jump to navigation

Ruteo San Martín – Chamisero June 26, 2011

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
trackback

Hoy amanece muy frío en Santiago, como suele ser en invierno, y de los días de ruteo el más frío que nos ha tocado este año 2011. La elección de la ropa comienza a ser un tema, sobretodo para aquellos que doblamos la curva 50, por lo tanto; las típicas tres capas: la primera que te mantiene seco, la segunda que te abriga y la tercera que impide el paso del viento. Los guantes, de todas formas con dedos largos y cubrezapatos o puntillas.

Se había planificado un ruteo por la Autopista San Martín y a las 08:18 ya estoy saliendo de casa. Nos encontramos con Esteban y enfilamos al norte, una vez entramos a la San Martín observamos la hierba de la orilla del camino cubierta con escarcha, el día despejado y con un sol luminoso.

Llegamos al punto de encuentro poco antes de las 09:00 y ya se encontraban nuestros compañeros casi listos para partir. Solo 14 ruteros desafiamos el frío.

En principio se había planificado hacer meta en La Trampilla, pero Francisco Opazo nos presenta una variante y la mayoría optó por aceptarla, de modo que bosquejamos la trayectoria y largamos a las 09:14 sin más preámbulos.

La ruta fue saliendo desde el PdE hasta el Cruce Quilapilún (km 34), bajamos por ese camino en dirección a la Ruta 5 Norte, hasta el cruce con el llamado camino del desierto y nos devolvemos por ese camino hacia la San Martín, regresamos por esta ruta hasta el enlace que nos lleva a Chicureo y entramos hacia el sector de Chamisero, finalizando este camino nos devolvemos por el mismo hasta la San Martin y regresamos al PdE.

Algo disgregados en un principio, ya al cabo de escasos 5 o 10 minutos ruteábamos de dos en fondo, una vez pasado el cruce Lo Pinto, a la altura del kilómetro 16, uno de los ruteros se descuelga, un amigo nuevo que se estaba reincorporando al ciclismo se queda atrás y seguimos trece.

En 35 minutos llegamos al inicio de la subida Esmeralda, a un ritmo suave promediando 26,3 km/hr.

Iniciamos la subida tranquilos y tratando de mantener el grupo, en la cabeza se encontraban Gabriel Diez y Eduardo García, que lideraron gran parte de la subida, hasta que se van hacia atrás y sigue el varias veces premiado Francisco Opazo, me pego a su rueda y me mantengo alternando el pedaleo de pie y sentado, me sobrepasa Humberto López, pero se queda retrasado con respecto a Francisco, bajo al 17, mantengo 50×17 parado en los pedales y vuelvo a quedar a la zaga de Francisco. Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.

Llegamos a la cima, nos tomamos un breve descanso para reagruparnos y seguimos la ruta.

Los pocos kilómetros que nos separan del Cruce Quilapilún son un falso plano que se presta para un ruteo veloz, que suele bordear los 40 km/hr de promedio, en esta ocasión lo hacemos más suavemente, nos mantenemos agrupados y promediamos 31,9 km/hr.

Entramos al camino Quilapilún, otro falso plano con una pendiente que nos favorece y me mantengo junto a Jorge Lorca, con quien ya veníamos desde Esmeralda en amena charla. En este cruce se devuelve Bernardo Tabilo, y amenaza con acompañarlo Daniel Correa, que también estaba convaleciente, unos cuantos insultos a su dignidad y se desiste rápidamente de la idea.

Apenas 11 minutos nos demoramos en llegar al cruce con el camino del desierto y promediamos 35,3 km/hr.

Enfrentamos esta etapa reuniendo fuerzas, ya que en esta ocasión el falso plano nos toca de subida, una pendiente promedio de 1,1% (similar a la Autopista del Maipo). Son 10 km, que hacemos a 28,7 km/hr promedio, de a dos en fondo y con relevos frecuentes en la punta. Tras duros 21 minutos llegamos a la San Martín.

En el cruce nos encontramos con tres compañeros de ruta, nos reagrupamos y seguimos de vuelta a ritmo tranquilo, ritmo que se mantendría solo hasta Esmeralda.

Una vez bajamos Pancho toma la punta y comienza a apalearnos, me cuesta Dios y ayuda mantenerme en el grupo, pero no aflojo y afortunadamente en los peores momentos el ritmo se relajaba y lograba mantenerme en la fila.

Promediamos 35,1 km/hr en este tramo, aunque los últimos kilómetros superamos ampliamente los 40 km/hr y llegamos a acercarnos a los 50 km/hr.

Llegamos al cruce Chicureo, en la nueva autopista y nos preparamos para recorrer la novedad de este domingo, 3 o 4 km por la autopista y nos desviamos hacia Chamisero, camino tranquilo, poco o nada de tráfico y buen pavimento nos ayudan a superar este falso plano que muestra un promedio de pendiente de 1,6 %. La velocidad baja a 23,6 km/hr y mi ritmo cardíaco para el tramo registra 151 PPM (zona 4 de Joe Friel).

Pedaleamos disgregados, en parejas o en solitario, pero al final del camino nos reunimos todos para algunas fotos de rigor y emprendemos el regreso. Veloces, aprovechando la pendiente, llegamos a la San Martín y cubrimos el último par de kilómetros agrupados y tranquilos.

Para el grupo: 100 km (y yo pensaba que no llegaríamos a 90 km), en casi 03:30 horas de pedaleo efectivo. Un promedio de velocidad de 26,5 km/hr, que incluye el ascenso Esmeralda y los falsos planos.

El promedio de velocidad en los planos fue: 31,8 km/hr (no considera la subida Esmeralda, camino del desierto y Chamisero).

Un buen ruteo, al que se incorporaron Chantal Norciglio y Raúl Donoso. Espero que lo hayan disfrutado tanto como yo.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: