jump to navigation

Una experiencia con piñón fijo May 4, 2009

Posted by roberto in Entrenamiento.
trackback

fixiefeature-280-75

En las técnicas de entrenamiento existe una alternativa poco difundida, pero con la que se obtienen resultados sorprendentes: piñón fijo. Obviamente no se utiliza la misma bicicleta y es aconsejable escoger una buena ruta.

Hace algunos años, agregué una bicicleta de piñón fijo a mi establo, cual simple alazán que me transporta al trabajo. La reacción de las personas iba desde la simple curiosidad “¿Cómo frenas?”, hasta una casi agresiva observación respecto de mi salud mental: “Es estúpido, peligroso e irresponsable.” Sin embargo, mientras más la uso, más me gusta.

No pretendo aparecer como seudo-espiritual y evangelizar respecto de la íntima conexión hombre-máquina que hace del mero transporte una experiencia de meditación trascendental. Lo que realmente me gusta es el hecho que estaba formando unas piernas formidabes cada vez que la usaba. Aumenté la velocidad de mis piernas a un estado con el que previamente solo había soñado, además obtuve potencia de músculos que nunca antes había utilizado en la bicicleta.

Comencé haciendo rutas de dos a tres horas, buscando colinas y disfrutaba de forma masoquista el dolor que era capaz de inflingirme. Hacia el final del invierno, era otro corredor, había superado mis propias marcas y también a mis compañeros de equipos con más facilidad.

De qué forma el piñón fijo ayuda al ciclista:

1.   Mejora la cadencia y el pedaleo redondo: Una cadencia suave, pero rápida, es la forma más eficiente de pedalear. En el plano o en pendientes suaves el piñón fijo obliga a tus piernas a pedalear siempre rápido y desarrollas el estilo rápido y uniforme que los franceses llaman “souplesse”.

En los descensos las piernas aprenden a pedalear a cadencias muy altas, formando los cimientos para desarrollar la capcidad de un gran sprinter. Basta observar la velocidad promedio de las piernas de Mark Cavendish en cualesquiera de sus cuatro triundos en etapas del Tour de France.

2. Al atacar un ascenso, no existe opción para un cambio más liviano, de modo que se está obligado a abandonar la zona de confort y atacar con potencia la subida. Sin cambios, todos y cada uno de los músculos involucrados en el ciclismo debe hacer su aporte, fortaleciendo no solo las piernas, sino que también la espalda, el pecho y todo el tronco.

3. El piñón fijo aumenta la velocidad y la resistencia. Junto con la resistencia física, se aprenderá que un sorprendente número de subidas se pueden atacar de esta forma, aumentando la velocidad promedio y brindando una oción para un ataque devastador.

Aquellas subidas más largas con piñón fijo se transforman en una tortura sobre pedales, pero se logra una resistencia 100% ciclista, la que ningún gimnasio podrá brindar nunca.

4. Con piñón fijo no hay descanso. Una vez que se monta una bicileta con piñón fijo uno se da cuenta de la enorme cantidad de tiempo que utiliza el piñón libre. Aparte de las bajadas obviamente, se deja de pedalear en el plano, al llegar a los semáforos y también mientras se acerca esa subida. Todo esto es tiempo muerto sobre la bicicleta.

Con piñón fijo te ganas cada kilómetro, transformándose en una de las formas más efectivas de aprovechar el tiempo de entrenamiento. La primera vez que utilicé mi “fixie” descubrí que una hora sobre ella me demolía, mientras que la misma rutina en mi bicicleta normal era un simple calentamiento.

5.  El piñón fijo mejora las habilidades. Pedalear con piñón fijo mejora los instintos del ciclista, los reflejos y la capacidad de reacción. Pedaleando en la ciudad en mi fixie descubrí que mis casi-accidentes disminuían casi a cero, lo que me permitái concentrarme más en la ruta.

La habilidad de mirar hacia adelante, me permite evaluar la viabilidad de los espacios en el tránsito y también mejoró mi equilibrio dado que me impuse pedalear sin bajar el pie en los semáforos o los cruces. Aprendí a equilibrarme sobre la bici, junto con ser una pose llamativa en los semáforos, es una habilidad realmente util de cultivar.

Si quieres ir más rápido… cambiate a piñón fijo

Esta es una traducción libre de un artículo del autor Nik Cook publicado en la revista Cycling Plus, que pueden leer aquí.

Comments»

1. esteban - October 26, 2012

que Buena idea me das!!! yo entreno con una Bici sin Velocidades con plato mas o menos grande digamos un multi 50 dientes quisiera ponerle 52 minimo pero mejor hago la prueba con una fix si pasa lo que tu Mencionas sera muy bueno para mi Gracias x los Comentarios Saludos

esteban - October 26, 2012
roberto - November 5, 2012

Hola Esteban,

Para una bici de una velocidad, piñón fijo o libre, creo que 52 es demasiado, en estas bicis el desarrollo no debe ser muy grande para que cumplan su “multipropósito” yo uso 50×17, que es livianito para mi.

No existe una fórmula para determinar el desarrollo adecuado a cada uno, es un tema individual, pero los piñones son baratos, de modo que hay que atreverse a probar.

Ojo con la longitud de la cadena al cambiar piñones.

Un saludo desde Chile,

rca

2. mario garces - December 16, 2012

Es una gran experiencia ya que a mi me interesó el ciclismo desde muy pequeño y cuando probé mi primera bici de piñon fijo tuve muchas caídas pero el dolor el mejor maestro y mejore mi técnica mi instinto y mi velocidad

3. david - February 17, 2014

ola tengo una bicicleta hercules, desearia que corra mucho mas rapido de la que es, le hize un mantenimiento y afinamiento;ahora subir subidas con ella pues me canso mucho;me gustaria que me enviaras una respuesta a mi mail, para ver como le puedo hacer, please

4. david - February 17, 2014

haohmaru1860arrobagmailpuntocom

5. Jose Luis Solorzano - November 20, 2014

Hola!!
Yo descubri la bicicleta hará año y medio, y ahora no m puedo separar de ella.
Comprendo a la perfección lo que quiere transmitir.
Este verano un amigo y yo(dos locos), acometimos un reto q todo el mundo nos decía q era imposible, los 10000 del soplao, prueba q tiene lugar en cabezon de la sal. Concretamente la prueba d carretera d 122km, en la q teníamos q acometer 2 puertos. Lo superamos después d haber entrenado duro. Fue todo un subidon el acabarla, incluso mucho mejor d lo q pensabamos.
Y no contento, 2 meses después m lancé a realizar el camino de santiago (santander-santiago de Compostela)580km en 6 etapas, con alforjas y durmiendo donde se podia. Todo el mundo m preguntaba q había hecho para estar haciendo esta penitencia, yo les contestaba q lo hacia por placer. Para mi fue toda una experiencia.
Recomiendo a todo el mundo probar una bici de piñón fijo, a mi me ha cabiado

6. El mundo de las fixies o bicicletas de piñón fijo. - Ciclismo-Lectura - March 10, 2016

[…] Entrenamiento con fixie […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: