jump to navigation

Fertilidad masculina y ciclismo October 12, 2009

Posted by roberto in Salud.
trackback

Fertilidad y ciclismo

Este es artículo tiene una importancia superlativa para los varones que practicamos ciclismo. Es una adaptación libre y el original lo pueden leer aquí.

En la prensa escrita se ha difundido la afirmación de que el ciclismo afecta la potencia sexual varonil y se asocia a la disfunción eréctil. Por supuesto se trata de la prensa general, ya que en las revistas de divulgación científica no existe ningún estudio que avale lo anterior.

Aprovechando el inicio del Tour de France 2009, la prensa británica iniciaba una campaña del terror: “El ciclismo de larga distancia puede dañar seriamente la fertilidad” indicaba The Scotsman, “la fertilidad de los ciclistas de resistencia va cuesta abajo”, titulaba Press Association. “Los asientos de ciclistas afectan la esperma” declaraba por su parte The Sun.

No solo la prensa británica es sensacionalista, y respecto a esto citaré en un futuro un libro de Michael Crichton (Breakpoint), en el cual en la introducción se retrata fielmente lo que suele ser el común de los periodistas.

Las últimas historias se basaron en una investigación presentada a la European Society of Human Reproduction and Embryology, y fue realizada por la profesora Diana Vaamonde de la Escuela de Medician de la Universidad de Córdoba en España.

Sin embargo, este estudio no es el primero que investiga cómo el sillín de la bicicleta afecta nuestros espermas. Años atrás, enj 1997, el Dr. Irwin Goldstein, especialista en impotencia de la Universidad de Boston, se hizo tristemente célebre al entregar datos sugiriendo que las dolencias que acarrea el sillín son precursoras de la infertilidad. A partir de entonces, la aparición de tales estudios ha seguido una senda conocida.

Y así, una vez más, se advierte a los ciclistas que demasiado tiempo sobre el sillín puede reducir la cantidad de esperma, aún cuando el estudio de la Universidad de Córdoba, no proviene específicamente de ciclistas, sino que de 15 triatletas varones de elite.

Es evidente que los triatletas pasan largas horas sobre la bicicleta, pero en el caso de esta pequeña muestra de deportistas de elite, ellos habían entrenado nueve veces por semana durante por lo menos ocho años. En forma crucial, los datos de este estudio sugieren que es el volumen e intensidad de este tipo de entrenamiento lo que podría ser la causa principal de la disminución de esperma. No el mero hecho de pedalear demasiado.

En Dr. Allan Pacey, un investigador veterano en andrología de la Universidad de Sheffield dice: “No solo el grupo objeto de estudio no fue conformado por solo ciclistas puros, sino que cuando fue revelado, la asociación entre la lycra y la temperatura de los testículos había salido a la luz nuevamente. Y aún se mantiene que existe evidencia científica solida que sugiera que pedalear con esta roopa ajustada es causa de infertilidad en los hombres.

¿Iron men?

En el estudio, la concentración de espermatozoides en el semen de los triatletas era de alrededor del 10%, en comparación con el 15 a 20% que muestra el promedio de hombres fertiles. Entonces, el equipo de Vaamonde, segmentó un poco más la muestra de deportistas descubriendo que aquellos que hacían más de 300 km a la semana tenían una caída de hasta el 4%

Sin embargo, el equipo de Vaamonde, aun lo lograba encontrar una razón para esto. En lugar de eso, el informe especulaba que podía ser debido a la irritación y compresión causada por la fricción de los testículos contra el sillín, o la ropa ajustada, que eleva la temperatura en los testículos.

Sin embargo, Vaamonde también sostiene que sustancias reactivas con oxígeno, pequeñas moléculas que son un subproducto natural de los altos esfuerzos, podían ser también una causa principal. Estas moléculas reaccionan al esfuerzo a que se somete el cuerpo en los deportes de resistencia de forma tal que pueden dañar estructuras celulares y alterar la producción de espermatozoides.

En doctor Pacey insiste en que los ciclistas no se deben alarmar por estos resultados, y sostiene que el vínculo entre ciclismo e infertilidad debe ser abordado con precaución. “En el siglo pasado, en las décadas del 20, 30, 40 y a través de los 60 en ciclismo era mucho más común. Sin embargo, una preocupación real respecto de la caída en la fertilidad de los hombres se ha hecho presente solo en los último veinte años”.

En su lugar, sugiere que el culpable más probable es una combinación de factores: “El hecho de que estos atletas en particular se fuerzan ellos mismos a condiciones físicas extremas puede tener mucho más incidencia en la producción de espermatozoides que el ciclismo. Al someter nuestro cuerpo a condiciones extremas -cuando estás seriamente vulnerable- la producción de espermatozoides se considera un lujo accesorio ya que el flujo de oxígeno se reserva para los organismos clave de la supervivencia.”

¿Significa lo anterior que solamente los ultra ciclistas, aquellos que cubren más de 300 km en la semana, son quienes están en la mira?

El factor de choque

No es tan así. El dr. pacey añade una reflexión a sus descubrimientos, citando un estudio de 1999 de Ferdinand Frauscher, del departamento de uroradiología en el hospital de la universidad de Inssbruck. Frauscher descubrió, a través de estudios escrotales ultrasónicos, que hasta el 96% de los mountain bikers competitivos, aquellos que estaban sobre el sillín 12 o más horas por semana, mostraban irregularidades, incluyendo en éstas hinchazones, quistes y aún tumores benignos.

De acuerdo al Dr. David Ralph, un cirujano urogenital de la London Clinic, el trauma experimentado por muchos ciclistas todo terreno debe preocuparnos a todos. “El mountain bike puede golpear los testículos y comprimir algunos nervios, conduciendo a quistes y unión de venas. Aun cuando esta condición no puede asociarse directamente con problemas de fertilidad los ciclistas deben tomar medidas para no incrementar este trauma”.

El Dr. Ralph recomienda el uso de sillines con diseño anatómico e insiste en que los ciclistas deben soltar el freno. Sin duda, la principal causa de los problemas de disfunción eréctil en los hombres hoy en día se relacionan más con la falta de ejercicio y la falta de entrenamiento del sistema cardiovascular que es justo lo que el ciclismo principalmente aporta.”

De modo que para la salud de nuestros espermatozoides debemos mantenernos en bicicleta.

El Dr. Ralph no es el único experto que recomienda el ciclismo como una de las formas de mejorar la función sexual. Investigadores del Lancisi Heart Institute en Ancona, Italia, encontraron que el ciclismo contrarresta eficazmente los efectos secundarios negativos que las medicaciones cardíacas en los pacientes masculinos provocan en la erección peneal.

Mientras tanto, en la Universidad de California se encontró que en aquellos hombres que ejercitan regularmente sus sistema cardiovascular aumenta en alrededor de un 30% la frecuencia de relaciones sexuales con su pareja.

Parecer ser que la elección del sillín también juega un rol importante. Los policías estadounidenses que se cambiaron a sillines sin nariz reportaron mejoras “significativas” en sus erecciones, esto es de acuerdo a un estudio de National Institute for Occupational Safety and Health en Cincinnati.

Comments»

1. penes - October 12, 2009

Mejor caminar entonces (:

2. roberto - October 13, 2009

Hola Penes,

Excelente alternativa… si es que lo haces a un ritmo endemoniado.
Pero también puedes andar en bicicleta sin riesgo.
Esa es la clave.
Saludos,

rca


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: