jump to navigation

El Lector – Bernhard Schlink July 9, 2012

Posted by roberto in Libros.
trackback

Der Vorleser, es el título original en alemán de este libro, literalmente significa “el que lee en voz alta”.

Antes de iniciar la reseña les dejo el resumen de contraportada:

Michael Berg tiene quince años. Un día, regresando a casa del colegio, empieza a encontrarse mal y una mujer acude en su ayuda. La mujer se llama Hanna y tiene treinta y seis años. Unas semanas después, el muchacho, agradecido, le lleva a su casa un ramo de flores. Éste será el principio de una relación erótica en la que, antes de amarse, ella siempre le pide a Michael que le lea en voz alta fragmentos de Schiller, Goethe, Tolstói, Dickens… El ritual se repite durante varios meses, hasta que un día Hanna desaparece sin dejar rastro. Siete años después, Michael, estudiante de Derecho, acude al juicio contra cinco mujeres acusadas de criminales de guerra nazis y de ser las responsables de la muerte de varias personas en el campo de concentración del que eran guardianas. Una de las acusadas es Hanna. Y Michael se debate entre los gratos recuerdos y la sed de justicia, trata de comprender qué llevó a Hanna a cometer esas atrocidades, trata de descubrir quién es en realidad la mujer a la que amó… Bernhard Schlink ha escrito una deslumbrante novela sobre el amor, el horror y la piedad; sobre las heridas abiertas de la historia; sobre una generación de alemanes perseguida por un pasado que no vivieron directamente, pero cuyas sombras se ciernen sobre ellos.

Es un libro breve, algo más de 200 páginas y fue convertida en película en 2008, con el mismo título, y parece ser que tuvo algún éxito. Yo no he visto la película, pero no sé por qué me imagino que debe estar muy lejos del espíritu del libro.

He querido ubicar la reseña en primer lugar pues describe bastante bien la trama, en muchos sitios se le reseña como una novela que describe o profundiza respecto de los sentimientos de la generación alemana de post guerra y sus cuestionamientos frente al papel que jugó su país en el conflicto.

La verdad es que me a mí no me causó en absoluto esa impresión.

Narrada en primera persona, me causa la impresión de ser un relato sicológico, en la que asistimos al desarrollo de una persona que ha tenido una profunda experiencia amorosa con una persona de pasado cuestionable, el contexto, en que la protagonista fue guardiana de un campo de concentración, me parece secundario.

El libro está dividido en tres partes muy bien escogidas: Conocimiento de los protagonistas, Juicio de Hanna, Reencuentro.

El lenguaje es sencillo, huyendo de cavilaciones profundas y ejercicios literarios sesudos, plantea las dudas y las ansias que en uno ú otro momento todos nos hemos planteado cuando el amor encuentra su espacio en nuestro corazón. El protagonista relata media vida en retrospectiva, intercalando tiempos, pero lo hace de una manera adecuada, sin forzar las situaciones.

Leyéndolo repasé episodios de mi propia vida, con preguntas similares. Ese fue para mí el valor de este texto, las ideas-fuerza que transmite: amor adolescente, vergüenza, erotismo, el valor del pasado, la dignidad de la persona.

Quien piense que se trata de una obra sobre el holocausto o, peor aún, literatura erótica, mejor que se abstenga de su lectura pues nada de eso encontrará en esta obra.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: