jump to navigation

Clásica Portillo 2010 – Trofeo Rául Donoso – Primera Parte December 6, 2010

Posted by roberto in Clásicas cicloturistas.
trackback

Año tras año el Cicloclub Viña del Mar organiza tres grandes clásicas: Los Vilos, Tres Cuestas y Portillo.

El año ciclista lo clausuramos con la gran clásica Portillo, un ruteo que parte en Viña del Mar, la llamada Ciudad Jardín de nuestro país, y finaliza en el Hotel Portillo, complejo turístico cuya fama internacional se la debe al esquí, por sus canchas y competencias de nivel internacional.

Esta ocasión fue la segunda vez que me integraba a este evento y con entusiasmo redoblado, ya que el año pasado no pude terminar debido a un problema mecánico (el relato lo encuentran aquí).

La cita era a las 09:00 del sábado 3, recién pasado, en el sector de Las Salinas.

El viernes anterior me encontraba con un sano nerviosismo producto de la espera y las ansias de desempeñar un buen papel, ordené mi bolso con el equipo necesario para los dos días de ciclismo y me preparé para despertarme muy temprano e iniciar el viaje.

Poco después de las 05:00 estaba ya despertando y me levanto a las 05:20, inicio el ritual del desayuno, con las provisiones de costumbre, y la tranquilidad de estar con el tiempo a mi favor, luego me aseo, me visto con mi equipo, me despido de mi familia y a las 06:59 estaba ya pedaleando hacia el terminal de buses. Llego a este terminal con el tiempo adecuado para abordar el bus de las 07:15 y se inicia el viaje que transcurriría sin novedades.

Minutos antes de las 09:00 estaba en el punto de encuentro saludando a los viejos amigos que por razones de distancia veo con tan poca frecuencia: Rubén, Marotto, Rodrigo, Alexis, el gran Pepe Villagrán, Carlitos Donoso, Pablo y todo el resto de la tropa.

Conozco a Christian Welsch, seguidor del blog, y al mítico Marcelo “Chagres” Peralta (en la foto, a la izquierda junto a mi) un verdadero campeón senior con quien solo había compartido a través del correo electrónico.

Luego de las instrucciones de rigor a las 09:26 damos solemne inicio a la Clásica Portillo 2010: Trofeo Raúl Donoso, gran ciclista y mejor amigo que dejó este mundo hace pocos años dejando un hermoso recuerdo que permanece con nosotros.

Un hermoso día despejado, con agradable temperatura y el mar azul a nuestra izquierda nos acompañan estos primeros 15 km: promedio 25 km/hr, un ritmo nada de relajado que me acompañaría en esta doble jornada.

Llegamos a la rotonda Concón y tomamos el camino a Quillota, por la ruta CH-60, una ruta de reciente construcción y por lo tanto en muy buen estado, la desventaja es que es de una sola calzada y con un nivel de tráfico intenso.

Rodamos 17 km por esta ruta, promediando poco más de 27 km/hr, y luego tomamos caminos interiores para evitar el tráfico que se intensifica en esta zona.

Los caminos interiores están en mal estado, pero no impiden un buen ruteo a través de un hermoso paisaje rural, debimos lamentar dos caídas sin mayores consecuencias y producto más bien de la distracción del ciclista que de un evento externo.

Casi 29 km es la distancia que recorremos por estos caminos antes de retomar nuevamente la CH-60, en esta zona con doble calzada, excelente berma, y “apretamos” un poco más el ritmo recorriendo los 8 km que nos separan de la Ruta 5.

En la ruta 5 se produce una explosión de potencia en los participantes y la intensidad aumenta notoriamente, puede ser por tratarse del tramo final de la primera etapa, el caso es que promedio 34,7 km/hr en estos últimos 18,5 km.

Me sorprendo a mi mismo, entramos agrupados a la carretera y me mantengo en el segundo tercio del grupo, buscando la delantera, mantengo el 50×16 a 85 rpm y ruteo junto a Marotto justo tras los punteros, pero éstos se alejan consistentemente, Marotto se retrasa y me quedo con Ruben que, sabiamente, me sugiere mantenernos en ese ritmo, estoy pedaleando adelante con mi amigo Ruben a mi rueda cuando, así como quien no quiere la cosa, veo que lo he dejado atrás y estoy pedaleando solo con los punteros a unos 1.000 metros, observo que disminuyen el ritmo y pienso que los puedo alcanzar… las piernas aún no se quejan y bajo al 15… 50×15. Mágico.

Alcanzo a los punteros, me protejo tras ellos, ahí están; entre otros Rodrigo Gajardo y David Tomasello. El año pasado a esa altura ya no daba más y me había descolgado poco antes de cruzar el túnel y este año, sin embargo, estoy en la delantera…

Finalmente llegamos a la zona del primer avituallamiento, después de 19 km a 34,7 km/hr. He ruteado en el entorno de mi umbral anaeróbico a un promedio de 159 ppm y 85 rpm de cadencia promedio.

Realmente un buen desempeño en esta primera etapa, termino muy… pero que muy contento.

Durante los próximos días de esta semana, continuaré con el relato de las siguientes tres etapas: Las Vegas – Curimón, Curimón – Salto del Soldado y finalmente el ascenso a Portillo.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: