jump to navigation

Túnel Zapata por Ruta 68 (esto es en Chile) December 8, 2009

Posted by roberto in Salidas en Santiago.
trackback

Hoy 8 de Diciembre el mundo católico celebra la Inmaculada Concepción de Jesús en la Virgen María. Se trata de un día festivo en aquellos países con fuerte influencia de esta Iglesia.

En Chile existe la centenaria tradición de peregrinar al Santuario de Lo Vásquez, donde cientos de miles de peregrinos llegan a rendir tributo al objeto de su devoción. Los fieles llegan al Santuario en los más diversos medios de transporte; caminando, en caballos, en carretas tiradas por caballos y cómo no, en bicicleta. Cualquier tipo de bicicleta y prácticamente en cualquier condición.

El Santuario está enclavado en el borde de la Ruta 68, la ruta que une la capital Santiago con Valparaíso, capital de la quinta Región. Dada la gran afluencia que se observa este día, la autoridad vial establece condiciones especiales para el uso de la autopista para todos aquellos que no acuden en vehículos contaminantes.

En particular se permite, en este único día del año, atravesar los dos túneles Lo Prado y Zapata, sin necesidad de transporte motorizado.

Aprovechamos este día de fiesta para realizar un ruteo hasta la entrada del segundo túnel, el Túnel Zapata, en el kilómetro 55 de la ruta.

El día se presentó despejado y con un sol brillante, aunque a las ocho de la mañana no se sentía calor e incluso estaba algo fresco.

Salí de casa a eso de las 08:13 para encontrarme con el grupo habitual de ciclistas en el kilómetro 7 de la ruta 68. Desde ahí emprendimos el ruteo hacia el poniente16 pedaleros. Recién habíamos cubierto escasos 2 kilómetros y uno de los nuestros sufre un pinchazo, esperamos algunos minutos su reparación y emprendimos nuevamente el ruteo.

Este año, tal vez por ser día martes, la cantidad de viajeros era notoriamente baja, y la cantidad de vehículos era normal, seguimos a un ritmo de intensidad moderada y algunos ciclistas que encontrábamos en el camino se unían al pelotón.

Llegamos ordenados al Túnel o Prado y lo cruzamos pedaleando por la pista que estaba reservada para ciclistas, una breve parada de reordenamiento a la salida del túnel e iniciamos el descenso en forma individual.

Una vez en el plano nos reagrupamos nuevamente y seguimos ordenadamente a intensidad moderada, cubrimos de esta forma los casi 20 kilómetros que nos conducen al inicio de la subida al Túnel Zapata y ya observábamos una mayor cantidad de peregrinos que realizaban su viaje hacia el santuario, grupos de menos de diez pedaleros, hombres y mujeres en bicicletas de montaña, de paseo y de ruta hacían un viaje para muchos de ellos tradicional.

A buen ritmo y ordenados llegamos al inicio del ascenso mencionado y uno de los nuestros corta un rayo de la rueda trasera. Se trataba ni más ni menos que de Francisco Opazo, uno de los campeones ciclistas de nuestro país, a quien no conocía y no tuve la oportunidad de saludar. Seguimos el ascenso, cada uno a su ritmo, llegamos a la entrada del túnel y cruzamos la autopista para descansar, reagruparnos y emprender el regreso.

En el descenso nos encontramos con un accidente en el que se vio involucrado un ciclista, éste fue chocado por un bus y perdió la vida. No nos detuvimos, no tenía sentido, ya estaba en el lugar personal de carabineros y algunos metros detrás de nuestro grupo llegó la ambulancia.

Desconozco los detalles del accidente, pero me hizo pensar en mi hijo que hace este mismo viaje desde hace algunos años. Tal vez nunca es suficiente recalcar que deben ser extremadamente prudentes en las bajadas, donde la bici tiende a tomar mucha velocidad, donde 50 km/hr es normal y muchos superan con creces los 60 km/hr. Velocidad a la cual nuestra máquina se hace incontrolable y cualquier desperfecto del camino puede hacernos perder estabilidad y provocar un accidente por falta de precaución.

Una vez de regreso al plano, seguimos ordenados y a intensidad moderada hasta el inicio de la Cuesta Lo Prado. En este punto, muchos de los nuestros se quedaron atrás producto del cansancio. Una vez terminado el ascenso cruzamos nuevamente el túnel por la pista derecha reservada a los ciclistas, veloz descenso hacia Santiago y reagrupamiento en la zona de peaje para emprender el regreso final.

Una última reflexión; no fue un día particularmente caluroso, pero estaba muy despejado y la radiación ultravioleta en nivel peligroso, indispensable bloqueador solar y recomendable el uso de tricotas manga larga y malla de tres cuartos.

Los datos duros

(RCmax = 183, Umbral Anaeróbico = 150, edad = 48)

Tramo Tiempo Distancia Velocidad Promedio Ritmo cardíaco promedio Ritmo cardíaco máximo
[hh:mm] [km] [km/hr] [lpm] [lpm]
Casa – R68 km7 32:10,2 12,2 23,8 105 123
R68 km7 – km 31 43:22,4 23,8 33,0 113 143
R68 km31 – km50 37:08,0 19,7 31,9 127 163
Ascenso Tunel Zapata 13:04,7 3,6 16,6 161 171
Tunel Zapata – Inicio Cuesta Lo Prado 49:21,7 24,9 30,4 120 151
Ascenso Cuesta Lo Prado 21:20,7 6,1 17,2 162 171
Tunel Lo Prado – Casa 58:51,5 28,6 29,2 130 156
Totales 04:15:19 119,0 28,2 126 171

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: