jump to navigation

24 Horas en Bicicleta – Mi primera vez November 6, 2009

Posted by roberto in Entrenamiento.
trackback

24 horas

“Competencia, ambición y experiencia me mantuvieron pedaleando durante el día y la noche. Y mantenerse sobre la bicicleta y en carrera es la única forma de triunfar en uno de estos ultra-eventos”

Lisa Marie Dougherty

Este es un artículo escrito por Lisa Marie Dougherty, publicado en el sitio web de la ultra marathon cycling association (USA) y que pueden leer en el original aquí. Está especialmente dedicado a Juan Manuel Martin, un amigo ciclista y lector del blog, que participará en una de estas competencias.

Lisa es una ciclista competitiva desde 1994, participó en 1996 en la RAAM (race across america), después de completar la Bicycle Across Missouri en menos de 50 horas. Ha sido tres veces ganadora del campeonato de 24 horas de la UMCA.

“Solo iré a correr y a disfrutar. Nada me obliga a correr las 24 horas. Cuando deje de disfrutar, me detendré e iré a dormir”

Tal cual… realmente pronuncié estas desafortunadas palabras en Junio de 1997, poco antes de competir por segunda vez en la carrera de la UMCA.

Mi segundo año como ciclista fue 1996, me había preparado cuidadosamente para el campeonato de 24 horas que organizó la UMCA en Eldridge, Iowa. Mi temporada competitiva se compuso de centuries (carreras de 100 millas, 161 kilómetros), un brevet de 400 km (Seattle to Portland) y la Ride Across Indiana. Afiné mi equipo con una carrera de práctica de 508 km en un circuito de 80 km alrededor del lugar de unos amigos. A través de la temporada, experimenté cuidadosamente con mi dieta, aumenté gradualmente mi resistencia y diseñé analíticamente mi estrategia. El día de la competencia, Mark Patrick, que era todo mi equipo de apoyo, y yo llegamos a la linea de partida con confianza. Aunque esa era mi primera carrera de 24 horas, ya había obtenido el segundo lugar en una competencia de 613 km. La experiencia había sido extremadamente difícil, aunque desafiante y entretenida. Pedalear en la noche era un recuerdo mágico que esperaba revivir en 1997.

La siguiente temporada comenzó con carreras universitarias en Febrero, pero mi entusiasmo por la larga distancia no estaba ahí. En pocas oportunidades corrí más de 1:30 horas, aunque la mayor parte de mi entrenamiento era más intenso que antes. A mediados de Abril participé en mis primer century (100 millas) del año, fuerte y sola. Eso fue todo en cuanto a largas distancias.

Repentinamente, la carrera de 24 horas de Iowa se encontraba solo unas pocas semanas adelante, y aunque mi competencia más larga había sido el century de Abril… no me entregué al pánico. En lugar de eso, decidí disfrutar de la bicicleta ese día. Me gustaba tanto la comunidad de ultra ciclistas que con solo ser parte del evento de la UMCA estaría feliz. Decliné dos ofertas de equipos de apoyo, le puse una parrilla y un bolso a mi bicicleta para tener la autonomía necesaria en el enorme circuito de 230 km, y enfilé hacia Iowa.

La falta de entrenamiento en largas distancias y la ausencia de un equipo de apoyo no fueron mis únicos obstáculos. Una pobre planificación me impidió tener todo listo el día antes de la competencia, lo que fue quizás mi peor error. Mi parrilla golpeó el cambio trasero descalibrándolo levemente, lo que provocaba que cambiar de piñones fuese una molestia. Como no era hábil con la mecánica, decidí evitar los cambios de piñón, en lugar de intentar ajustar el cambio. Mi visita de último minuto a la tienda provocó que llegara a mirar como la estantería con mi isotónico favorito, usualmente repleta, estuviese vacía, de modo que tuve que experimentar una formula nueva durante la competencia. Incluso hasta olvidé mis botellas de agua y mis shorts de repuesto. Incluso empezaba a preguntarme si realmente llegaría a la linea de partida.

Esta preocupación se convirtió en realidad cuando al día siguiente llegué a la partida poco después de la hora que me habían fijado. Ahora, había quedado relegada al final del pelotón, a pesar de que el cronómetro de mi participación ya se había iniciado. Descarté mis últimas ambiciones de una participación competitiva, me consideraría afortunada si solo lograba sobrevivir.

No tenía un equipo que me alentará. Transportaba yo misma mi alimento, líquidos y ropa de repuesto… subiendo y bajando las colinas del valle del río Mississipi. Cerca del final del circuito, sufrí una especie de fatiga por calor, lo que me provocó una hiperventilación que causó que mis pulmones me dolieran por el resto del día y la noche. Tres severas tormentas eléctricas me sorprendieron en diferentes partes del recorrido e inyectaron el temor a Dios en mis venas. Mientras muchos corredores ya habían abandonado, yo había hecho 570 km, deteniéndome solo brevemente en algunos momentos y alrededor de una hora obligada por una tormenta eléctrica. ¿Cómo era esto posible si mi entrenamiento no había sido el adecuado?. La competencia, ambición y experiencia me mantuvieron pedaleando durante el día y la noche. Y mantenerse sobre la bicicleta y en carrera es la única forma de triunfar en uno de estos ultra-eventos

Competencia: Para mi llegó al observar a la tenaz Nancy La Rue. Dado que solo habían dos mujeres más en la competencia y una de ellas había abandonado mucho antes de anochecer, comencé a ceder en las primeras vueltas nocturnas al circuito. Después de cada vuelta, quería volver a mi tienda solitaria, bajarme, quitarme los zapatos de ciclismo y escarbar mi maleta en busca de algo solido para masticar. Entonces miraba mi bicicleta, preguntándome si es que sería un buen momento para retirarme. Durante uno de esos momentos, estaba sentada como zombie durante horas, y alguien me dijo que Nancy casi me estaba alcanzando. Era el momento para recuperar mi espíritu competitivo o renunciar a la carrera después de catorce horas de competencia. Me subí nuevamente a la bici y volví al trabajo, recuperando gradualmente mi entusiasmo a medida que entraba en mi parte favorita de estos ultra eventos: el pedaleo nocturno. En la oscuridad y soledad de la noche, la verdadera maravilla de la existencia inunda el alma del ciclista ya que disfruta de uno de sus más grandes dones: un cuerpo capaz de cubrir kilómetros y kilómetros hacia la meta en sinergia con una simple, aunque prácticamente perfecta, máquina, acompañada nada más que con el rumor del neumático sobre el asfalto y el murmullo de la cadena.

Ambición: Es el otro ingrediente clave para el éxito en carreras de 24 horas. Aunque una mejor preparación física me habría recompensado con más kilómetros recorridos, La carrera de 24 horas de Iowa fue un éxito para mí porque amo las bicicletas y las carreras de 24 horas. La motivación, el corazón, el entusiasmo, la dedicación… todos son factores que conforman lo que llamo la disposición ambiciosa del atleta que compensa en parte una preparación inadecuada. Sin esta ambición, incluso un participante muy bien entrenado está en riesgo de fallar. Tener un espíritu que te mantenga a pesar del dolor, la incomodidad, las nauseas y las caídas emocionales, y que sea capaz de reconocer el lado positivo de cada experiencia, y que percibe el abandono como la muy última alternativa… este espíritu debe ser el recurso más importante de un ultra ciclista. Por supuesto, el espíritu por sí mismo puede llevarte lejos, pero sin una preparación adecuada, las competencias más exigentes y brutales como la RAAM y los brevets probablemente destruirán a cualquier ciclista a pesar de su entusiasmo y ambición.

Experiencia: Es el tercer factor crítico de éxito. En mi caso realicé varios ultra eventos en 1996, competí en la primera edición de las 24 horas de Iowa de modo que era familiar con el recorrido y también con las reacciones que experimentaba mi cuerpo. La carrera seguía siendo dura, dolorosa y difícil, pero en realidad disfruté la mayor parte gracias a que mi experiencia me había enseñado cómo prepararme bien para tales eventos y como sobrellevar las situaciones adversas que se presentaban en su desarrollo.

Consejos para la primera vez

  1. Asegurarse de estar bien descansado antes del evento. Aunque una noche de sueño reparador antes de la competencia es deseable, la gente normal estará demasiado ansiosa y no dormirá bien. Una mala noche antes del evento no hará daño; sin embargo, muchas noches sin un buen descanso antes del evento definitivamente te perjudicarán.
  2. Es bueno beber mucho líquido la noche previa a la competencia, de esa forma te aseguras de llegar completamente hidratado. Esto puede obligarte a levantarte varias veces durante la noche, pero vale la pena.
  3. Hacer los preparativos con mucha anticipación. No dejes nada para último momento. Asegúrate de tener tus alimentos y bebidas favoritos (pero adecuados), las herramientas y repuestos necesarios y la ropa que necesitarás. Házte una lista varios días antes de empacar, de modo que puedas ir agregando ítems a medida que los recuerdes. Empaca temprano, de modo de no tener prisas de última hora.
  4. Ubícate un lugar de alojamiento cerca de la partida o meta, de modo que puedas llegar con comodidad antes del inicio de la carrera y al final no tengas que conducir demasiado al regreso.
  5. Si vas a competir con peces gordos, necesitarás un equipo de apoyo. Hacerlo solo es muy loable pero no esperes estar a la altura de corredores excepcionales que tienen el bonus de un equipo de soporte.
  6. Agrega una variedad adicional a los alimentos que piensas consumir. Ten en cuenta que incluso tu comida favorita pierde atractivo después de consumirla ocho veces el mismo día. No te confies a una dieta exclusivamente basada en líquidos para tu primera carrera de 24 horas. Después de los 150 km tu cuerpo suplica alimento sólido. Asegúrate de tener algo a mano… solo en caso de.
  7. Mantén tu ritmo. No intentes mantenerte con los escapados del inicio de la competencia. Aún cuando ellos puedan mantener ese ritmo, es probable que tu no, de modo que tómatelo con tranquilidad y paciencia, ya los irás alcanzando en la medida que el día avanza. Te sorprenderá ver cuántos competidores se fatigan ellos mismos muy pronto en la carrera y abandonan incluso antes que finalice el día.
  8. Intenta llegar físicamente preparado al evento tanto como sea posible. Esto significa competir previamente en carreras de larga distancia, hablar con ciclistas experimentados, y experimentar sobre la bici con diferentes tipos de alimentos y suplementos nutritivos. Durante mi primera temporada de ultra ciclismo, en varias mañanas entrené en mi rodillo mientras desayunaba. Esto preparó a mi estomago a digerir alimentos mientras desarrollaba una actividad aeróbica.
  9. Revisa cuidadosamente tu bicicleta antes de la carrera para asegurarte que está en óptimas condiciones. Coloca especial atención al ajuste de los cambios, los frenos y la condición de los neumáticos. Revisa el apriete de tuercas y tornillos, especialmente en el manubrio. Asegúrate de llevar un neumático adicional, unas cuantas cámaras, parches, desmontadores, llaves allen, cortacadenas, bombín y paños de limpieza. Por cierto no debes olvidar las luces, los reflectantes y baterías de repuesto.
  10. Lo más importante de todo es la actitud correcta. Ya sea que seas un ciclista bien preparado y competitivo o un ciclista bien preparado pero no muy competitivo, recuerda que el ciclismo es entretención, y que cada participante de los ultra eventos está unido a ti por una soledad especial y compartida. Esto no es una olimpiada ni una etapa del Tour de France, de modo que si ves a alguien en problemas, detente y dále una mano. Ejecuta tu mejor carrera pero disfruta de ti mismo mientras lo haces.

Si esta es tu primera carrera de 24 horas, te deseo la mejor de las suertes. Entrena fuerte, planifica cuidadosamente, pero por sobretodo… ¡Disfruta!

Comments»

1. juan manuel martin - November 13, 2009

MUCHAS GRACIAS.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: