jump to navigation

Los Libertadores por El Colorado – Esteban Troncoso September 19, 2012

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
trackback

Eran las 07:00 cuando me levanté. Un frío demoledor recorre mi departamento. Afuera la cosa no se ve mejor.

Desayuno y reviso la prensa para ver las alternativas del campeonato mundial que se desarrolla por estos días en Limburg, Alemania. Hoy es la Crono Individual y es uno de los pocos momentos en que un ciclista chileno se puede medir de tu a tu con pedaleros de la talla de Contador o Tony Martin. Carlos Oyarzún no decepciona, y remata en el lugar 32°. ¿Se habrán enterado en el Comité Olímpico o en la Federación de Ciclismo?

Son las 08:00 y el frío continua bordeando los 2 °C. Hago la hora leyendo y contestando posts en Bikemontt.cl. Por fin unos rayos de sol calientan los mojados techos de mi barrio Yungay. Añosas techumbres que sin embargo esconden muchas historias que algún día descubriré.

Retraso y retraso mi salida en bicicleta..no se hasta cuando. El ciclismo no debería ser sufrimiento, pero lo es. Y sin embargo todo es relativo.

Finalmente, a eso de las 08:45, salgo y me recibe el mismo frío demoledor. Similar al mes de Julio. Tomo la caletera de la Autopista Central y ni los perros salen a perseguir, prefieren quedarse guarnecidos en sus esquinas.

Recién al llegar a  Vespucio comienzo a sentir el gradiente de temperatura que volvió más agradable el pedalear. Los cerros se iluminan con la llegada del sol y todo parece vestirse de Septiembre.

Ingreso a la Autopista Central y con un 39×12 en cadencia alta, pongo fuerte y directo hacia el Norte. Al pasar frente al supermercado, veo a un par de ruteros del grupo 5-Norte a eso de las 9:11. “20 minutos es mucho rato esperando y enfriándose”, así es que sigo dando pedaleadas por la caletera de la Panamericana. Paro en la bifurcación de Huertos Familiares y seguí pedaleando con rumbo Nor-Oriente por camino del Desierto. Hace muchos años que no rodaba por aquí sólo. Recordé mis ruteos solitarios por 4 o 5 años o los que hice posteriormente con Roberto. Ahora con un ritmo un poco superior, pero con una sensación de haber podido lograr más en los últimos años… en fin.

Tenía pensado llegar hasta Los Libertadores por esa ruta, pero de pronto recordé ese camino interior llamado “El Colorado”. Era un misterio para mí así que doblé por él. Tengo que decir que resultó ser un camino corto pero de un asfalto inigualable. Sólo 3 lomos de toro son la excepción a unos 6 kilómetros de placido rodar, que pasa por condominios y caserones aislados. En una esquina, un tipo joven y alto se empina una botella de cerveza Cristal al seco, mientras me grita “Salud”. Le devuelvo el salud, pensando en el desperdicio de humanidad que significa un tipo de su contextura y juventud, embriagado por el licor de una compañía multinacional.

El camino se empina como se empina el tramo de Quilapilun, esta vez orillando un cerro. Pero el cerro no esconde más que el acceso a Los Libertadores a la altura del kilómetro 36,5. Tomo Los Libertadores constatando a poco andar el escaso tráfico vehicular y el nulo tráfico ciclista (¿será por las multas?, me cuestiono). Sigo pedaleando por Los Libertadores de regreso a la capital, sin mayores inconvenientes y en una soledad que impresiona.

Al bajar la cuesta Esmeralda sobrepaso a un MTBiker. Más allá la comisaría de carabineros. Ni un alma se ve, así que apuro el tranco y trato de mantenerme sobre los 34 km/h. Logro el objetivo llegando al peaje en pocos minutos. Vuelvo a comer algo para atacar los últimos 16 kilómetros que me quedan. A lo lejos, un rutero de amarillo me sirve de referencia para apurar el ritmo y motivarme. Lo pillo al llegar a Vespucio. Sigo por Independencia y luego por la caletera, como de costumbre. Es medio día y el cielo, que por un instante se había despejado, ha vuelto a nublarse. De vuelta el frio, de vuelta el viento… de vuelta el cielo gris de invierno. Pero ahora no importa. Ya estamos próximos a casa.

El resultado del ruteo no deja de ser alentador: 96 kilómetros en poco más de 03:15 hrs. 2000 kilo-calorías, principalmente en zona-3. Ideal zona para quemar los “comistrajos” de este extenso fin de semana de Fiestas Patrias.

Salud!!!

Comments»

1. emerson - September 20, 2012

como los puedo ubicar , no tengo con quien salir y ya me aburri de andar en la ruta 68


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: