jump to navigation

Ruteo San Martín-Lo Pinto-Quilapilún July 25, 2010

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
add a comment

El ruteo de hoy tuvo algunas peculiaridades que le harán quedar en nuestra memoria por algún tiempo.

Durante las últimas semanas en nuestra capital las bajas temperaturas han sido la tónica: normalmente alrededor de las 07:00 se han observado -1 °C y en algunos días hasta -3 °C; aunque puede no parecer mucho comparado con otras latitudes creánme que el no estar acostumbrado a estas temperaturas unido a la alta humedad que dejan las lluvias hacen que la sensación térmica sea mucho más baja. Una notoria capa de escarcha cubría la “vegetación” en las veredas y la carrocería de los autos que habían quedado a la intemperie.

Iniciamos el ruteo, junto con Esteban, a eso de las 08:20. Pedaleando hacia el punto de reunión en nuestra habitual ruta San Martín, empezamos a notar neblina ya en la comuna de Renca. Una vez en la autopista la visibilidad no alcanzaba los 50 m y la humedad se condensaba en nuestra ropa y en nuestras bicis. Afortunadamente no había escarcha en la ruta.

Pedaleábamos en animada conversación con el temor de no encontrar compañeros en el punto de encuentro, cuando nos adelanta el auto de Gabriel, ya no estaríamos solos. Kilómetro 4 y Esteban desgranaba su filosofía mientras yo escuchaba educadamente… “vamos, vamos, no se queden” la voz de Rodrigo que venía junto con Catalina interrumpe el monólogo. Catalina toma la delantera y Rodrigo junto con Esteban forman de a dos, permitiendo que me quedara refugiado entre sus ruedas.

La neblina se mantiene y en breves minutos llegamos a la partida, donde, por esas cosas de la naturaleza ya no había neblina y sí algunos compañeros congregados. Cacho, Jorge, Iván los dos Gabriel, Juan y Manuel estaban en los preparativos. Escasa concurrencia, “patética concurrencia” creo recordar que fueron las palabras de Catalina. En fin, por lo menos habría salida, sin neblina y con sol.

Saludos, bromas, comentarios varios, cuando se nos acerca el largo brazo de la ley personificado en un carabinero que nos advierte que está prohibida la circulación de bicicletas por la autopista. Con una actuar amable, es necesario reconocerlo, el carabinero nos pregunta por el directivo del grupo, inmediatamente le damos paso a Cacho y se inicia la negociación para lograr el pedaleo. El oficial, empapado en su papel de autoridad nos advierte que él está ahí para hacer que la ley se cumpla. Interviene Manuel y reclama que la voluntad del agente es digna de mejor causa; por ejemplo controlar a los narcotraficantes que pululan a escasos 7 km de ese lugar. Una verdad del porte de una Catedral.

Mientras la discusión se desarrolla, se nos acercan algunos integrantes de otro grupo ciclista que se había dado cita en el mismo lugar y se unen al match “ciclistas v/s carabineros”, dejamos a los mejores seguir con la negociación, y con Manuel nos enfrascamos en un diálogo respecto del largo de la tee que me era más conveniente usar.

Diálogo inconcluso, pues se nos acerca Catalina a darle un “jalón de orejas” a Manuel por no haber mostrado el debido respeto con la autoridad, dándole motivos para cancelar la salida. Caballerosamente, Manuel le da la razón a Catalina, y le pide comprender que su temperamento le impide sacar mejor provecho del vocabulario que nos legara Cervantes.

En mi interior me imagino al carabinero ruteando con nosotros y escuchando al susodicho Manuel aleccionar a Gabriel Diez con una colección de palabras en las que lo único que se distingue son los garabatos; Gabriel trata de equilibrar la justa, pero normalmente pierde. Aunque esto ocurre cuando no está Catalina. Una muestra de la caballerosidad escondida que tiene este gran compañero y además de la conveniencia de agregar miembros femeninos al grupo.

Casualmente, el otro grupo de ruteros, del Club de Santiago, había planificado la misma ruta y nos invitan a hacerla juntos. Es así como salimos hacia la autopista, desordenados como de costumbre, pero con la venia de la autoridad. Rodamos algunos kilómetros y nos unimos ambos grupos formando la típica caravana multicolor con más de veinte pedaleros desafiando el frío.

Pasado el cruce a Chicureo bajamos a la calle de servicio (mejor nombre que “caletera”) y seguimos hasta el kilómetro 14 donde nos desviamos por el camino Lo Pinto hacia la ruta 5.

Con el Club de Santiago en la delantera seguimos ordenados de dos en fondo. Alcanzamos la R5 y seguimos a buen ritmo hacia el norte. Llegamos agrupados a la subida El manzano y se producen los primeros descuelgues, la subida la hago con comodidad, manteniéndome bajo el umbral anaeróbico. Llegamos a la cima y seguimos hacia el plano donde nos reagrupamos.

El ritmo del pedaleo, sumado al clima, motivan a que nuestro querido líder: Cacho, cambie nuevamente el recorrido acortándolo convenientemente. Ahora no seguiríamos por el injustamente llamado camino del desierto y cortaríamos hacia la San Martín por Quilapilún.

Al grupo ya se habían sumado algunos pedaleros solitarios y reanudamos la ruta con entusiasmo, uno, dos, tres kilómetros y no logro seguir el ritmo general. Enfrentamos el falso plano Jorge Lorca, dos pedaleros del Santiago y yo, buen ritmo y logramos afiatarnos adecuadamente en los relevos.

Llegamos a la autopista, donde nos esperaban los punteros, no los hicimos esperar y seguimos pedaleando.

Como es ya costumbre el ritmo comienza a subir en los kilómetros previos a Colina, me descuelgo en el kilómetro 27 y hago en solitario la bajada a Colina, sigo ruteando a mi ritmo algunos kilómetros más, me pasan los dos compañeros con los que hicimos Quilapilún y me pego a su rueda, seguimos así los tres, relevándonos cada mil a dos mil metros hasta llegar al punto final.

Regreso a casa en solitario a un ritmo más suave del habitual.

Le ofrezco mis disculpas a quienes suelen leer los detalles técnicos del ruteo. Volverán en el próximo reportaje.

Ruteo Nos – Laguna de Aculeo July 18, 2010

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
add a comment

La asistencia al ruteo de hoy se vio notoriamente disminuida. Solo ocho ruteros se presentaron al punto de reunión para una ruta que es una variante de una de las clásicas en las que ruteamos por la zona sur de Santiago.

El punto de reunión fue el cementerio de la localidad de Nos, antigua zona rural al sur de San Bernardo, y la meta era la zona de Rangue en el entorno de Laguna de Aculeo.

La mañana era fría, pese a que el termómetro indicó 7° C en la partida, la sensación térmica era mucho menor, algo remolones en principio, tal vez esperando que llegara alguien más, iniciamos el ruteo a las 09:20.

Recorrimos a ritmo de calentamiento los primeros 4 km que nos separan del ingreso a la Autopista del Maipo y una vez en ella nos alineamos de a uno en fondo para rutear ordenadamente y con relevos, los 25 km que nos separaban del punto de salida. La velocidad promedio de esta etapa: 37 km/hr da cuenta del entusiasmo que teníamos.

Luego de 40 minutos llegamos a la salida y enfilamos hacia Laguna de Aculeo. Pedaleamos 20 km de a dos en fondo por un camino rural en buen estado general; aunque dado que es un camino de una sola calzada con un flujo vehicular regular, el promedio de velocidad fue de 26,2 km/hr.

Mucho se comentaba el agradable paisaje de este camino, que se trata de una zona agrícola flanqueada por cerros que la protegen del viento sur, el verde de los cultivos y los numerosos árboles marcan un fuerte contraste con la aridez a la que estamos acostumbrados cuando ruteamos por la zona norte.

Llegamos al punto de retorno y nos detenemos brevemente para aliviar el esfínter, las bromas de rigor, las fotos que suele tomar nuestro compañero Gabriel Diez y emprendimos el retorno. Todos sabemos que el regreso por la Autopista del Maipo es una prueba dura, de modo que nos mentalizamos para hacerla a un ritmo constante, adecuado al grupo, de modo que nadie se nos descolgara.

Curiosamente en el regreso por este camino, mejoramos nuestro promedio de velocidad y registré 27,6 km/hr de promedio, el tiempo que nos tomó este recorrido fue 46 minutos.

Entramos a la Autopista del Maipo, esta vez en dirección norte, manteníamos la agrupación de dos en fondo y luchábamos contra el falso plano que presenta esta etapa, el instrumento marca un promedio de 1% de pendiente que es casi constante. En efecto; el promedio de velocidad que registro es 27,4 km/hr, prácticamente un 25% menos que el promedio que logramos en sentido contrario. El tiempo que nos tomó esta etapa fue 59 minutos, 44% mayor si lo comparamos con el tiempo en el otro sentido.

Durante esta etapa, me cuesta seguir el ritmo del grupo, pero no me descuelgo, esto lo logro tirando solo una vez en la punta, junto con Gabriel Diez, y después decido refugiarme en la retaguardia. Pedro se esforzaba al igual que yo para no perder la rueda y durante varios kilómetros Manuel Podesta estiró su brazo solidario para mantenerlo en el grupo. Gran capacidad física y solidaria que Manuel nos presenta domingo a domingo, ya que se trata de uno de los miembros cuya participación falla rara vez.

Finalmente esta etapa se termina y regresamos al punto de encuentro con un suspiro de alivio.

Los sacrificados de hoy: Gabriel Acuña, Gabriel Diez, Patricio Lagos, Jorge Lorca, Manuel Podesta, Esteban Troncoso, Pedro Valderrama, y quien escribe, Roberto Cornejo.

El total de kilómetros recorridos por el grupo que registro fue 102,3 km, en tres horas y treinta y dos minutos de pedaleo efectivo. Mi kilometraje personal: 149 km, definitivamente un buen récord. (more…)

La frase de la semana July 12, 2010

Posted by roberto in Aforismos.
1 comment so far

La experiencia es un peine que te llega cuando te quedas calvo…

Oscar “ringo” Bonavena

Boxeador argentino

Humor July 7, 2010

Posted by roberto in Humor.
add a comment

La frase de la semana July 5, 2010

Posted by roberto in Aforismos.
add a comment

El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo.

Atribuida a Winston Churchill

Ruteo San Martin, Lo Pinto, El Manzano, Til Til July 4, 2010

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
add a comment

Hoy domingo estrenamos una variante de nuestras salidas por la autopista San Martín.

Aunque el tiempo se mantiene frío, como corresponde a nuestro invierno, la temperatura no era tan baja como el domingo pasado. Salí de casa con 6 °C y al regreso, cerca de las 13:00 el termómetro indicaba 16 °C.

A eso de las 09:00 nos reunimos 14 pedaleros en el punto de encuentro habitual. La ruta consistía en avanzar por la autopista hasta el cruce Lo Pinto, entrar por este cruce hasta la ruta 5 norte, seguir hacia el norte hasta el cruce a Til Til, entrar por este camino y retornar en el sector del puente del ferrocarril.

Iniciamos el pedaleo pocos minutos después de las 09:00, ordenados de a dos en fondo y a un ritmo suave.

La primera etapa, llegando a la ruta 5 norte, fueron 14 km que se hicieron a un promedio de 26 km/hr y 122 ppm. 32 minutos de un pedaleo de suave calentamiento.

Enfrentamos la ruta 5 y aumentamos ligeramente el ritmo; desde este punto hasta el inicio de la Cuesta El Manzano fueron 10, 3 km a 29,9 km/hr y 126 ppm de frecuencia cardíaca promedio. Poco más de veinte minutos.

Enfrentamos la cuesta El Manzano: una subida muy parecida a la subida Santa Esmeralda, 2.000 m aproximadamente de longitud y una pendiente promedio de 4,8%. Bajo al 34 y subo con comodidad utilizando el 17 y 16 sentado y 14 y 15 cuando pedaleo parado.

Nos reagrupamos brevemente en el plano norte de la cuesta y seguimos la ruta. Hasta el punto de retorno registro 16,5 km a 30,1 km/hr y 130 ppm de promedio.

Durante el pedaleo hasta este punto de retorno nos mantuvimos agrupados y ordenados, conversando entre nosotros el tiempo se hizo breve, no hubo ninguna escapada, si bien el tiempo se mantenía frío y había pequeños bancos de niebla el ánimo en general se percibía muy bueno.

Nos reagrupamos y emprendimos el regreso: 28,4 km a 30,5 km/hr, 139 ppm de promedio y pedaleos de a dos en fondo y a veces en línea, pero siempre juntos. La cuesta El Manzano, por su vertiente norte es más breve y de menor pendiente, pero sigue siendo una subida, por lo que el grupo se disgrega y nuevamente paramos para reagruparnos en el plano sur de esta cuesta.

Entramos por el cruce a Lo Pinto hacia la autopista San Martín y comenzamos a rutear de a uno en fondo con relevos frecuentes, el ritmo sube constantemente, aunque no de forma brusca como en ocasiones anteriores;  Cacho y yo nos descolgamos unas centenas de metros antes de ingresar a la autopista San Martín.

Durante este aumento de la intensidad Manuel y Rodrigo se mantuvieron ordenando el grupo y organizando los relevos, y aunque me haya costado mucho mantenerme incluso a la zaga, se notó un trabajo coordinado.

Aproveché el ruteo en solitario para chequear el Umbral Aeróbico de acuerdo al método propuesto por Joe Friel: esto es un ruteo a ritmo de competencia durante 30 minutos, el UA es el promedio de ppm de los últimos 20 minutos. El ritmo de competencia debe mantenerse durante todo el período.

En mi caso el protocolo de la prueba no fue estricto, pero de acuerdo a la experiencia creo que debo aumentarlo a 160 ppm (antes lo estimaba en 150 ppm). Esta es la primera muestra objetiva que me indica que he obtenido una mejora en mi estado físico.

Me esforcé por mantener una cadencia promedio entre 85 y 90 rpm, logré 84.

La distancia recorrida por el grupo fue 85,6 km, con un tiempo efectivo de pedaleo de 02:55 (hh:mm).

El Mundial de Fútbol de 1954 – Eduardo Galeano July 3, 2010

Posted by roberto in General.
add a comment

Gelsomina y Zampanó brotaban de la mano mágica de Fellini y se echaban a payasear por La strada, sin apuro, mientras a toda velocidad Fangio se consagraba campeón mundial de automovilismo por segunda vez. Jonas Salk preparaba la vacuna contra la poliomelitis. En el Pacífico estallaba la primera bomba de hidrógeno. En Vietnam, el general Giap noqueaba al ejército francés en la fulminante batalla de Dien Bien Phu. En Argelia, otra colonia francesa, nacía la guerra de la independencia.

El general Stroessner era elegido presidente del Paraguay, en reñida competencia contra ningún candidato. En Brasil, se estrechaba el cerco de los militares y empresario, armas y dineros, contra el presidente Getulio Vargas, que poco después se rompería el corazón de un balazo. Aviones norteamericanos bombardeaban Guatemala, con la bendición de la OEA, y un ejército fabricado en el norte invadía, mataba y vencía. Mientras en Suiza se cantaban los himnos de dieciséis países, inaugurando el quinto Campeonato Mundial de Fútbol, en Guatemala los vencedores cantaban el himno de los Estados Unidos celebrando la caída del presidente Arbenz, cuya ideología marxistaleninista estaba fuera de toda duda porque se había metido con las tierras de la United Fruit.

En el Mundial del 54, participaron once equipos europeos, tres americanos, Turquía y Corea del Sur. Brasil estrenó la camiseta amarilla con cuello verde, en vista de que la anterior camiseta, blanca, le había dado mala suerte en Maracaná. Pero el color canarito no tuvo efecto inmediato: Brasil fue derrotado por Hungría en un partido violento, y no pudo llegar ni a las semifinales. La delegación brasileña denunció ante la FIFA al árbitro inglés, que había actuado «al servicio del comunismo internacional, contra la Civilización Occidental y Cristiana».

Hungría era la gran favorita de esta Copa. El demoledor equipo de Puskas, Kocsis y Hidegkuti llevaba cuatro años invicto, y poco antes del Mundial había goleado a Inglaterra 7 a 1. Pero éste fue un campeonato extenuante. Tras el duro enfrentamiento con los brasileños, los húngaros exprimieron sus energías contra los uruguayos. Hungría y Uruguay jugaron a muerte, sin darse tregua, y se agotaron mutuamente hasta que dos goles de Kocsis definieron el partido en el alargue.

La final fue contra Alemania. Hungría ya la había derrotado por paliza, 8 a 3, al comienzo del Mundial, y en aquel partido había quedado fuera de combate el capitán Puskas. En la final, Puskas reapareció, jugando a duras penas en una sola pierna, al frente de un equipo brillante pero gastado. Hungría, que iba ganando 2 a 0, acabó perdiendo 3 a 2, y Alemania conquistó su primer título mundial. Austria obtuvo el tercer lugar. Uruguay, el cuarto.

El húngaro Kocsis fue el goleador de la Copa, con once tantos, seguido por el alemán Morlock, con ocho, y el austríaco Probst, con seis. De los once goles de Kocsis, el más golazo fue hecho contra Brasil. Kocsis se lanzó como un avión, voló un buen rato en el aire y cabeceó al ángulo.

Atlántida – Javier Negrete July 2, 2010

Posted by roberto in Libros.
add a comment

Javier Negrete es un prolífico autor español que tiene muy buenas novelas de fantasía y ucronías históricas. En lo profesional es licenciado en ciencias clásicas y profesor de griego.

En esta novela, un thriller de catástrofe muy similar a la película 2012, aborda temas como la vulcanología, las placas tectónicas, flujos piroclásticos, nanobios, mitología griega y la Madre Tierra: Gaia.

Su argumento, grosso modo, es una Tierra por allá por el año 2030, en que los volcanes comienzan a despertarse y amenazan con exterminar la vida tal cual la conocemos. Su protagonista, un cuarentón divorciado, empobrecido y sin futuro deberá enfrentarse con unos enemigos inmortales provenientes de la Atlántida.

Se mueve entre el thriller de aventuras, la ciencia ficción, la mitología y teorías fantasiosas respecto al impacto de la civilización en nuestro planeta.

La prosa es correcta, y la narración ágil, lo que hace que en ningún momento se haga pesada, aunque hay partes que me gustan más que otras, y personajes más atractivos que otros.

Tiene 440 páginas y, para mi gusto, le sobran unas docientas, construye adecuadamente los personajes e inserta toques de buen humor que hacen muy llevadera su lectura. En realidad es de los pocos libros en que no sobra ninguno de los personajes y cada uno de ellos tiene el papel que le corresponde.

Su protagonista, que destaca un poco más sobre los otros, es Gabriel Espada, en torno al cual se mueven otros menos importantes, y luego algunos más, situados en diferentes lugares del mundo, que terminarán convergiendo en un punto común. Así pues, tenemos a Joey y Randall en Estados Unidos. Joey, un chico hispano de catorce años, que vive en un asentamiento de caravanas en Fresno, y es amigo del encargado de la limpieza del citado lugar, Randall, que desde el primer momento, muestra rasgos “extraños”. Los amigos de Gabriel, en España, sobre todo Herman, son el contrapunto cómico de la novela. El personaje de Sybil Kosmos, una de los inmortales, de una belleza sin parangón y nieta de un archimillonario, capaz de manipular las mentes, se muestra desde un principio como la antagonista. También hay una caracterización muy bien lograda de un profesor de secundaria experto sobre el tema de la Atlántida, según Platón, y un grupo de vulcanólogos islandeses, de gran importancia en la trama. El autor, con pocos trazos, nos hace visibles a todos los miembros del elenco, sin profundizar en lo psicológico. Cada uno tiene su forma de hablar y comportarse propia.

La historia hace recordar películas de catástrofes tipo 2012, tanto la estructura (diferentes testigos, en diferentes puntos calientes), como la manera de contar la información en términos científicos (sobre los supervolcanes ), como las descripciones que se hacen de las catastróficas erupciones, remiten a lo cinematográfico. Además está el vínculo con la Atlántida, que también aporta el lado más fantástico, con visiones sobre la vieja civilización, sus últimos días, sus dioses y costumbres. Tanto este tema como el geológico están bien documentados, decántandose el autor por la tradición más científica, que hace a la isla de Santorini o Thera asiento de la mítica isla. Menos al final, claro, donde ya es todo totalmente fantástico y podría no gustar a los puristas.

En resumen, una novela ligera y superficial, entretenida, llena de acción, de catástrofes masivas, amenazas terribles para la humanidad, mitos que se tornan reales, comercial y sin complicaciones, que seguro que agrada a los más jóvenes, pero que quizás parezca algo alocada a mentes más maduras y ansiosas de historias más profundas.

El acceso a internet como derecho ciudadano July 1, 2010

Posted by roberto in General.
add a comment

El siguiente artículo es copia fiel del original publicado en el sitio de Enrique Dans, que les recomiendo visitar aquí.

Según lo anticipado, hoy día 1 de julio entra en vigor en Finlandia la calificación del acceso a Internet como un derecho de todo ciudadano.

La fecha, sin duda, está muy lejos de ser una simple anécdota, y marca un antes y un después en la forma de entender lo que es y significa la red: mientras algunos gobiernos parecen seguir pensando que hablamos de un vehículo para el ocio y el entretenimiento donde quienes tienen que imponer sus normas son las empresas de contenidos, otros se han dado ya perfecta cuenta de que Internet es mucho, muchísimo más que eso, que Internet juega un papel cada vez más importante en la vida de todo ciudadano, y que debe ser papel del Estado asegurar el acceso y evitar la exclusión.

Una medida completamente lógica: Internet no es la televisión, la radio o ningún otro medio unidireccional controlado por unos pocos que poseen licencias para su uso. La red es un medio universal y bidireccional, el entorno sobre el que se está edificando la nueva idea de democracia, de sociedad participativa, de ágora para el intercambio constante de ideas. Mientras unos pocos nostálgicos y reaccionarios siguen discutiendo clichés absurdos del tipo de “es que con tanta red ya no nos vamos a ver las caras” o “en la red te roban la tarjeta de crédito”, o piensan que está de alguna manera justificado interrumpir el acceso a la red de una persona porque se bajó tal o cual archivo o hizo clic en tal o cual vínculo… Mientras algunos siguen viviendo en el pasado, en algunos países la red se eleva a su verdadera dimensión y se ponen las verdaderas bases para el desarrollo y el progreso del futuro.

En Finlandia, el 96% de la población está ya conectada a la red, y quedan únicamente cuatro mil hogares por conectar para poder considerar el objetivo de la universalidad como cumplido. El requisito marcado por el momento es ofrecer una conexión con una velocidad mínima de 1Mbps, velocidad mínima que pasará a ser de 100Mbps en el año 2015.

Más información:

BBC: Finland makes broadband a ‘legal right’

Nación Red: El derecho a la banda ancha ya es una realidad en Finlandia