jump to navigation

Cancer a la piel August 13, 2009

Posted by roberto in Salud.
trackback

cancer a la piel

El 24 de Julio en el blog de Joe Friel se publicó este interesante artículo:

Existe gran cantidad de evidencia respecto a que el ejercicio regular reduce el riesgo de enfrentar a los nuevos asesinos de nuestra sociedad occidental: ataques al corazón, diabetes, hipertensión, obesidad y otros. Si bien la mayoría de nosotros no hacemos ejercicio por estas razones no deja de ser un buen “bonus track”.

Pero existe un asesino adicional que acecha a los deportistas frecuentes y los deja más expuestos que el resto: cáncer a la piel. Practicar varias horas a la semana al aire libre, nos hace más susceptibles de desarrollar un cáncer a la piel o melanoma que el promedio de las personas.

Otros factores que favorecen el cáncer a la piel de este tipo de deportistas es una piel clara, cabellos rubios o pelirrojos, edad avanzada, y un historial de piel bronceada (o quemaduras solares), especialmente si se dieron cuando niños. También si la piel se mancha después de la exposición al sol o se quema fácilmente el riesgo es mayor.

La mejor forma de prevenir el cáncer a la piel es evitar largas exposiciones a los rayos solares ultravioletas. Esto es posible si se realiza el ejercicio antes de las 10:00 y/o después de las 16:00, ya que entre esas horas los rayos solares son más intensos. Actualmente es factible elegir ropa con características de protección a los rayos UV. Un tejido tupido, que cubra las espalda, hombros y cuello es lo aconsejable. Incluso, si es posible, se puede ejercitar en un gimnasio, bajo techo, donde definitivamente no lleguen los rayos del sol.

En círculos médico, existe algo de debate respecto de si los bloqueadores solares son realmente efectivos para prevenir el cáncer a la piel. Algunos creen que en realidad contribuyen en la incidencia de esta enfermedad al darles una confianza excesiva a quienes los utilizan. Si se usan protectores solares deben ser de un factor 15 o superior (SPF = Sun Protection Factor), pero incluso usándolos se debe limitar la exposición al sol.

Afortunadamente, el cáncer a la piel tiene una buena respuesta al tratamiento si se diagnostica a tiempo. Para ello utilícese el espejo, chequeando el cuerpo mensualmente en busca de cambios en lunares o lesiones a la piel tales como:

  • Asimetrías: Una mitad del lunar no es igual a la otra.
  • Bordes: Los bordes son serrados, disparejos o difusos.
  • Color: El color del lunar o la lesión no es uniforme.
  • Diámetro: El diámetro del lunar lesión es mayor a 1 cm.

Mientras el melanoma es menos común que los otros tipos, tiene una gran potencial para expandirse a través del cuerpo.

En caso de no estar seguro respecto a si alguna singularidad en la piel responde a alguna de estas características, lo mejor es consultar a un médico para que lo revise. Antes de eso, se debe evitar la exposición excesiva a la luz solar.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: