jump to navigation

Claśica Tres Cuestas 2011 November 6, 2011

Posted by roberto in Clásicas cicloturistas.
trackback

En los treinta años de vida del Cicloclub Viña del Mar se han cumplido muchas metas y obtenido grandes logro. Es así como durante los últimos diez años se han hecho famosas las tres grandes clásicas que organiza este club: Los Vilos, Tres Cuestas y Portillo.

Este año el Cicloclub Viña del Mar decidió cerrar una etapa y entregar el testigo a una nueva organización: Bikechile, y a partir de ahora serán ellos los responsables de la organización que hiciera grandes estas tres clásicas del ciclismo nacional.

El debut fue hoy día, con una clásica distinta y que solo conservó el nombre; se mantuvo el nombre Tres Cuestas, pero el recorrido fue con partida en el hermoso y pintoresco pueblo de Olmué, tomando Cuesta La Dormida, para llegar al sector de Quilapilún y retornar por la misma ruta.

Una nueva clásica, como de costumbre impecablemente organizada, acompañados nada menos que con dos vehículos de apoyo más una camioneta con un fotógrafo profesional que inmortalizó a cada uno de los que participamos. Pero demoledora; modestamente pido algunos cambios que la hagan más realizable para aquellos que tenemos más entusiasmo que fuerzas.

Comenzamos a reunirnos a eso de las 09:00 en la hostería El Copihue de Olmué, buen restaurant que cuenta además con piscinas y hermosos y agradables jardines.

La largada fue escasos minutos antes de las 10:00. Era un nutrido grupo de más de 30 pedaleros, la mayoría jóvenes, que aportaban el entusiasmo, la alegría y el desafío.

Iniciamos el pedaleo a buen ritmo hacia Cuesta La Dormida, subida que los santiaguinos hacemos varias veces al año, desde oriente a poniente. Por primera vez la hacía desde mar a cordillera.

Partiendo desde Olmué se inicia un falso plano hasta llegar a los pies de la cuesta. No es claro cuál es el inicio de la cuesta, en el caso actual fijé el inicio arbitrariamente en Quebrada Alvarado, que se encuentra a poco menos de 12 km del lugar de partida.

Desde Quebrada Alvarado hasta la cima se tienen 15,5 km, y muy caros, en la foto es posible apreciar parte de esta subida.

Ya en los primeros kilómetros comencé a resentir el ritmo, y miraba como mis pulsaciones se elevaban rápidamente al umbral anaeróbico promediando 145 PPM en la primera parte y 172 PPM en el ascenso, teniendo en cuenta que mi umbral es 160 me “fui a negro” rápidamente y faltando 8 km para la cima tomo la prudente decisión de subirme al vehículo de apoyo.

Obviamente he aprendido que en subidas de esta categoría sobrepasar el umbral es condenarse a abandonar la subida, pero pese a ir con el mínimo desarrollo posible (34×23) no lograba recuperar y estabilizar en 160 PPM, mi cuerpo se mantenía porfiadamente en el entorno de las 170 PPM.

Una vez en la cima nos reagrupamos mientras esperábamos a los últimos compañeros, y debía tomar la decisión de si seguía con el grupo o me retornaba a Olmué en solitario. Conociendo como conozco a este club y pese a que varios me animaban a seguir ya que el camino ahora era de bajada, decidí volver, faltando escasos minutos para el mediodía.

Al regreso enfrento un fuerte viento en contra que me consolaba por la decisión tomada y finalmente cumplí apenas 45 km de una clásica planificada para 120 km.

Siendo las 12:45 llego a la hostería y me repongo con una ensalada de frutas y una leche achocolatada, subo mi bicicleta al auto y me dispongo a un regreso tranquilo a casa.

En el camino paro en algunos negocios para aprovechar la oferta de frutas de la zona: chirimoyas y tomates de Limache, continúo el camino con la máquina fotográfica preparada para cuando me cruce con mis compañeros de club y ascendía tranquilo, desde la comodidad del asiento del conductor, observando un fuerte viento de costa, volvía a pensar en el sufrimiento que les tocaría vivir a mis amigos.

Llego a la cumbre y aún no me cruzaba con el grupo, bajo, cruzo Til Til y recién en la zona del monumento a Manuel Rodríguez veo venir al grupo, soportando un viento en contra de más de 30 km/hr pasa el grupo de delanteros, compactos, agrupados, protegiéndose del viento. Mil metros más atrás, sufriendo en solitario “Don Daniel”, ciclista quillotano que sigue rodando fuerte a sus cerca de 70 años, de la misma forma, 500 metros más atrás, mi amigo Christian Welsh, la foto de ambos adorna esta crónica.

Lo que relato en el párrafo anterior ocurrió a las 14:20, y aún les faltaba llegar a Til Til y subir nuevamente La Dormida, yo calculo que casi unas dos horas de pedaleo adicional.

El tiempo involucrado, el calor que se empinó sobre los 30°C y el viento en contra reinante hacen que, en justicia, esta versión de la clásica debería ser recordada como “El Infierno”.

Don Daniel

 

Christian Welsh

 

El autor del blog en una "llegada falsa" a la cima de Cuesta La Dormida

Comments»

1. Christian Welsch - November 7, 2011

Verdaderamente fue un infierno, sobre todo si no te habías preparado bien para salidas tan largas como fue mi caso (me demoré más de 5 horas!!!) En todo caso, cuando me viste iba rezagado pq pinché una rueda. Además en algún momento se rajó el neumático de atrás y quedó topando con el freno. Me di cuanta de esto último recién cuando llegué a mi casa. Finalmente llegué casi chupa!!! Incluso me subí a la camioneta unos 500 m. Fue muy muy duro. Pero ya vendrán otras salidas. Espero nos veamos.

roberto - November 7, 2011

Hola Christian,

Al decir de Marotto, es una buena preparación para Portillo 2011.
Espero que nos veamos en esa ocasión.
Un abrazo,

rca

2. Cristian Rosas - November 8, 2011

Está buenísimo el relato!, estoy seguro de que la experiencia adquirida ayer nos va a servir a todos quienes tenemos mas entusiasmo que técnica o capacidad física para llegar a Portillo en Diciembre ( y en mi caso, si las notas y los exámenes de fin de año lo permiten), pero con la buena onda del grupo que iba ayudando moralmente, y el apoyo logístico que fue espectacular, estoy seguro de que va a ser un desafío entretenido y realizable. A seguir entrenando para llegar de la mejor forma posible, nos vemos!

roberto - November 8, 2011

Hola Cristian,

Gracias por tu comentario.
Portillo es imperdible, dále un vistazo a mi relato de Portillo 2010 en este mismo blog, métete en la categoría Clásicas Cicloturistas (también está Portillo 2009).
Son dos días de fiesta.
Un abrazo,

rca

Estos son los link’s:

https://ruteando.wordpress.com/2010/12/06/clasica-portillo-2010-trofeo-raul-donoso-primera-parte/

https://ruteando.wordpress.com/2010/12/08/clasica-portillo-2010-trofeo-raul-donoso-segunda-parte/

https://ruteando.wordpress.com/2010/12/10/clasica-portillo-2010-trofeo-raul-donoso-parte-final/

Cristian Rosas - November 8, 2011

ahi lei el relato. Me tinca de todas maneras, asi que ahi hay una nueva motivación para buscar la eximición en los ramos que tengo este semestre, o buscar alguna forma para dar los examenes dificiles antes de la salida. Nuevamente felicitaciones por los relatos, están super entretenidos y descriptivos de todo lo que se vive en las distintas salidas, un abrazo

3. Esteban Troncoso y su relato para la Clásica Tres Cuestas « Algo más que ciclismo - November 8, 2011

[…] A continuación les dejo la visión de Esteban Troncoso, de esta claśica, relatada anteriormente aquí. […]

4. Horacio - March 23, 2012

Que bueno ver ruteros en la quinta región, ahora estoy viviendo en California y retornando a Chile en septiembre para pedalear un poco con su club gusto encontrarlos espero conocerlos pronto; gran blog felicitaciones and have a good ride

roberto - March 23, 2012

Hola Horacio,

Existen muchas y muy buenas rutas en la Quinta Región de nuestro Chile.

Saludos,

rca


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: