jump to navigation

Coeficiente de Dificultad – Primera Parte October 15, 2010

Posted by roberto in General.
trackback

Categoría de Cuestas, Puertos y Subidas – Primera Parte

Para un ciclista inquieto siempre es un tema la comparación de rutas en general y en particular la comparación de las subidas.

Escuchamos hablar de las categorías de L’Alpe D’Huez, L’Angliru, Le Croix du Fer y nos preguntamos ¿será como subir Farellones?, ¿será como Portillo?, ¿de qué categoría será La Dormida?, etc.

Además; Lord Kelvin, en su momento dijo algo como lo siguiente: “Cuando se puede medir aquello de lo que se habla y se puede expresar en números, se conoce algo del tema; pero cuando no se puede medir, cuando no se puede expresar en números, el conocimiento es pobre e insatisfactorio.”

Y cuando se es ingeniero, lo anterior constituye un dogma, por lo que hace ya tiempo ando tras un método que permita darle una categoría a las rutas que pedaleamos cada semana, y en particular categorizar las subidas y poder comparar nuestras subidas mortales con las clásicas históricas de Europa.

Cuando hablamos de “categoría” o “coeficiente de dificultad” estamos asignando un valor a algo que es principalmente subjetivo, casi puramente personal. Podemos preguntarnos, ¿qué es más duro para mí? Un ascenso de 5 km al 4,5% promedio (por ejemplo la subida al Túnel Chacabuco) o una subida de 3 km al 10% promedio (por ejemplo el último tercio de Cuesta la Dormida)?

La primera sorpresa que me encuentro es que el famoso concepto de “categoría” no tiene una definición precisa, menos aún un método de cálculo universalmente aceptado y se llega a casos en los que a la misma subida se le asigna una categoría en España y otra diferente en Francia. Por ejemplo: el Col d’Aspin es un puerto de segunda categoría en el Tour de France y sin embargo en España es considerado de primera categoría.

Debo confesar que en un principio me sentí tentado de determinar una fórmula que considerara todos los aspectos involucrados en el ascenso: longitud, pendiente, ascenso, estado del camino, altitud sobre el nivel del mar, estado físico, desarrollos utilizados, etc., Pero me di cuenta que tal vez trataba de descubrir el agua tibia.

Por lo que en lugar de lo anterior me dediqué a investigar en la red y determinar aquél método que sea el más utilizado, aunque diste de ser perfecto, como veremos más adelante (esto de la perfección también es relativo, ya que al menos, si tenemos un método común podremos comparar las subidas en uno u otro país).

En esta serie de artículos vamos a examinar tres métodos de categorización de puertos, ventajas y desventajas en cada caso y la puntuación que asignan a puertos conocidos.

El primer método será la Categoría APM, desarrollado por los españoles Ander Guaza y Juanto Uribarri autores de la página http://www.altimetrías.net. Una página que por cierto les recomiendo visitar. Este método tiene una gran difusión y aceptación entre los ciclistas españoles tiene cierta universalidad cuando de puertos europeos se trata y realmente muchas altimetrías.

El principio sobre el cual se basa es asignar un número a la pendiente promedio de cada kilómetro del ascenso. La suma de esos números corresponde al Coeficiente de Dificultad APM. Puede que sea demasiada simplificación, pero tiene una ventaja indesmentible: consenso entre los ciclistas, lo que deriva en una increíble cantidad de puertos categorizados.

El segundo método lo propone Ramón Llorens, en la página del Club Ciclista Provencalenc (http://webs.adam.es/rllorens/categori.htm) y también resulta una simplificación (algo abusadora) de la realidad.

La novedad, es que en la misma página, el ciclista Amadeu Vidal, de Lleida (avidal@campus.uoc.es), le envía un comentario con una proposición bastante mejor para atribuir una categoría a los puertos, que será el tercer método a comentar, y quise comentarlo justamente porque es bueno, tal vez el mejor, pero al no ser utilizado, en definitiva no es muy útil.

Para terminar esta entrega debo mencionar que reiteradamente he leído en los medios españoles respecto del Sr. Mario Ruiz, a quien se le cita como una autoridad a la hora de determinar categorías o coeficientes de dureza, lamentablemente, Mario no ha publicado su método.

Nota Final:

Los más versados recordarán otra famosa frase de Lord Kelvin: “Las máquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles.” Espero que no le reste inspiración a la primera cita.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: