes) en lugar de mover los piñones chicos con desarrollos más grandes. ¿Es perjudicial para las rodillas una cadencia baja?, ¿Qué opinas de pedalear a baja cadencia parado en los pedales? Jim M.

Respuesta de Coach Fred Matheny: Muy buenas preguntas. Nótese que el elemento importante en esta consulta no es el tiempo que nos toma la subida, sino que la carga aplicada a las rodillas en cada pedaleada.

Supongamos que enfrentas una subida y te toma tres minutos pedaleando a 80 RPM, eso quiere decir que efectuaste 240 pedaleadas (3 x 80); digamos que dividiste el trabajo realizado en 240. Supongamos ahora que realizaste la subida en los mismos tres minutos pero a 60 RPM, en este caso el total de pedaleadas fue 180 (3 x 60).

En ambos casos el trabajo físico es el mismo (fuerza por desplazamiento), pero en el primer caso lo dividiste en 240 pedaleadas y en el segundo en 180 pedaleadas.

De esta forma se ejemplifica que efectivamente se realiza más trabajo por pedaleada a bajas cadencias que a cadencias altas. Por lo que las rodillas son más exigidas por revolución de pedal a cadencias bajas. ¿Se entiende?

Por otro lado; pedalear parado alivia el esfuerzo de las rodillas, y puede mitigar algunas de las molestias más comunes en los ciclistas. Es una buena opción cuando subes con un compañero que es más lento o pedalea con un desarrollo más corto. Además; te da la oportunidad de elongar las piernas a la vez que disminuyes la carga sobre la rueda trasera.

Más información sobre el pedaleo en subidas, la encuentran aquí.


En Nombre de Dios – Patricia Sagastizabal March 20, 2012

Posted by roberto in Libros.
add a comment

Otro de los libros leídos durante las vacaciones es el que da origen a esta reseña.

Patricia Sagastizabal argentina (1953-) es abogada de profesión, ha trabajado en diversas instituciones educativas y En Nombre de Dios es su primera novela, le seguiría El Secreto de Julia, por la que obtuvo en 1999 el premio a la mejor novela, otorgado por el diario La Nación, de su país.

En Nombre de Dios fue publicada en 1997, y se basa en un riguroso trabajo de investigación desarrollado por su autora, la trama se sitúa en las misiones establecidas por la congregación jesuita a principios del Siglo XVII en Paraguay. Su personaje principal es un sacerdote español, Antonio Ruiz, que está inspirado en una persona real: Antonio Ruiz de Montoya.

En una entrevista periodística ella misma nos cuenta el argumento de su novela:

Es la historia de un jesuita español, Antonio Ruiz, enviado a las tierras americanas a principios del siglo XVII, con el mandato de convertir a los indios a la fe cristiana. Narra la fundación de las ciudades (reducciones) en las que habitaron, por más de un siglo y medio, miles de indios guaraníes. El jesuita se encontrará predicando en un mundo de creencias ancestrales ajenas al afán colonizador, expondrá sus dudas, también sus certezas. Luego, ante el ataque de encomenderos y bandeirantes paulistas, ante la muerte de los indios y la devastación de las reducciones, se verá obligado a tomar una decisión muy difícil para un sacerdote: organizar la resistencia.

Y el texto de contraportada:

“No sé si por suerte o por desgracia, yo fui elegido por el Señor para llevar a cabo una misión en esta tierra (…) Dejo esta relación para juicio de la posteridad, que es ilusoria. (…) Ya no estaré aquí para defender esta historia cuando transcurra, inexorable, el tiempo. Pero la escritura (…) tal vez pueda servir, como en este caso, para darles voz a los que no la tienen.”

Así comienza esta historia, la del jesuita Antonio Ruiz enviado a las tierras americanas a principios del siglo XVII, con el mandato de convertir a los indios a la fe cristiana. La gesta de las fundaciones, la infinita Tierra de Indias plena de olores y de fuertes pinceladas de color, los indios guaraníes, sus magos y misterios, y las eternas lluvias conforman un muestrario florido de personajes y sensaciones que llevan al protagonista a interrogarse sobre su condición de predicador de creencias tan apartadas de ese mundo nuevo y desconocido. Antonio Ruiz deberá emprender una doble cruzada: la de América, y una más riesgosa aún, la de sus propios sentimientos.

En nombre de Dios es una novela que recupera una porción del pasado en donde la ficción, indisolublemente ligada a la historia, permite reconstruir los matices del proceso de colonización, las dudas y las certezas que consolidan la fe de un hombre y el contexto en el que un religioso debe dirimir la tensión entre lo temporal y lo eterno.

En nombre de Dios traslada al lector magistralmente al espacio y el tiempo del “jardín de flores del cielo, la América de las infinitas tierras”, y además instala en su espíritu las mismas tribulaciones y gozos que vivieron los jesuitas de aquella época, y lo hace gracias a una ambientación exquisita, una prosa muy cuidada y, sobre todo, una verosimilitud que sólo puede alcanzar la comunión sin fisuras entre lo ficticio y lo real.

Disponible en formato electrónico.

Patricia Sagastizabal

Valle Nevado en Bicicleta March 18, 2012

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
3 comments

Este domingo 18 de Marzo, Esteban se propuso otro desafío: Valle Nevado en bicicleta.

Valle Nevado es un centro de esquí, cercano a Farellones, pero 13 kilómetros más arriba y sobre 3.000 msn.

Les presento la crónica redactada por mi habitual compañero de rutas.

Que la disfruten.

Meta cumplida…

Para la gran mayoría de los ciclistas nacionales Farellones es una meta de sueño. Una etapa mítica, una subida que de acuerdo a la clasificación española es hors categorie… fuera de categoría.

Ruteo obligado a lo menos un par de veces en el año.

A Farellones normalmente llegas desgastado, muchos hechos bolsa.

De ahí que subir a Valle Nevado se lo proponen solo unos pocos.

Cerca del inicio del Camino a Farellones existe un centro comercial llamado “Mall Sport”, pese a su nombre, dentro de él hablan español, no muy bien pero se les entiende.

La gran ventaja de este centro comercial es que está normalmente abierto, domingos inclusive y desde temprano. Yo hace un año que uso esos estacionamientos cada vez que voy a Farellones y cero problemas. De hecho, hoy habían por lo menos 5 ciclistas a las 08:15 haciendo lo mismo que yo: estacionando el auto y partiendo en bici hacia las montañas.

Dado que era primera vez que iba hasta Valle Nevado y que no estoy rodando al nivel que alcancé a fines del 2011, comencé el ascenso muy contenido, cosa que a la larga resultó positivo.

A eso de las 08:20 salgo de MallSport y me dirijo hacia el camino a Farellones. Subí con manguillas pues algo de frío se sentía a esa hora.

Los primeros kilómetros son una delicia dada la nueva carpeta asfáltica construida… Al llegar a las curvas, aparecen los hoyos… gigantescos. No los han reparado y son verdaderos cráteres. Nada nuevo en el “reyno de Chili”.

Al llegar a Farellones (curva 39) registraba 2 horas y 10 minutos de pedaleo (15 minutos más que lo que estaba promediando el año pasado) pero fue bueno porque sentía que tenía piernas para comenzar la nueva parte del trayecto.

La primera parte del camino a Valle Nevado es un camino con una pendiente en bajada de varios kilómetros, alrededor de 4. En esos kilómetros logras recuperar las piernas y la energía (pero no olvidar que se convertirán en subidas al regreso).

Luego, en el kilómetro 5 comienzan las curvas nuevamente. Claro que aquí son mucho más suaves que sus antecesoras. Se pueden subir sentado sin mayor dificultad. A lo lejos se veían las torres de los hoteles, pero mi sensación (a diferencia de lo que me habían advertido) no fue la de una meta “inalcanzable”. Creo que desde que las vi logre tabular lo que me tomaría en hacer cumbre, eso si es que era capaz de llegar. Lo que sí me preocupo fue la sensación de un alza en la presión arterial producto de la altura (Valle Nevado esta a 3000 metros sobre el nivel del mar).

La belleza no siempre está en lo agradable a los ojos. Aquí, en medio de la soledad del paisaje, las montañas empedradas y desnudas de vegetación, no dejas de admirarte de todo. A lo lejos, una pareja de cóndores sobrevolaba alguna potencial comida, mientras que unas cabras huían del camino al ruido de la bicicleta….

En la curva 16 o 18 me enfrento a un letrero que dice “1 km para estacionamientos”. Allí recién pienso que lograré llegar a meta. Mi cuerpo se sentía en perfectas condiciones, solo me preocupaba el tiempo que esta travesía me estaba tomando. El ultimo kilómetro definitivamente es más duro que el resto. Aquí comienzo a sentir cansancio…Pienso en pedalear tres horas diez minutos y regresar, pero súbitamente aparecen edificios frente a mí.

Sin darme cuenta cómo, llego a la planicie sobre la cual están desplegados los edificios de hoteles de Valle Nevado. Marco 3 horas 15 minutos y pienso que de seguro podre bajar este tiempo a 3 horas con un poco más de esfuerzo.

Arriba, varios buses y furgones con turistas. Me da la impresión que al menos uno de los hoteles esta abierto….¿para qué? me pregunto, a los turistas les gusta esta soledad, reflexiono.

Por otro lado, varios “men at work” conversan mientras beben café en un rincón. Hay varios trabajos de remodelación en curso.

Lo que resulta imperdonable es el estado del camino. El tramo entre Farellones y Valle Nevado es realmente un asco de camino. Vuelvo a meditar, esta vez sobre cómo perciben los turistas esta “urbanización chilensis”.

Tomo algunas fotos y comienzo el retorno. Siento recién ahí el cansancio del esfuerzo, pero la felicidad del logro aplaca cualquier cosa. Las manguillas esta vez protegen del frío (5 o 6 grados en Valle Nevado). La bajada también cansa, lo que antes fue bajada ahora es subida… la ley de la vida. En una de las curvas me topo con un apoderado del colegio que sube afanosamente con sus 2 hijos (uno de ellos compañero de mi hijo mayor). Más abajo veo a Gino Ravera subiendo concentradísimo, no le grito nada para no distraerlo.

A eso de las 13:00 hrs estoy de regreso en los estacionamientos del Mall Sport. Cansado, pero feliz.

En la casa me esperan tallarines… y varias tareas de mis hijos para una rica tarde de domingo.

Ruteo Puente El Toyo – 20120318 March 18, 2012

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
2 comments

Amigas y amigos, una nueva crónica de un ruteo ya clásico en el grupo: El Toyo.

Cómo cuesta escribir nuevas experiencias de estos ruteos que repetimos a través de los años, y con el mismo entusiasmo que las primeras veces.

Vamos a los hechos.

Salgo de casa a las 08:09, con el tiempo muy ajustado para recorrer los casi 24 km que me separan del punto de encuentro (PdE), tampoco quiero llegar muy cansado, de modo que dosifiqué al máximo y logré llegar a las 09:06. Me encuentro con un reducido grupo de 8 pedaleros haciendo un poco de tiempo por si llegaba algún otro compañero.

Finalmente a las 09:14 ya estamos saliendo a la ruta, Catalina y Gabriel encabezan el grupo formado de dos en fondo, aplican intensidad a la salida y lo resiento, voy tras ellos pero me cuesta mantener el ritmo, un par de kilómetros y Catalina pasa atrás dejando a Gabriel en la punta, se le une Manuel, pero no aflojan el ritmo. Estos cabros están hiperventilados.

Mejor me voy a la cola, pienso para mí mismo, me hago un lado y pasan Eduardo y Bernardo, miro hacia atrás pero el resto viene a varios metros de distancia.

Sigo solo tras los punteros, esperando al resto.

A la altura de Las Vizcachas me alcanza una furiosa Catalina reclamando con justa razón la aplicación de un ritmo demasiado intenso para el inicio.

Seguimos juntos unos cuantos kilómetros y alcanzamos a Eduardo y Bernardo, tras nosotros vienen Jorge y Daniel.

Catalina realiza un nuevo esfuerzo y alcanza a Gabriel para darle un buen raspacacho. Sí que estaba enojada esta mujer. Dejamos más comentarios para el final.

Llegamos algo agrupados al Murallón, subimos , y fiel a mi costumbre llego el último (no es día para modificar tradiciones).

Nos reagrupamos sobre los pedales y seguimos hacia la meta fijada en Puente El Toyo, al principio me mantengo en el grupo, pero luego de unos cuatro kilómetros debo dejar que se adelanten consistentemente. Atrás de mi se mantienen Daniel y Jorge.

Recorro la ruta en solitario y algunos metros antes de la meta me cruzo con Gabriel que se devolvía solo pues debía llegar a casa temprano.

Nos reagrupamos en el puente y tras descansar varios minutos emprendemos el regreso.

En el retorno nos mantenemos siempre agrupados, algo desordenados en los relevos, pero juntos y sin palos, nadie queda atrás.

Algunos kilómetros antes del Murallón se nos une Adiel, que pedalea con nosotros esos pocos kilómetros.

En esa zona, Pablo, al mejor estilo Troncoso, se escapa con un fuerte pique escapándose del grupo, ya no lo volvemos a ver.

Llegamos al camino El Volcán y nos mantenemos juntos y a buen ritmo hasta llegar al PdE, donde sigo de largo junto a Catalina y Eduardo.

En el tramo de regreso, Puente El Toyo-Las Vizcachas, promedio 30,2 km/hr, que es bastante cercano al promedio del grupo, pues me mantuve casi siempre en él.

En grupo recorrimos los consabidos 66 kilómetros, promediando en lo personal 26 km/hr. En lo personal 114 km de distancia promediando 26,2 km/hr.

Para la reflexión personal nos queda analizar una realidad evidente que ha hecho ver Jorge: los distintos rendimientos de los miembros del grupo y cómo nos cuesta compatibilizarlos. En función de eso ha propuesto establecer dos recorridos, abreviando uno de ellos, de modo que la disminución del kilometraje permita a quienes tenemos menor rendimiento mantener una intensidad adecuada durante todo el ruteo.

Esta propuesta es compatible con la necesidad de quienes somos mayores de ejecutar el ruteo con alta intensidad, entendiendo por ésta mantenerse en el entorno del 85% de la FCmax. A medida que envejecemos necesitamos entrenar a esta intensidad, es lo que los estudios han determinado como más beneficioso para mantener no solo el rendimiento, sino que, aún más importante: el estado de salud.

Algunos días atrás publicaba un artículo del entrenador Fred Matheny, respecto de este mismo tema, lo dicho previamente se fundamenta en este y otros artículos.

En lo personal el ruteo en el grupo siempre me ha beneficiado, si bien me encanta el ciclismo no creo tener la motivación para efectuar un ruteo de este tipo en solitario, y si lo hago, dudo de lograr un rendimiento similar.

En los ruteos futuros veremos qué nos enseña la experiencia.

Congo Luso – Peter Forbath March 16, 2012

Posted by roberto in Libros.
Tags: , ,
add a comment

Congo Luso es una buena novela histórica que recrea el descubrimiento del Congo por parte de una carabela portuguesa en 1482. Transcurre entre los años 1482 y 1502.

El protagonista es el portugués Gil Eanes, que llega siendo un niño a esas tierras y el destino lo deja allí plantado transformańdose en un congolés. Gil ha llegado en la nave del navegante Diego Cao, descubridor del Río Congo.

Gil aprende rápidamente el idioma de los nativos, se le encomienda la misión de visitar al rey del Congo y establecer las primeras relaciones diplomáticas entre Portugal y el reino del Congo; encabeza una minúscula comitiva de cuatro portugueses y un quinto africano de la costa occidental, sin embargo solo logra llegar él a la presencia del rey. El rey tiene dos hijos de dos esposas distintas, ambas reinas, y la más joven desea que sea su hijo el sucesor, en contra de la tradición.

Esta reina comienza a tejer una serie de intrigas, aliándose con los portugueses.

El autor es un periodista que ha sido corresponsal en el extranjero para diversas publicaciones y se ha documentado muy bien al escribir esta novela.

Tiene el gran mérito de narrar los hechos sin utilizar recursos morbosos y lograr que los detalles se aprendan y entiendan sin aburrimiento.

Junto a Gil conocemos a los príncipes hermanos Mpanzu y Mbemba, al obispo de Souza y al expoliador Fernando de Melo.

Asistimos en las primeras partes a las guerras tribales que libran los congoleses con otros reinos africanos para someterlos a la voluntad del soberano, luego asistiremos a las luchas entre congoleses y portugueses, aunque estos últimos han conseguido el apoyo de uno de los príncipes y sus guerreros.

El fanatismo evangelizador de los católicos no está ausente y resulta ser también un elemento más en la lucha por el poder las riquezas y… los esclavos, que resultaron ser la verdadera riqueza de Africa para Occidente.

Una novela recomendable disponible en formato electrónico.

Respecto de la historia de Africa, también son recomendables los siguientes títulos:

El Entrenamiento con Intensidad te mantiene Joven – Coach Fred Matheny March 15, 2012

Posted by roberto in Entrenamiento.
add a comment


Como de costumbre el entrenador Fred Matheny nos ofrece una visión enriquecedora del entrenamiento ciclista más allá del simple rendimiento físico. Para quienes estamos entrando o ya entramos en el otoño de nuestras vidas su visión nos muestra una viva filosofía de vida.

En este artículo nos revela sus cinco estrategias de entrenamiento: Intensidad, Resistencia, Recuperación, Nutrición y Salud Emocional.

Vamos a él…

Pregunta: Entrenador, has mencionado que combates el envejecimiento a través de entrenamientos con intensidad, incluso durante el invierno. Actualmente tengo 59 años y me gustaría saber más acerca de tu programa de modo que pueda mantener la guadaña lejos de mi. Melvin C.

Respuesta de Coach Fred Matheny: Ningún programa de entrenamiento mantendrá a la Parca lejos de ti si ella tiene tu número. Pero estás aún vivo, y lo que cuenta es disfrutar cada minuto de vida. Si es pedaleando, valen el doble.

Cumplí 66 años el otoño pasado. Mi entrenamiento durante el invierno y la primavera siguiente será el mismo que ha probado ser exitoso en los años recién pasados.

En 2011 entrené en bicicleta poco más de 16.000 km, realicé 180 horas de caminata, caminata en nieve y trote, además levanté pesas 2 a 3 días por semana. Esa combinación de actividades funciona bien en mi caso.

Las investigaciones muestran que en la medida que envejecemos necesitamos más que solo volumen. De modo que baso mi entrenamiento en cinco dimensiones clave:

Intensidad: En los atletas que practican deportes de resistencia, y mantienen o incrementan la intensidad de las sesiones, se observa que la tendencia natural de disminución del VO2max es notoriamente menor que en aquellos que hacen más kilometraje, pero a una intensidad menor. Entonces, lo que hago es incorporar sesiones con intervalos casi todo el año. Estas pueden incluir subidas, salidas en grupo, ruteos contra el viento, cualesquiera de las anteriores sirve siempre que el el ritmo cardíaco se mantenga alrededor del 85% del RCmax.

Resistencia: Otros estudios muestran que alrededor de los 60 años existe un punto crítico a partir del cual la declinación del rendimiento es significativa. Este punto coincide, además, con una disminución bastante notoria de la masa muscular. De modo, que hago pesas dos o tres veces por semana. Es cierto que resta tiempo y energía al ciclismo, pero es crucial para preservar la masa muscular que el ciclista pierde conforme avanzan los años.

Recuperación: Mientras más nos envejecemos, más tiempo nos toma recuperarnos. Siempre me preocupo de tener un descanso reparador. Mi entrenamiento favorito: sentado en el sofá mirando fútbol.

Nutrición: Más fruta, vegetales, granos enteros y mucha proteína, para ayudar a mantener el volumen muscular. A veces combino la nutrición con mi entrenamiento favorito: me sirvo un “plato saludable” mientras estoy en el sofá.

Salud Emocional:Junto al ciclismo, disfruto de otras cosas importantes en mi vida: familia, amigos, atardeceres…

Y me rehuso a utilizar mi edad como excusa cuando pedaleo con gente más joven, a lo menos no hasta que quedo descolgado del grupo…

Ahora que lo pienso, existen algunos ciclistas más viejos que yo y también me dejan atrás. Tendré que pensar en una excusa realmente buena para eso.

Este artículo fue publicado el Jueves 02 de Febrero de 2012 en el boletín de roadbikerider.com. El original lo pueden leer aquí. La traducción anterior es personal y cuenta con el permiso del editor del sitio.

El Jardin Olvidado – Kate Morton March 13, 2012

Posted by roberto in Libros.
1 comment so far

En esta oportunidad le toca el turno a la literatura… ¿Cuáles han sido los libros del verano?, ¿De las vacaciones?.

En mi caso, solo novelas y les paso a dar mis impresiones de inmediato.

La primera de ellas: El Jardín Olvidado de Kate Morton.

Me llama la atención que la autora es australiana y con poca experiencia como escritora, aunque después me entero que esta es su segunda novela… vamos que a lo mejor es otra María Dueñas, me dije, y en la presentación leemos: una niña es abandonada en un barco con destino a Australia. Una misteriosa mujer llamada la Autora ha prometido cuidar de ella, pero la Autora desaparece sin dejar rastroUn terrible secreto sale a la luz…

Y me decido a leerla, además viene con mucho marketing detrás y se encuentra en todas las vitrinas de mi ciudad.

Una gran desilusión, el libro narra la historia de tres mujeres: madre-hija-nieta, abusa de esta técnica narrativa que consiste en alternar los tiempos, me refiero a que te encuentras leyendo la historia de Nell (la madre-abuela) en el presente y luego en el capítulo siguiente saltas al Londres de finales del siglo XIX.

Una breve búsqueda en Google:

…sus historias [de Kate Morton] siempre incluyen saltos desde el presente, hasta un pasado oscuro, poco claro, ahí siempre hay algo escondido un misterio, eso sí, no se busque en ella formas nuevas de relato, ni trabajos donde el riesgo se encuentre en la forma, se trata de una autora que explota un lenguaje barroco, en habla inglesa victoriano, sobrio, adentrándose en detalles, por momentos un poco cursi. Sin embargo es capaz de atrapar al lector con ese barniz preciosista y ese es su mérito.

tomado de http://www.sech.cl/2012/01/el-jardin-olvidado-de-kate-morton/

 Sin embargo yo encuentro fallos como que aparece un personaje en la narración y no se le ha hecho una introducción… es decir te quedas con la sensación de que te saltaste una parte, justo la parte en que aparece este personaje por primera vez.

Carece, también, de un trasfondo histórico que le de un atractivo adicional, y la promesa del “terrible secreto que sale a la luz” se desvanece cuando acabas la lectura.

En fin, desde mi punto de vista se trata de un libro prescindible.

Como pancarta del marketing publicitario están estas palabras, de María Dueñas (El Tiempo entre Costuras):

“…absorbente laberinto de tramas complementarias que nos arrastran a una lectura llena de fuerza, ternura y emoción….”

Supongo que por tramas complementarias se refiere a las historias paralelas de las madre, hija y nieta, y de que se teje un laberinto tiene toda la razón.

Que periódicos como El País Semanal, La Vanguardia, La Tercera  y otros recomienden su lectura, no es de extrañar, pero que un buen autor se preste al juego… ya es otra historia.

He tratado de buscar alguna crítica negativa en la web; no la he encontrado, de modo que mi opinión es bastante particular, más aún, como si Google supiera de mi desilusión, me mostró opiniones en las que comparan a Kate Morton con Charles Dickens…

¡No hay salud!

Largas 511 páginas, disponible en formato electrónico.

Santiago-Curicó en Bicicleta March 12, 2012

Posted by roberto in Clásicas cicloturistas.
4 comments

Hace mucho tiempo que les debía esta crónica. Se trata de un desafío personal que se impuso mi amigo Esteban al querer unir las ciudades de Santiago y Curicó: 200 exquisitos kilómetros de ruta aderezados con un reportaje de alto nivel.

Que lo disfruten.

Estimadas y Estimados,
Les comparto un reporte de lo que fue el desafío personal de unir las localidades de Santiago y Curicó el pasado Viernes 17 de Febrero. Logro que se concreto en parte gracias a los consejos que recibí de parte de algunos miembros de este grupo ciclista, por lo que aprovecho de agradecer sus aportes.
En resumen, la travesía resulto un éxito. Terminé en mucho mejor estado de lo que pensaba, con resto como para rodar hasta Talca (sera para otra vez). Acá los datos duros:
Lugar y hora de partida: Agustinas con Cumming, 7:00 AM
Meta: Estación Terpel sector Lontué, kilómetro 197 Panamericana Sur
Tiempo de pedaleo efectivo: 6 horas y 39 minutos
Distancia recorrida: 199 km
Velocidad promedio: 30,4 km/h
Frecuencia Cardiaca máxima: 94%
Frecuencia Cardiaca media: 75%
Calorias consumidas: 3732 kcal
Las dos semanas anteriores había entrenado planificadamente, aumentando la intensidad y la frecuencia. El domingo 12 había rodado 135 km, el lunes y martes siguientes hice spinning y maquinas como de costumbre. El miércoles rode un plano de 70 km y el día jueves baje el periodo de entrenamiento a sólo 1 hora con peaks de esfuerzo (ascensión al cerro San Cristobal).
Llego el viernes me levanté temprano a desayunar (5:40). Los días anteriores aumente la dosis de carbohidratos por lo que el desayuno fue mas bien liviano sin grandes variaciones.
Esperé hasta las 7:00 para que hubiera suficiente luminosidad y partí rodando por Brasil, Almirante Latorre y Club Hípico. Al llegar la intersección de Club Hípico con Pedro Montt alcanzo a divisar a Ivan Mardones quien se dirige raudo al trabajo. Lo saludo pero no me reconoce. Sigo rodando hasta Valdovinos, donde doblo y finalmente ingreso a la caletera. Como supondrán el tráfico era alto y eso no me permitió un rodaje continuo. La primera media hora la hice con un desarrollo 39/14 y de ahí en adelante mantuve hasta el final el desarrollo 53/17.
El tramo dentro de Santiago durante el día de semana es sumamente tensionante. Los vehículos pasan como si los ciclistas fuéramos transparentes y el camino no ayuda mucho; a la altura de Vespucio hay que ingresar a la Autopista Central y también en el cruce con San Bernardo donde realmente pasar en bici es de kamikaze.
Pero lo peor viene después, en el puente sobre el río Maipo. Allí no hay berma y el cruce es una lotería… Pase a todo lo que pude pedalear mientras los camiones me sobrepasaban a centímetros, como si nada… Diría que fue la única parte peligrosa en todo el trayecto.
Al cruzar el puente, entramos de lleno a Buin, donde parte una caletera con ciclovia incluida en la que se puede rodar a muy buena velocidad. Allí recuperé gran parte del tiempo perdido, rodando a velocidades promedio sobre los 34 km/h. En este sector fue donde un auto me alentó desde la carretera tocándome la bocina. El día estaba fresco y todo pintaba bien.
Al llegar al peaje Angostura (9:10 AM) veo que el cronómetro marca 2 horas de pedaleo. Son ya las 9:00 Am y llevo recién 58 km de pedaleo. Me cuestiono si seré capaz de llegar en el tiempo esperado a Curicó. Me concentro y sigo pedaleando. El promedio de velocidad que llevo hasta ese momento (26 km/h) deberé subirlo si pretendo cumplir con mi objetivo de estar antes de las 14:00 en Curicó.
Algo que mantengo a firme es la hidratación y la alimentación. El líquido lo voy bebiendo cada 10 o 15 minutos, mientras que las barras de cereales las consumo la primera a la 90 minutos de pedaleo y las subsiguientes cada 60 minutos.
Llega la hora de enfrentar el bypass de Rancagua (mi gran temor por el viento en contra). Curiosamente aquí logró rodar a un excelente ritmo y aunque el tramo es tedioso, no es cansador. Al cabo de 98 km, logro llegar a la area de Descanso de Requinoa (10:30 AM) donde relleno las botellas con isotónico y aprovecho de pasar a la baño. Me vuelve el alma al cuerpo el llevar la mitad del recorrido en 2 horas y media. El rodaje con viento de cola y temperatura agradable se vuelve muy efectivo y me sorprendo a mi mismo.
Al final del bypass un auto plomo pasa por mi lado dándome bocinazos de aliento, los saludo con la mano agradeciendo el gesto ¿será un lector del foro bikemontt? …..
De ahí en adelante la idea es mantenerme. Lo más difícil es Pelequén, donde unos pequeños repechos más un viento en contra me hacen bajar la velocidad y comienzo a sentir el desgaste. Pienso que es aquí donde se mide el ciclista y su capacidad de concentración. Fijo entonces mi mente en pensamientos positivos, en el objetivo mismo y pedaleo más firme que nunca.
Claramente lo más duro de la ruta es lo que separa Pelequén de San Fernando. A esta última ciudad llego a las 11:50 AM, con un poco de cansancio en las piernas pero sorprendentemente regreso a velocidades promedio sobre los 32 km/h.
A estas alturas el objetivo se ve cercano y el animo sube. A las 12:40 ya he pasado el peaje Quinta y me siento con un segundo aire… ¡¡¡Estoy a menos de 30km de Curicó!!!
Sigo pedaleando y de repente ya estoy en Teno. Recargo nuevamente una de las botellas y continuo el recorrido en una zona ya totalmente urbana. Aumenta el trafico vehicular, pero también mi animo al ver la meta a tiro de cañón.
Sin darme cuenta estoy ingresando a Curicó, una tenue ciclovia me lo demuestra. He cumplido la meta y siento que me quedan fuerzas como para 10 o 20 kilometros más. No hay tiempo para fotos ni para detenerse. Continuo mi pedaleo buscando un área de descanso para finalizar el periplo y esperar a mi señora que viene en auto más atras (ella partió a las 11:40 de Santiago).
Por fin me detengo en una estación Terpel ubicada tras el puente Lontué, a eso de las 13:50  . Allí me ducho, y me alimento con una dieta no muy sana pero muy apetitosa:Platano, Coca zero y pan amasado con queso…nada más delicioso!!!
La meta está cumplida. No me siento muy cansado y lo que es mejor las piernas no muestras signos de desgaste excesivo.
Después del descanso monto la bici en el portabicicletas del auto y seguimos rumbo a Concepción. Allí nos recibe una lluvia torrencial que aprovecha de limpiar mi bicicleta. En Concepción descansaré el fin de semana, no sin aprovechar de salir a rodar el Domingo  19 con ruteros locales hacia Santa Juana, pero eso es otra historia…..
Saludos

De Vuelta al Ruedo… March 12, 2012

Posted by roberto in General.
add a comment
Monumento al Ciclismo - San Luis, Argentina

Monumento al Ciclismo - San Luis, Argentina

Amigas y amigos,

Sea este mensaje para ofrecerles mis disculpas por esta sequía de publicaciones… poco más de tres meses sin publicar absolutamente nada. Sin embargo las visitas al blog se mantienen constantemente muy sobre trecientas visitas diarias. Por lo que además les transmito mis agradecimientos.

No existen grandes razones para explicar lo anterior, solo que esta labor consume tiempo, y cuando tienes una familia de seis, un trabajo de cierta exigencia, un deporte que también le exige a tu estilo de vida… comienzas a dejar de lado aquello que consideras más prescindible.

Ustedes saben que el blog se basa en los relatos de los ruteos semanales (donde cada vez me cuesta más ser original), traducciones de artículos ciclistas, reseñas de libros que leo, y otros. También cuesta más escribir para aportar algo que sea un poquito diferente.

Haré un esfuerzo por retomar los relatos, me siento obligado a ello por la constancia que veo en las visitas al blog.

Un gran saludo cariñoso, desde Santiago de Chile, para todos ustedes, amigas y amigos.

Roberto