jump to navigation

Ruteo Túnel Chacabuco October 10, 2010

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
trackback

Bienvenido horario de verano, el frío emprendió la retirada y los días son más largos.

Con un domingo despejado y caluroso, quince pedaleros nos reunimos muy puntuales en la Autopista San Martín para emprender este ruteo clásico.

Una hora menos de sueño no fue obstáculo y tuvimos un ruteo particularmente agradable, si bien debemos lamentar la caída de nuestro compañero Bernardo Tabilo, también hay que reconocer que esta caída no tuvo mayores consecuencias aparte de una rodilla magullada y un pantalón largo que deberá transformarse en pantalón corto a partir de hoy.

Poco antes de las 09:10 comenzábamos el pedaleo, con una temperatura que se empinaba sobre los 15 °C, las tenidas cortas de verano comienzan a hacer su aparición.

Pedaleamos a un ritmo suave manteniéndonos siempre agrupados de dos en fondo, a un promedio de 25 km/hr, en casi 45 minutos nos encontrábamos reagrupándonos en la cima de la subida Esmeralda, la charla generalizada daba cuenta del buen ánimo que existía en el grupo y de las ganas de más, que se podían satisfacer en esta larga recta que nos lleva hasta la subida al Túnel Chacabuco: 21 km adicionales en los que promediamos 34 km/hr, a ratos agrupados, a ratos algunos escapados, pero todos exigiendo sus piernas. Es así como en solo media hora llegamos a la subida al Túnel, algunos subieron y otros se quedaron esperando en el plano afilando sus garras para el retorno. A esta altura nos encuentra Manuel Podesta, que al parecer no tenía intención de perder una hora de sueño.

La subida y posterior bajada tomó poco más de veinte minutos y retornamos de dos en fondo, y con viento en contra, sin embargo promediamos casi 30 km/hr y no hubo escapadas, llegamos agrupados a la bajada Esmeralda, aquella que anuncia los palos que nos daremos en la última etapa del regreso.

En esta etapa promedié 38,9 km/hr, nos manteníamos unidos pero a una alta intensidad.

Cien metros antes del kilómetro 10 se están realizando reparaciones en el camino y la calzada se limita a una pista con los conos de tráfico, producto de una mala maniobra de último minuto, Bernardo de monta en uno de ellos y se va al suelo, varios metros más atrás veníamos Esteban, otro compañero y yo, cuando llego al lugar de la caída me preocupo de lo importante: la bicicleta. Lo urgente podía esperar algunos minutos más.

Tras una breve parada en la que comprobamos que el accidente no había pasado a mayores, montamos nuevamente nuestras bicis y retornamos al punto de encuentro.

Para el grupo: 85 km de ruteo en casi tres horas, logramos mantenernos unidos la mayor parte del tiempo (y no hubo palos que me descolgaran).

Un domingo redondo.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: