jump to navigation

Vacaciones 2011 February 27, 2011

Posted by roberto in General.
Tags: , ,
trackback

Amigas y amigos, ha sido un largo receso de vacaciones y el blog ha sufrido lo suyo, esperamos en Marzo retornar con nuevas energías y nuevos temas.

En esta crónica relato lo que fue nuestro viaje de vacaciones al Norte Chico de nuestro Chile y contiene nuestra experiencia personal.

Mi esposa y yo somos campistas “desde chicos”, la mayor parte del tiempo salimos en carpa, luego saltamos a una casa rodante y ahora, gracias a mi madre, cumplimos un sueño de toda la vida y nos pasamos a una mortohome: Isabella es el nombre que le dimos a este nuevo integrante del equipo.

Mi esposa siempre ha querido conocer el Parque Nacional Pan de Azúcar, el norte de Chañaral, en la Tercera Región. Por mi parte siempre evité hacerlo por la distancia involucrada y el entorno inhóspito que brinda el desierto de Atacama, sin embargo, en esta oportunidad quise darle una sorpresa y decirle que la fin viajaríamos a Pan de Azúcar.

En realidad; la sorpresa me la llevé yo, pues ella no quería viajar a un lugar costero y prefería volver a San Martín de Los Andes. Aún tenía vivo el recuerdo del maremoto que asoló las costas de nuestro país hace exactamente un año y temía que el episodio se repitiese.

Al final, motivados por el relato de las vacaciones de una pareja “camperista”: Omar y Mary, del foro de kleinbus Chile, la convencí de viajar al norte y aprovechar una nueva ruta costera.

Al final, el 17 de Febrero emprendíamos viaje en la Isabella, junto a nuestra hija Isabel y Catalina, una compañera de curso de ella, ambas de 11 años. Nuestros hijos Roberto (27), Nicolás (23) y Matías (19), estaban trabajando y (nuevamente) dejaron de ir de vacaciones con nosotros.

17 de Febrero

Buen viaje por toda la Ruta 5.

Salimos de casa entre las 09:30 y 10:00 y paramos en la zona de descanso del km 143, en la foto, un buen lugar para una primera parada breve, cuenta con servicios higiénicos limpios y algunas pocas mesas, algunos juegos infantiles pero, por el momento, prácticamente nada de sombra.

La Isabella tiene un motor turbo diesel de 2.5 l, potente, suave y económico, la velocidad crucero es 100 km/hr y se mantiene sin problemas en el plano, y como buen diesel baja su régimen en las subidas. Esta es una diferencia notoria con los bencineros, ya que en las subidas sencillamente hundes más el acelerador y mantienes la velocidad, pero en el diesel un acelerón brusco solo provoca una cortina de humo negro, por lo que en estas máquinas lo aconsejable es bajar el cambio y mantenerse en el régimen de 2.500 RPM adecuado para este motor.

En resumen: en cuestas tipo El Melón (fuerte y breve), bajaba a cuarta y mantenía las 2.500 RPM. En todo caso subíamos a 70 y 80 km/hr sin problemas.

Seguimos viaje y paramos en Huentelauquén, parada tradicional para degustar unas exquisitas empanadas fritas de buen queso de la zona, la masa justa y la fritura en su punto.

Nosotros paramos siempre en el mismo lugar: el primer kiosco en la calle de servicio oriente, al costado de un supermercado. Para los que viajamos con cierta autonomía recomiendo armar la mesa y comprar solo las empanadas ($ 800, app. US$ 1,5), los bebestibles son, como siempre, inexplicablemente caros.

Desde Huentelauquen seguimos rumbo al norte y pasamos por los parques eólicos al norte de Canela. Hermoso y reconfortante paisaje, nos preguntamos por qué la zona no está plagada de estos molinos gigantes, autosustentados y no contaminantes que tienen capacidad para reemplazar las centrales termoelécricas.

Llegamos a La Serena, pasadas las 16:00. En esta ciudad cargamos combustible y pasamos al supermercado.

El destino de este primer día era caleta Punta de Choros. Salimos de La Serena a las 17:40 y llegamos al camping Los Changos a las 19:50.

La señalización de la entrada a Punta de Choros es pobre y deficiente, pero la encontramos y nos dispusimos a cubrir los 44 km de camino ripiado indicados en el mapa rutero.

Este camino es pésimo, mucha calamina y bastantes subidas y bajadas. La Isabella sufrió lo suyo pero la condujimos con el máximo de suavidad, la velocidad máxima no supero los 50 km/hr en los brevísimos tramos en que el camino mejoraba, mucha tercera y cuarta para mantener el motor en su regimen óptimo de 2500 RPM.

En mi opinión una camper no es para este tipo de caminos, si bien el vehículo como tal responde, el equipamiento se exige más allá del punto de diseño.

Nos recibió un día frío y con mucho viento, pero el viento desapareció a eso de las 22:00.

Según nos cuentan quienes estaban de días previos, el tiempo estaba bueno con días despejados, pero los lugareños nos dicen que el tiempo típico de Punta de Choros es nublado, sin frío, y que cuando está despejado normalmente sale el viento.

El camping Los Changos es bonito y definitivamente muy superior a cualquiera que se pueda encontrar en el pueblo, está a orillas de una hermosa y limpia playa y lo atiende Andy Fry, quien se muestra en todo momento amable y cortés.

Los sitios son alrededor de unos veinte y tienen una mesa y un cobertizo por todo equipamiento, puedes conseguir una parrilla con Andy, pero no tienen luz eléctrica.

Los baños están limpios y no hubo problemas con el agua, tiene solo dos lavalozas, pero tampoco tuvimos problemas en su uso.

Apenas llegamos nos dispusimos a tomar onces, utilicé por primera vez la cocinilla multicombustible con no pocas dificultades, dormimos los cuatro en la Isabella, cómodos, tal vez con más calor del necesario, ya que las niñas, que durmieron en la cama superior se quejaron de excesivo calor, por mi parte también sentí algo más de calor, y durante la noche abrí la puerta corredera.

Estábamos a escasos 50 metros de la orilla del mar (rocoso en esta zona) y el ruido de las olas fue el arrullo que nos acompañaría estas dos primeras noches.

18 de Febrero

Isla Choros

Nos levantamos y tomamos desayuno, teníamos previsto una salida en bote por la bahía con la esperanza de avistar delfines y observar la fauna de la Isla Choros y desembarcar en Isla Damas.

Llegamos al muelle pocos minutos después de mediodía y todos los botes (unos 12 en total), estaban con pasajeros en el paseo. Debimos esperar hasta pasadas las 13:00 para iniciar el paseo, ya no había cupo para desembarcar en Isla Damas, de modo que el paseo se limitó al avistamiento de la fauna de Isla Choros y las playas de Isla Damas.

Cormorán en Isla Choros

Los pescadores han logrado tener una organización básica, pero eficiente, existe un solo lugar en el que te inscribes y pagas el paseo ($ 8.000 por persona, app US$ 15, más $ 1.600 si desembarcas en Isla Damas). Se respeta estrictamente el orden de llegada y debes hacer fila, no existe el método de reservas, por cuanto las salidas pueden verse interrumpidas por un cambio en las condiciones meteorológicas que impidan la navegación.

Nos embarcamos en el Pantaleón, un lanchón con capacidad para trece pasajeros, más una tripulación de dos pescadores.

Conversábamos con mi esposa, que el desembarco en Isla Damas (una hora en la isla), no vale la pena, se trata de poco más que un islote con dos playas de agua fría (muy fría), no tiene fauna y la flora se limita a unas decenas de arbustos raquíticos.

La silueta a la que debe su nombre la isla

Su nombre se debe, según nos cuenta el auxiliar del bote, a que su perfil parece una mujer recostada de espaldas. Opuesto a este perfil se puede ver otra formación rocosa, a la que le llaman “el indio pícaro”

El Indio Pícaro

Volvimos al camping y Piri prepara unos tallarines con salsa de tomate y carne que quedaron sencillamente deliciosos y nos sirvieron de once-comida.

Nuevamente dormimos en la Isabella y nos dispusimos para seguir nuestro viaje al día siguiente.

19 de Febrero

Nos levantamos pasadas las nueve y después de desayunar nos dispusimos a continuar nuestro viaje por la ruta costera. El camping tuvo un costo de $ 30.000 ($ 15.000 por noche, app. US$ 30 por noche).

Seguimos camino a caleta Chañaral de Aceituno, por un camino costero recubierto con bichofita, material de la zona que riegan con agua de mar y queda duro como asfalto, el problema es que con la humedad (lluvia o llovizna) se torna resbaladizo convirtiéndose en una verdadera trampa mortal; pero al no darse estas condiciones el camino está en excelentes condicione y nos permitió viajar con suavidad entre 60 y 70 km/hr.

Caleta Chañaral de Aceituno

Si bien, caleta Chañaral, es más pequeño que Punta de Choros, en mi opinión es mejor, almorzamos en El Jony, un reputado restaurant del lugar con precios de picada y excelente cocina, la cuenta de los cuatro fueron $ 17.000, (sin incluir propina).

En Chañaral de Aceituno debíamos regresar a la ruta 5 para continuar nuestro viaje al norte y salimos por una ruta en buen estado, de la misma construcción.

Iglesia y Plaza de Carrizalillo

En medio del camino se encuentra el pueblo de Carrizalillo, limpio y ordenado, en una casa junto a la plaza compramos “dulces de arroz” una especie de alfajor relleno con una pasta similar al arroz con leche, típicos de Carrizalillo y únicos en Chile. A cien pesos cada uno no me cabe duda que son únicos en Chile; muy buenos, sabrosos y realmente baratos.

Salimos a Domeyko, en la ruta 5 y continuamos hacia Vallenar. Con la duda de seguir directamente a Caldera, para no tomar caminos de ripio, consultamos con carabineros y nos aconsejaron seguir con toda confianza la ruta costera, de bichofita y en buen estado. De modo que enfilamos hacia Huasco, donde nos dimos una breve vuelta antes de seguir viaje con destino al Parque Nacional Llanos del Challe, llegamos al Parque pasadas las 18:00 y nos encontramos con que todos los sitios estaban ocupados, pero nos dejaron acampar en cualquier lugar. En cuanto a equipamiento lo único que perdimos fue mesa y toldo, pero quedamos al descubierto del viento, situación que una vez más salvó mi esposa improvisando un toldo con una malla de sombra que llevaba en forma previsora.

En Parque Nacional Llanos del Challe

Este Parque Nacional tiene un entorno muy hermoso en su contexto, pero no da para unas vacaciones en familia, la playa está a más de cien metros y las instalaciones higiénicas son muy escasas: un solo lavalozas, el baño de hombres con tres tazas y una sola ducha ($ 600 los tres minutos). El agua escasea.

La noche fue un desastre, se armaron tres grupos que entre gritos y carcajadas no dejaron dormir.

20 de Febrero

Lo mejor del camping sin duda es que conversas de inmediato con tu vecino y te vas llenando de nuevos datos e ideas.

Tanto así que abandonamos el objetivo de seguir hasta Pan de Azúcar y volver a Tongoy, creo que fue una buena decisión ya que los viajes son largos, el camino al norte ya no estaba en buen estado y las niñas y mi esposa se aburren de armar y desarmar campamentos a diario.

Además nos encontramos con la sorpresa de un agua fría como en la zona central, de modo que las chicas aún no se podían dar un buen chapuzón en la playa.

Tomada la decisión, abandonamos el Parque y regresamos a Tongoy. Pasamos a Huasco para que las ñiñas comieran algún refrigerio, que en este caso fue una pizza que devoraron, y enfilamos al sur.

Alredor de las 18:00 estábamos en La Serena, pasamos al supermercado a comprar carne para hacer un asado y llegamos a Tongoy cerca de las 20:00.

Preparamos el asado comimos y nos acostamos.

Los días siguientes estuvieron sensacionales, mucho sol, por lo que mis chicas aprovecharon la playa todos los días y podemos decir que tuvimos unas vacaciones de primera.

En la Isabella nos fuimos con un carro de arrastre para no llevar equipaje suelto en la cabina y el rendimiento de combustible tuvo un mínimo de 10,5 km/l y un máximo de 12,7 km/l.

 

La Tripulación de Isabella en Tongoy

La Isabella tirando pinta en Tongoy

Esta es mi foto favorita de las vacaciones

Comments»

1. Bob - September 12, 2012

Gracias por las fotos y su historia. Nos vamos de San Fernando a Pan de Azucar este viernes. Fue hace unos años pero ahora voy con toda la familia. Su historia me ayudó mucho en planificando el viaje. Saludos.

2. Matilda - March 6, 2013

Wow, fantastic blog layout! How long have you been blogging for?
you make blogging look easy. The overall look of your website is great, let alone the content!

3. advertising for lawyers - April 26, 2013

Definitely believe that which you said. Your favorite reason seemed
to be on the net the simplest thing to be aware of.

I say to you, I definitely get irked while people think about worries that they plainly do
not know about. You managed to hit the nail upon the top and defined out the whole thing without having side-effects , people can take
a signal. Will likely be back to get more. Thanks


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: