jump to navigation

La Ultima Batalla – Cornelius Ryan November 25, 2011

Posted by roberto in Libros.
trackback

En más de una ocasión les he comentado que heredé de mi padre la pasión por la lectura… de niño veía nuestra pequeña biblioteca, que a mis ojos parecía enorme… año tras año crecía, ya que mi abuelo trabajaba en una editorial.

Había un libro que llamaba mi atención cada vez que estaba cerca: La Ultima Batalla, de Cornelius Ryan, un libro grande (en formato carta) de muchos cientos de páginas, y yo me preguntaba si alguna vez sería capaz de leerlo (tal como en su momento me pregunté si sería capaz de subir Farellones en bicicleta).

El caso es que ya hace ya varios años lo leí y además lo digitalicé, hace poco, para el septuagésimo aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial (SGM), fue reeditado y es la lectura que les propongo en esta reseña.

La bajada del título es: los últimos 40 días, (tal vez rememorando al de John Toland: Los Ultimos 100 días, también muy recomendable), y nos ilustra cómo era la vida en el Berlín de esos meses, cómo se las arreglaba el repartidor de leche para cumplir su labor, las penurias que vivía y las duras decisiones que tuvo que tomar el director del zoológico de Berlín, es decir, la vida de la gente común y corriente, arrastrada a una situación extrema por los delirios de una pandilla de enajenados. A partir de pequeñas historias reales, anécdotas y memorias, muestra una imagen completa de todo lo que ocurrió

Pese a que la caída de la capital del tercer reich a manos de las tropas soviéticas fue una barbarie, el autor no cae en la morbosidad al narrar lo ocurrido. No por conocida, esta historia es menos sobrecogedora, a pesar de la aplastante superioridad del Ejército Rojo, la batalla por Berlín se luchó casa por casa, hasta llegar primero al Reichtag y luego a la Cancillería Alemana. Los rusos enfrentaron una resistencia feroz, alimentada por el miedo y el fanatismo: las tropas de la Wermacht, los niños de las juventudes hitlerianas, los ancianos de la Volksturm.

Conocemos al general Heinrici, último defensor de su patria, abnegado, inteligente, honrable, aprendemos cómo no son las tropas de avanzada las que cometen desmanes y atrocidades inimaginables, sino la plaga que les sigue, aunque es justo nombrar que los einsatzgruppen de Hitler, no incluso más salvajes.

Por la época en la que fue escrito, Ryan tenía muy poco acceso a la información del lado soviético, por lo que el libro carece de sus puntos de vista, bastante más abundantes en la obra de Beevor. Sin embargo; quedan claros los intereses que motivaron el cambio en la estrategia del comando aliado respecto de la toma y (re)partición de la Alemania derrotada.

En palabras de su autor:

“… una historia de brutalidades extremas con dos protagonistas antagónicos: el imponente triunfalismo militar y el agónico desamparo de la población civil frente al asalto aliado… Es la historia de gente corriente, militares y civiles enfrentados por la desesperación, la frustración y el temor a la derrota.”

Con palabras estremecedoras cito nuevamente al autor:

“comer había llegado a ser más importante que amar, refugiarse más digno que luchar y seguir existiendo militarmente más correcto que ganar”.

Para quienes les interesa el tema, les recomiendo estos dos libros: La Caída de Berlín de Antony Beevor y Los Ultimos 100 Días de John Toland.

Lamentablemente Cornelius Ryan, periodista irlandés, falleció en 1974, tienes otros dos libros sobre la SGM: El Día más Largo (el día D) y Un Puente Lejano, este último no lo he leído, el primero tan bueno como el reseñado.

La foto que acompaña esta reseña corresponde a la edición que tengo en casa.

Comments»

1. Esteban - February 3, 2012

Leí los libros (que no poseo en duro, pero los compraría gustoso) y ví las películas. O al revés, para conservar el orden correcto. Y para la última batalla, Der Untergang que aunque no está basada en el libro de Ryan, lo reseña gráficamente muy bien.

2. roberto - March 12, 2012

Hola Esteban,

Un gusto leer tu comentario. Gracias.

Si te gustó Ryan, también te gustará Antony Beevor, te recomiendo partir por Stalingrado. También reseñado en este blog.

Saludos,

Roberto


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: