jump to navigation

El diario de ruta May 5, 2009

Posted by roberto in Entrenamiento.
trackback

training-diary1

Mantener un diario de entrenamiento es algo que nos gustaría a todos y tenemos una idea de lo útil que resulta. Solo que muchas veces nos vemos enfrentados al tedio de escribirlo y al síndrome de la “página en blanco”.

En lo personal recomiendo un paso a la vez: lo primero es empezarlo. Básicamente se cuenta con dos alternativas: Escrito en forma manual o en el computador. Cuaderno y lápiz tiene enormes ventajas: la principal es que es difícil que le entre virus o spyware y pierdas el registro de meses e incluso años, también está el hecho que podemos dibujar y trazar con mucha más facilidad que en el computador. Por otro lado el computador nos permite clasificar y comparar la información, recuperarla desde un pulsómetro, enviarla por correo electrónico, etc.. Si además es un equipo con Ubuntu nos despreocupamos de los virus. Sea cual sea la alternativa que se elija unos pocos datos básicos facilitarán su mantención frecuente: El nombre de la ruta, la distancia recorrida, el tiempo invertido, la velocidad promedio y la velocidad máxima son datos que registrará cualquier ciclocomputador básico. Además de lo anterior unos comentarios respecto al evento en particular siempre serán útiles. No hace falta desarrollar un gran relato, sino aquello que nos parezca significativo: hizo calor o hizo frío, el viento fué a favor o en contra, cómo nos sentíamos al inicio y durante la ruta, ¿Fui con más compañeros o solo?. ¿Pinche una rueda?, ¿Sentí hambre o sed?. Todo lo anterior son detalles que nos permiten hacer un relato sencillo, pero muy útil, del entrenamiento o simple ruteo. ¿Cuańtas rutas diferentes tenemos a nuestra disposición?, de seguro no son muchas. Probablemente entre diez y veinte, lo que significa que las repetimos a lo largo del año, Al mantener su registro en el diario podemos medir nuestro rendimiento comparando aquellas que son las mismas o similares. Por otra parte: si clasificamos estas rutas de acuerdo a su intensidad podemos, si queremos, estructurar un entrenamiento más adecuado al estilo de vida de cada uno. En lo personal desde hace unos cuatro años mantengo un diario de ruta actualizado. Pero lo más importante es que no es el primero que inicié… hubo muchos intentos previamente y mi aprendizaje se resume así: a) Mantener el diario a mano y escribirlo lo más pronto posible. De esta forma recordaremos la mayor cantidad de detalles que nos interese conservar. Sin embargo; evitemos fanatizar o dogmatizar esta costumbre. La mayoría de nosotros quitamos un tiempo valioso a nuestras familias y estamos fuera de contacto normalmente 5 o 6 horas del fin de semana. La actitud correcta al llegar a casa debe ser un reconocimiento hacia aquellos a los que amamos, por comprendernos y permitirnos practicar una actividad que está reservada solo a unos pocos. b) No intentar que el diario de ruta contenga todos los datos posibles. Existen ciclistas que no utilizan un velocímetro, otros tienen un modelo básico, otros tienen un modelo con medidor de ritmo cardíaco y últimamente los hay con GPS. Entonces nos sentimos en la obligación (ni siquiera la tentación) de incorporar todos los datos que nos brinda la tecnología. Olvidamos que lo más importante es nuestra impresión personal del ruteo; lo cual debería ser lo primero al momento de escribir el registro de la ruta. En segundo lugar están los datos técnicos, sin duda útiles, pero no los principales. c)También es agradable leer el diario de vez en cuando. Es como si pedalearamos la ruta nuevamente. Esta vez manteniendo el primer lugar, recordando más detalles y las vivencias de la ocasión. d)Además de los ruteos; ¿por qué no un registro de mantención?, ¿No deberiamos también anotar cuidadosamente las medidas que tantos kilómetros nos ha costado determinar: altura del sillín, largo de la tee (potencia), avance del sillín, etc.? ¿Cuándo fue la última vez que cambiamos la cadena, cuándo la lubricamos?, ¿Cuánto recorrido tienen los neumáticos. Y por qué no: ¿cuánto dinero hemos invertido en nuestra máquina? Para escribir este artículo me inspiré en otro homónimo, pero con un mensaje radicalmente distinto: enfatiza registrar el ritmo cardíaco en reposo, el peso, el patrón de sueño, incluso el índice de masa muscular y la composición del desayuno. No me cabe duda que todos son datos útiles, pero no imprescindibles para quienes disfrutamos el ciclismo y lo practicamos con pasión y una cuota de sacrificio personal.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: