jump to navigation

Ruteo Valdivia de Paine – 20120408 April 8, 2012

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
trackback

La crónica de hoy… redactada por Esteban Troncoso.

Que la disfruten.

Hoy fue un día de aquellos.

El día se presentaba nublado, con amenaza de lluvia que por suerte no llego. Un viento fresco y una temperatura agradable. Digamos que las condiciones ideales para el ruteo. A eso de las 6:00 una marcha del Ejército de Salvación pasa por mi calle recordándome lo de la Resurrección. Por un breve instante recuerdo las semanas santas de mi infancia, muy distintas a las de ahora. Las sociedades evolucionan, y como todo en la vida, alcanzan el clímax y luego decaen. Ya saben eso los Romanos, Napoleón, etc. ¿porque no va a pasar lo mismo con occidente?

Bueno, pero esto se trata de ciclismo. Mientras desayuno, lamento perderme la edición 2012 de la Paris-Roubaix (que finalmente ganara por cuarta vez Boonen). Pienso en el pave al recordar los adoquines del centro de Santiago, en fin.

Salgo a rodar a las 7:50, con una gripe que arrastro hace ya 5 días. Me cuesta agarrar ritmo pero me concentro en el camino y en el suave rodar que otorgan calles como Brasil, Almirante Latorre y Club Hípico.

Poco tráfico en la Ruta-5 Sur. Por la caletera circulo en dirección a Rancagua. Tomo la salida de Catemito (¿porque gustan tanto en Chile los diminutivos?) y enfilo hacia Av. Padre Hurtado (Ex Los Morros).

Llego a las 8:55 y encuentro a Gabriel Diez y a Tabilo en su auto. Concurrencia razonable para un domingo de fin de semana largo. Luego de llamadas infructuosas de Gabriel Diez, logro convencerlo que nadie más llegara. Optamos por mantener la ruta planificada a pesar de la baja concurrencia. Salimos y a la altura de la desviación donde conectamos con la Ruta de Acceso Sur se nos une Daniel Correa, que aparece de la nada. Tomamos la punta con Gabriel y la sostenemos por 16 kilómetros ininterrumpidamente. A la altura de Paine, tal cual llego, se va Correa, emprendiendo el regreso. Nosotros seguimos por la Carretera.

Un par de kilómetros mas adelante y viene el primer inconveniente. Un pinchazo en mi rueda trasera y la primera parada. A pesar de lo parejo del pavimento, la berma concentra mucha basura y pequeñas piedras, una de ellas la culpable del pinchazo. Ya son las 10:15 pero seguimos con el trazado, no hay ánimo de amilanarse. Pasamos Champa y seguimos hacia el interior. Lo nublado y oscuro del día le da un especial ambiente a este hermoso camino, rodeado de casas de adobe y frondosos árboles. Tomamos la desviación hacia Valdivia de Paine y nos sorprendemos al ver que el tramo está totalmente repavimentado. Es realmente una exquisitez andar por aquí. Un par de kilómetros más adelante nos alcanza el pelotón de los Debutantes. Van rodando no muy rápido, por lo que fácilmente nos enganchamos, pero solo por uno pocos metros. Dan un giro precipitado regresando por donde venían. Nosotros seguimos recorriendo el camino repavimentado hacia Valdivia de Paine.

Una parada “técnica” antes de llegar al puente y ya vamos regresando. Son 10 km lo que nos separan de Paine, kilómetros que se pasan volando dado el viento de cola y a que en punta va Gabriel Diez que nos lleva rodando a 34 y 35 km/h.

Al llegar a Paine, divisamos en un local, a un par de ciclistas descansando. Son Jorge Pérez y Guillaume Belanger. Un breve saludo a la pasada, no queda tiempo para detenerse.

Enfilamos hacia la Carretera de Acceso Sur pensando en lo pesado de esos 16 km de regreso. Nada más equivocado. Nos ponemos de acuerdo en hacer relevos cada 1 o 2 km, y rápidamente logramos promediar 31 km/h. Vamos nuevamente viento en popa…. hasta que de nuevo pincho !!!. Y nuevamente la rueda trasera. Esta vez debe haber sido un pedazo de vidrio.

Como el hombre es un animal de costumbres, esta vez nos demoramos la mitad del tiempo en cambiar el neumático y de nuevo estamos rodando. A eso de las 12:40 pasamos por el Cementerio Los Morros, donde dejamos a Tabilo. Con Gabriel seguimos en dirección al centro. Volvemos a la caletera donde divisamos y sobrepasamos a Pérez y Belanger. Con Gabriel nos subimos a la autopista central para pasar el tramo de San Bernardo, maniobra no recomendable pero la única alternativa de regresar sin interrupciones en ese tramo. Más adelante, volvemos a bajar a la caletera más segura. Allí rodaremos algunos kilómetros hasta que Gabriel se despida tomando la desviación a su casa.

Yo sigo por la caletera en dirección al centro de Santiago. Me pregunto quien habrá ganado la Roubaix, mientras adelanto micros y autos que paran en cualquier parte (fucking drivers!!!). El tramo de Vespucio hasta Alameda por la caletera se hace a buen ritmo, generalmente sobre los 34 km/h. Una pendiente negativa hacia el centro de Santiago.

A eso de las 13:30 ya estoy llegando a la alameda y pocos minutos más tarde llego a mi casa. Con un poco de sed pero totalmente entero. El día se mantuvo con su temperatura agradable y la deshidratación esta vez solo fue un amague. Ahora, a comer huevitos de chocolate, revisar los resultados de la Roubaix y un reponedor almuerzo….

Mis datos:

Distancia: 143 km

Tiempo: 5 horas, 10 minutos

Frecuencia Media: 75% (141 ppm)

Gasto: 2922 Kcal.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: