jump to navigation

Costante Girardengo y el Bandido (por Ruben Bagni) October 14, 2010

Posted by roberto in General.
trackback

Hay que situarse bien en el tiempo para entender esta historia. Estamos en los primeros años del siglo XX. Italia, concretamente Novi Ligure, un pueblo al confín entre Piemonte y Liguria. Un pueblo con una pasión, la bicicleta.

Los niños tienen que crecer deprisa para empezar a traer el pan a casa. La bicicleta que utilizan para ir a trabajar a muchos kilómetros de casa en los viñedos y campos de cereales, es lo único que les mantiene unidos a su infancia.

De entre todos los niños hay uno que sobresale especialmente. Se llama Costante Girardengo, y se hará profesional en 1912. Va a dejar las penas y la pobreza atrás muy rápidamente, ganando el campeonato italiano de fondo en carretera en 1913. Y ya no lo va a parar nadie. De 1913 a 1936 gana 106 carreras en fondo y 965 en pista, 9 campeonatos italianos de fondo, 6 Milan-San Remo y 2 Giros de Italia con un total de 31 victorias de etapa (¡cuando el Giro estaba conformado solo por 10 etapas!).

Se le llamó “il Campionissimo”. Fue el hombre más famoso de Italia en su momento. De hecho, se considera a Costante Girardengo como el primer ciclista con una imagen capaz de ser usada como producto. Se fabricaban bicicletas con su nombre, se vendían sus fotografías autografiadas durante el Giro, y su maillot podía conseguirse en las mejores tiendas del norte de Italia…

¿Pero qué tiene de particular la historia de Girardengo para que esté en esta sección, aparte de ser un histórico del ciclismo bastante desconocido? Pues que si volvemos a esos años en los que Costante era un niño pobre que descolgaba a todos sus compañeros de bicicleta, nos encontramos con un compañero un poco particular.

El chico se llama Sante Pollastri, y va a ser un fuera de serie en otro campo: robar y matar a carabinieris. Una especie de Robin Hood mediterráneo, que robaba al estado para repartirlo entre los más pobres, un chico que se reveló contra la autoridad en un periodo en que la democracia estaba dejando paso al fascismo.

Tan bien se le daba al pequeño Sante lo que hacía, que en 1922 se va a lanzar una orden de búsqueda y captura sobre él, como ’Enemigo público número uno’ del país. Pollastri va a huir a París, regresando furtivamente a Italia solo para una cosa. Ver a su amigo entrar en meta con los brazos levantados en las etapas del Giro de Italia.

Sante ponía en riesgo su vida, ya que era sabida su gran pasión por el ciclismo; su gran ventaja es que pocos conocían su amistad con el gran campeón. Y escabulléndose entre el público en la línea de meta, y entre los mecánicos del campeón después, conseguía librarse una vez más de quien lo perseguía.

Desde el exilio vuelve hasta en 5 ocasiones para asistir a los Giros de 1922 a 1926. Pero en 1927, en una carrera de 6 días que va a disputarse en París, la policía recibe un soplo: “Sante va a estar en la línea de meta”. Y lo atrapan.

Además los Carabinieri han difundido el rumor de que el propio Girardengo ha dado el soplo para su captura, intentando así arruinar la buena imagen que el anarquista tiene entre el pueblo, puesto que si un héroe como “il Campionissimo” ayuda a que lo atrapen será que no es tan bueno como parece. La jugada les va a salir un poco mal, pues el ciclista -por supuesto, negando totalmente conocer al “bandito”- va a testificar a su favor en el juicio, lo que le va a otorgar un eterno aire de héroe del pueblo a Sante Pollastri, con el que va a pasar a la historia.

Girardengo termina su carrera en 1936 a la edad de 35 años; y Sante Pollastri será indultado en 1959, pasando 19 años hasta su muerte en libertad. Curiosamente ambos morirían en 1978.

Curiosidades extra:

– Tras su retirada, su masajista Biagio Cavanna (el masajista era el equivalente de lo que ahora es el director de equipo) va a ocuparse de la carrera de un joven y escuálido ciclista. Un tal Fausto Coppi.

– Se podría decir que Cavanna tenía buen ojo para el ciclismo, si no fuera porque era ciego. Nadie se explicaba cómo era tan bueno como ojeador y entrenador, lo que le valió el sobrenombre de “Il santone” (literalmente el hechizero).

– Fausto Coppi también nació en Novi Ligure. Por esto, y por la cantidad de ciclistas novesi que han nutrido y nutren el pelotón italiano, a la ciudad se la conoce como “L’Università della bicicletta”.

– El cantautor Francesco De Gregori va hacer que la historia sea conocida en toda Italia haciendo canción un poema de su hermano Luigi Grechi, titulado “Il bandito e il campione” http://www.youtube.com/watch?v=KiU4KC1_aIs

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: