jump to navigation

Vacaciones 2013 – Valle Fértil – Catamarca February 16, 2013

Posted by roberto in Uncategorized.
trackback

fF022

Día 4 – Martes 8

Valle Fértil – Catamarca

Después de una noche muy descansada en el camping y tras visitar la oficina de turismo abandonábamos la idea de visitar Ischigualasto, fundamentalmente por lo largo del recorrido: 3 horas obligadas, ya que es una visita guiada, soportando el calor veraniego que ya habíamos experimentado en la ruta.

El plan de este día era llegar a Catamarca, sería un viaje largo.

Tomamos las RP-510, con dirección a Baldecitos, luego la R-150 hasta Patquía y luego la R-38 hasta La Rioja.

Las rutas son bastante rápidas, poco transitadas y en perfecto estado, no hay cuestas y las pendientes son suaves. El calor extremo parecía haber quedado atrás y el paisaje ya no resultaba árido.

fF020

Llegamos a La Rioja a las 13:18 y de inmediato nos dirigimos a la oficina de turismo, un tremendo edificio que se encuentra en la avenida principal, por lo que es muy fácil de ubicar.

fF023

Con excelente atención el responsable nos recomienda abandonar la R-38 y seguir por la ruta hacia Aimogasta que es más turística, seguimos su consejo y tomamos la R-75, primero hasta Sanagasta y luego la R-60 hasta Aimogasta.

El camino es bonito, pero este ya tiene cuestas, y respecto del turismo, lo disfrutas solo si te detienes en los numerosos pueblos que se encuentran alrededor del camino. Fueron casi tres horas y 133 km, a un tranquilo ritmo de turistas, visitando algunos de los poblados del camino. Esta es una zona famosa por sus olivares, por lo que los productos preferidos son las aceitunas y el aceite de oliva.

fF024 fF025 fF026

Una vez en Aimogasta hacemos una breve parada para inquirir datos de la ruta y seguimos por la R-60, en los primeros kilómetros del camino el viento cruzado es feroz, los campos están plantados de olivos que se doblegan frente a la fuerza del viento.

Mientras conduzco, observo con ojos de ciclista el camino y veo aparecer justamente un ciclista de ruta, azotado por el viento, lucha por mantener su ritmo. No dejo de sentir admiración por este deportista que no se deja vencer por la adversidad para practicar el deporte más hermoso del mundo.

Luego de unos 80 km comenzamos a subir una cuesta que deja atrás los olivares y nos internamos por una quebrada angosta y de abundante vegetación, desde ese punto y hasta Jujuy. volveríamos a estar acompañados por naturaleza verde.

Hermoso camino, serpenteante y con bajadas y subidas continuas, pero muy hermoso, un gusto recorrer esos poco menos de 20 kilómetros.

fF027 fF028

Entroncamos nuevamente la R-38 y entramos en una carretera transitada, ya nos habíamos acostumbrado a la soledad, restaban poco menos de 70 km para Catamarca, pero nos demoramos sus buenos 47 minutos debido al tráfico. Esa sería la tónica el resto del viaje en Argentina.

Entrábamos a Catamarca a las 18:30, previamente en la R-38 nos habían tocado algunos chubascos, pero nada nos hacía imaginar lo que nos esperaba en la ciudad.

Las calles en Catamarca centro son estrechas y de esquinas cerradas, junto a la ausencia de señalética vial lo aconsejable es conducir con extrema prudencia. Llegamos al centro, típicamente la plaza y su catedral y nos estacionamos en una playa de estacionamiento a media cuadra de la plaza.

Salimos en busca de información turística, que encontramos en la misma plaza, y mientras recibíamos la información se desata una lluvia fenomenal, en cuestión de minutos las calles se anegaron y nosotros quedamos empapados, pero sin frío. Esperamos algunos minutos a que la lluvia parara, y buscamos alguna librería para que Isabel revisara algunos libros. Encontramos una bastante buena y surtida frente a la plaza, cerca de la esquina opuesta a la Catedral.

Luego de encontrar algunos títulos salimos con ar$ 290 menos en la billetera y tres libros más en la biblioteca de mi hija, en busca de comida y alojamiento, en la oficina de turismo nos pasaron el dato de dos locales de comida para llevar, pero siendo las 20:30, uno de ellos recién había abierto y no tenía platos listos, el otro permanecía cerrado. Parece ser que muchos de los locales de comida abren después de las 21:00.

Teníamos descartada la opción de pasar la noche en camping, dada la lluvia encontraríamos demasiado barro y sería mejor la opción de una estación de servicio como lo hemos hecho tantas veces con anterioridad.

Sin embargo mi esposa deseaba una ducha y comenzamos a buscar alojamiento en cabañas u hosterias.

Justo saliendo desde Catamarca por la R-38 hacia Tucumán se encuentra un par des lugares con arriendo de cabañas, ambos estaban sin disponibilidad, pero tuvimos más suerte en una hostería, algo modesta, pero habitación con baño privado y agua caliente eran suficientes. El costo fue de ar$ 260.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: